Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Recientemente se informó a los medios que una de las fábricas de ensamblaje de Nintendo en Japón, que además trabaja con piezas de Wii U, ha sido afectada por un incendio de magnitud desconocida (no se sabe si se quemó una papelera o toda la nave).

 

David Gibson, un famoso analista que trabaja en Tokyo para el banco australiano Macquarie, alertó a todo el mundo que Nintendo debía reducir su previsión de ventas en un millón de unidades, que son las que dejarían de fabricar a causa de esta catástrofe.

 

Nintendo ha querido frenar este mensaje de alarma creado por el analista, asegurando que no tienen que reducir ningunas previsiones de ventas, puesto que el incidente no ha afectado a la cadena de producción de Wii U.

 

Y así es como acaba otra historia de un futurólogo que ve fuegos donde no los hay.

Si vuestra consola Premium tiene un tono más tostado, ya conocéis el motivo

 

 Fuente

 

 

 

 

2 Respuestas

  1. alias79
    alias79

    Acerca de los medios de prensa y las catástrofes… Contaros una breve anécdota.

    Una vez, en uno de mis anteriores trabajos, teníamos que enviar a un trabajador a una fábrica a hacer unos trabajillos.

    En un momento de la mañana, comenzaron a sonar los teléfonos de la oficina sin parar… Eran otros trabajadores que se habían enterado que la fábrica estaba en llamas (teníamos bastante personal), y sabían que uno de sus compañeros estaba allí… La noticia se había extendido como la pólvora por toda la ciudad.

    Llamamos y llamamos a este trabajador. No cogía el teléfono… En la fábrica tampoco… La radio no paraba de hablar del incidente, y claro, nosotros teníamos la incertidumbre de que no podíamos hablar con nuestro compañero.

    Pero al final, conseguimos hablar con nuestro trabajador: se le había terminado la batería del móvil… nos llamó desde la fábrica, y nos pasó con los responsables… Todo había sido exagerado… Se habían prendido fuego unos plásticos, que hacen un humo negro muy feo, pero enseguida lo controlaron y no se había quemado absolutamente nada más.

    ¿Por qué no podíamos hablar con la fábrica por teléfono? De tantas llamadas que habían recibido para ver como estaban, ya decidieron desconectar los teléfonos…

    La anécdota que quiero dejar clara es que el fuego + los medios de prensa en busca de un gran titular, puede ser igual a exageración como una catedral… Ya se preocupan ellos de tomar la foto desde el mejor ángulo, para que una cerilla parezca un volcán.

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas