Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Se puede decir que consejeros no les faltan. Infinidad de analistas, especialistas de mercado, e incluso algunos inversores que instan a Nintendo a desarrollar para otras plataformas de su propia competencia, para salir adelante en el mercado. No se paran a ver o pensar que esta compañía lleva haciendo lo que hace desde hace muchos años, que han pasado por baches enormes y siempre han salido adelante precisamente por una cosa; son únicos, y perder lo que te hace especial, en un mercado tan voraz como este, es el primer paso para dejar de serlo.

 

En esta ocasión, Satoru Iwata explica de nuevo su compromiso con la marca a largo plazo. No se preocupa de obtener beneficios instantáneos, sino de preservar eso que siempre ha caracterizado a Nintendo y les ha proporcionado su identidad propia, “sus más valiosos recursos”, las franquicias de Nintendo.

 

“Si tuviera que asumir la responsabilidad de la empresa solamente durante los próximos uno o dos años, y si no estuviera preocupado en absoluto por el futuro a largo plazo de Nintendo, podría tener sentido para nosotros ofrecer nuestras franquicias importantes a otras plataformas, y entonces podríamos ser capaces de obtener algún beneficio a corto plazo. Sin embargo, realmente el futuro a largo plazo de Nintendo me preocupa mucho, así que en absoluto, nunca pensaré en ofrecer nuestros más valiosos recursos a otras plataformas.

 

Lo que creo es que Nintendo es una compañía muy especial, que crea su negocio diseñando e introduciendo personas dedicadas al hardware y software, y mediante su integración, podemos ser únicos. Y porque tenemos desarrolladores de hardware y software en el mismo edificio, que se estimulan unos a otros.

 

Ese tipo de condiciones nos han permitido a crear algo que ninguna otra empresa puede crear. Ese tipo de valores están ahí, detrás del hecho de que existe un gran número de franquicias de Nintendo, y esas grandes franquicias siempre brillan para personas de todo el mundo.”

 

Y por mucho que le pese a los detractores de Iwata, espero y deseo que su relevo esté a un lejano, pues la persona que recoja algún día la batuta podría tener otro tipo de intenciones más lucrativas a corto plazo; los inversores quieren siempre lo mismo. Beneficios, y más beneficios. No recuerdan los tiempos de gloria, o que una decisión, digamos, “no popular”, que lleve a la compañía por un camino largo y posiblemente tortuoso, puede ser al final la única acertada. Pero para eso, hay que ser paciente.

 

No se puede negar que Iwata se atreve con todo

Fuente

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas