Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La crisis mundial es algo que ha causado estragos en el mundo de los videojuegos, obligando a compañías a fusionarse, a ser absorbidas, o a realizar fuertes reestructuraciones y tomar amargas decisiones para evitar el peor de los casos, desaparecer.

 

Como ejemplo de reestructuraciones, tenemos lo que hemos vivido en los últimos meses con THQ o SEGA, compañías que han tenido que realizar despidos, cerrar sucursales y cancelar muchos nuevos y secretos proyectos, con el fin de centrarse en sus marcas más conocidas, las que les han proporcionado beneficios a lo largo de los años.

 

EA, en este sentido, es una empresa privilegiada, que recortes habrá que tenido que hacer, pero no se ha visto en el caso de las dos desarrolladoras citadas. Su máximo directivo, Patrick Soderlund, ha tenido unas palabras acerca del movimiento anunciado por algunas compañías que han decidido cerrarse en sus marcas existentes, calificándolo de error:

 

“Como fabricantes de juegos, tenemos que trabajar continuamente para poner en marcha nuevas propiedades intelectuales en el mercado. Si pensamos que podemos vivir de nuestras marcas existentes, sólo de ellas, creo que no sólo va a ser costoso, sino un error de corta duración.

Sigo pensando que hay una gran cantidad de jugo creativo en marcas como Battlefield y Need For Speed  y un montón de nuestras franquicias, pero también creo que hay grandes posibilidades para nuevas propiedades intelectuales. Estamos invirtiendo a día de hoy, y verás nuevas IPs y juegos de marcas existentes de EA en el futuro “.

No le quitamos razón, y hay que reconocer que sería un poco desolador ver una nueva generación llena de continuaciones de marcas existentes, sin ni una sola novedad. Aunque tanto SEGA como THQ, se supone que han tomado esta decisión basándose en lo que es mejor para ellas. Esperemos que se recuperen pronto.

 

 

Como usuarios, no le quitamos razón

 

Fuente

 

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas