Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los jugadores de anteriores Call of Duty no estuvieron muy contentos con la conectividad que se ofrecía en las sesiones online, por lo que creadores de Ghosts se están empleando a fondo para ofrecer una mejor solución a este tema, que pasará por la utilización de servidores dedicados.

 

El uso de estos servidores, confirmado hasta ahora para la versión Xbox One, parece que ahora va a ser común a todas las plataformas, o eso se deduce de las palabras del productor ejecutivo de Call of Duty: Ghosts, Mark Rubin, quien asegura que las plataformas de actual y nueva generación disfrutarán del mismo tratamiento:

 

“Quería ofrecer una rápida actualización de algunos de los trabajos que se han hecho para mejorar la experiencia online para todos. Ya hemos mencionado la existencia de servidores dedicados como parte del plan general para mejorar la conectividad. Los servidores dedicados de Ghosts se utilizarán con la generación actual, la próxima generación y PC. Y, con el fin de asegurarnos de que la gente tenga la mejor experiencia posible independientemente de cada plataforma, su ubicación o conexión, Ghosts utilizará un sistema híbrido de servidores dedicados y servidores de escucha.

Así que no importará donde te encuentres, el juego siempre tratará de darte el mejor rendimiento online posible. También hay algo de nueva gran tecnología en el sistema de matchmaking que colocará a los jugadores en las partidas que tienen el mejor rendimiento de conectividad global combinada. Otra vez comentamos que estas son sólo algunas de las cosas que se están haciendo en Call of Duty: Ghosts para ofrecer a los jugadores una gran experiencia online. No puedo esperar a veros a todos online”.

 

No hay motivos para pensar que se excluya a Wii U o a cualquier otra plataforma de este tratamiento, por lo que esperamos ansiosos ver que tal funciona el multiplayer online en la consola de Nintendo.

 

1308-20 Call of Duty Ghosts Retoc

Fuente 1

Fuente 2

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas