Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Os  voy a preguntar una cosa a los que vivisteis la era de Nintendo 64: ¿Recordáis el nombre Conker Quest: Twelve Tales? Yo desde luego sí. Lo recuerdo como un videojuego azucarado con una ardilla llamada Conker y su hermana Berry como protagonistas, lo último que iba a lanzar Rare por la época de N64, algo que muchos fans del estudio inglés esperabamos e íbamos a comprar ciegamente.

 

El juego, de hecho, tenía una fecha de lanzamiento extraña, y muchos minoristas españoles “jugaban con los sentimientos” de los jugadores diciendo que ya disponían del juego en sus tiendas… ¿Cuantas veces llamaríamos yo y mis amigos para preguntarles si era cierto que ya tenían Conker Quest?

 

Pero el juego sufrió un cambio radical… Conker, de ser un personaje angelical y meloso, pasó a convertirse en un borracho, ladrón, mentiroso y mal hablado… algo que a muchos usuarios no nos importaba, ¡sólo queríamos jugar a lo nuevo de Rare!

 

Además parecía que la transformación había sido para mejor,  quizás por el cambio de temática a una más adulta (cambió sus doce cuentos por historias sacadas de películas como Matrix o Salvar al Soldado Ryan). Pero parece que a Nintendo si le sentó mal la nueva imagen de la ardilla (que por cierto, ya había hecho aparición en Diddy Kong Racing), tanto como para vetar su lanzamiento en muchas regiones. De hecho en Europa, Conker: Bad Fur Day se distribuyó en unos pocos países de la mano de THQ.

 

La web Not Enough Shaders ha entrevistado a Donnchadh Murphy, ex Rare y uno de los responsables del desarrollo de Conker: Bad Fur Day, sobre el cambio de dirección del videojuego y si Nintendo se opuso realmente a este en el momento de proponerlo:

 

“En esos días Rare era ‘el niño de oro’, así que cuando anunciamos que estábamos cambiando de dirección (de Conker) no hubo objeciones (por parte de Nintendo), ninguna de ningún tipo, que yo sepa. Estuve contento de hacer el cambio porque Twelve Tales (Doce Cuentos), por decirlo educadamente, no era un buen juego. Chris Seavor tomó las riendas de BFD (Bad Fur Day) y lo llevó a una dirección que nadie esperaba.”

 

Lo peor de esta historia, es que muchos nos quedamos sin jugar a uno de los mejores juegos de Rare de todos los tiempos, un juego muy aclamado por la prensa que tuvo la suerte de resucitar de la mano de Microsoft, la actual dueña de Rare.

 

Una imagen de Conker antes de meterse en el alcohol

 

Fuente

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas