Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Durante el mes de mayo escuchamos que Spike Chunsoft estaba a la búsqueda de encontrar un socio que ayudaría a traer su Attack on Titan: The Last Wings of Mankind de Nintendo 3DS a Occidente. Pero parece que las ansias de sus autores por crear algo que cumpliera las expectativas no llegaron a convencer a Bandai Namco, pues según se dice echaron por tierra un acuerdo para llevar a Europa y América el título basado en el famoso anime y manga, por no ser todo lo bueno que debería haber sido. Esta información ha sido proporcionada por un portavoz de Bandai Namco a un medio que asistió a un reciente evento de prensa (ver comentarios en esta noticia).

 

Os seré sincero. Pese a la puntuación bastante aceptable que recibió por parte de la revista Famitsu (un 30/40), a partir del momento en el que se fueron mostrando las primeras imágenes y posteriormente el juego en movimiento… el encanto para mi desapareció. Parecía el típico juego destinado a aprovechar un filón, sin que muchas cosas importaran por el camino.

 

Por otro lado, Bandai Namco estaría más que satisfecha con las ventas del crossover de franquicias de Namco, Capcom y Sega, Project X Zone. En el mismo evento se habría dicho que este juego programado por Monolith Soft consiguió vender en Occidente (pese a su lanzamiento en Europa exclusivamente en formato digital) unas 10 veces más de lo esperado. ¿Supone esto que podría haber una secuela? Lamentablemente, sabemos que en Japón vendió muy poco, y justamente allí es donde hay que mirar para conocer las posibilidades para que esto suceda.

 

Fuente

2 Respuestas

  1. alias79
    alias79

    Acerca de esa anotación “ver comentarios en la noticia”, me refiero a que se han hecho eco varios medios extranjeros conocidos, pero la fuente, sin embargo, no es conocida. De ahí a que no lo demos por confirmado al 100%. Tampoco sabemos quien era el portavoz de Bandai Namco, y hasta que punto tenía autoridad para afirmar cualquier cosa.

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas