Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Otro titular extraño para un día en el que muchos no sabréis si creeros lo que estáis leyendo… ¡pero se trata de una historia totalmente real!

 

El pasado 25 de diciembre, Braydon Giles, de cinco años de edad y natural de Colorado, desenvolvió su regalo de Navidad traído por Santa Claus para comprobar con ilusión que se trataba de la 3DS que tanto deseaba.

 

La sorpresa llegó cuando el niño entró en la aplicación fotográfica de 3DS, donde se encontró material pornográfico entre las fotos que incluía la consola en la tarjeta SD de la misma.

 

Entre lágrimas, el padre del niño cuenta que no esperaba encontrarse con este problema cuando compró la consola de segunda mano en una tienda de la cadena GameStop, y que contactó inmediatamente con el comercio para expresarles su indignación por lo ocurrido.

 

Podéis ver la noticia original, emitida en la NBC, en el siguiente vídeo:

 

 

Fuente

 

 

 

 

4 Respuestas

  1. Pruebeitor

    Como padre, yo también estaría enfurecido si me pasara algo así. Las tiendas deberían de comprobar que no quedan residuos del anterior dueño antes de vender algo de segunda mano.

    Menos mal que el padre no le dijo al niño “Hijo mío, te estás haciendo mayor y responsable, así que te tengo preparado un regalo especial…” (esto ya desde el cachondeo, claro, jejeje)

  2. Shadows_killer
    Shadows_killer

    No puedo ver el video, al parecer por problemas de mi actualización de flashplayer, la que venía con el navegador (no es chrome, pero… casi).
    La verdad es que no sé si reír o llorar:
    por un lado es gracioso el hecho en sí, no sé, resulta curioso que un niño de 5 años acabe con eso en sus manos, pero me parece fatal que en GameStop, que muchas veces llevan a cabo comprobaciones para saber si la consola estaba o no pirateada, no vigilen estas cosas… me parece fatal, si compras algo de segunda mano y te pasa esto… yo no tocaría mucho la consola 😛

  3. carlosq34

    Yo creo que es una noticia demasiado amarillista (por parte de la NBC) que si, que un niño comprueba que tiene porno en su consola, se borra y listo, no le va a suponer ningún trauma ni nada, habría que saber en cuestión de que tipo de imágenes se trataba. No veo que haya que darle tanta importancia y menos llorar y eso. En fin, llamadme insensible

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas