Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

A finales de noviembre, pudimos leer unos comentarios de Oles Shishkovtsov, máximo responsable de tecnología en el proyecto Metro: Last Light, que se refería a Wii U como una consola con una “CPU lenta y horrible”.

 

Estas palabras suscitaron todo tipo de comentarios por toda la red durante un tiempo, hasta que el jefe de comunicaciones de THQ, Huw Beynon, trató de suavizar las declaraciones de Shishkovtsov dejando claro que podrían incluso hacer correr una versión del juego en la plataforma que se propusiesen.

 

De nuevo, Beynon salta a los medios para aclarar que la experiencia del equipo de Metro: Last Light se tomó en base a los primeros kits de desarrollo de Wii U, por lo que se entiende que los polémicos comentarios no harían justicia al hardware final:

 

“Tomad todos los comentarios que nos han sido atribuidos y añadidles una pizca de sal. Ciertamente no fueron basados en ningún tipo de análisis del hardware final.

Nuestra visión sobre Wii U fue en base a un acercamiento muy temprano sobre unos tempranos kits. Trabajamos algo sobre ellos, pero tomamos una decisión muy prematura basada en que no íbamos a destinar recursos adicionales a la misma. Así que sí, no fuimos demasiado lejos.”

 

¿Argumentaciones para tratar de volver a abrir puertas? Sea como sea, por el momento a Wii U se le ha escapado el Metro.

 

Metro Last Light 21-11

 

Fuente

 

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas