Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Super Smash Bros. es una saga que rinde tributo al pasado de Nintendo, incluso al más recóndito e inexplorado. Y como ejemplo de ello tenemos al Príncipe del Reino de Sablé perteneciente al juego de Game Boy Kaeru no Tame ni Kane wa Naru, un título que no salió de Japón en su día, y del que podrán conocer su existencia los jugadores de Super Smash Bros.. Al menos, los de la versión Nintendo 3DS de este título.

 

1408-04 Sablé Prince Smash Bros. 01

“Foto del día. En esta entrega de Smash Bros., ¡este pequeño tipo también hará acto de aparición! Yo… no sé su nombre, pero él es el Príncipe de Reino Sablé. Pertenece al juego de Game Boy Kaeru no Tame ni Kane wa Naru (que se traduciría como La Rana por la que Doblan las Campanas), que fue lanzado exclusivamente en Japón.

 

1408-04 Sablé Prince Smash Bros. 02

 

“Aquí tenemos el trofeo de Principe de Sablé. Él se transforma en una serpiente o en una rana, pudiendo asestar múltiples ataques contra cualquier oponente al que atrape. Ataca a tus enemigos cuando estén atrapados en su nube de polvo.”

 

Eso sí, no descartes la aparición de este ayudante y correspondiente trofeo en la versión Wii U, puesto que Sakurai hoy no ha mencionado nada sobre que este contenido sea exclusivo de la versión para Nintendo 3DS.

 

Como extra, hoy os contaremos algo relacionado con la participación de Pac-Man en Super Smash Bros., y es que resulta que Shigeru Miyamoto ya preguntó por la inclusión del famoso Comecocos en Super Smash Bros. Brawl de Wii. Por aquel entonces, Sakurai se imaginó una pizza a la que le falta una porción en su videojuego, y pensó para sí mismo que no era posible hacer algo así. Ocho años más tarde, esto se ha hecho realidad, quizás por la colaboración con Bandai Namco a la hora de desarrollar esta última entrega. Sakurai menciona que era algo lógico incluir un personaje de dicha compañía, y que Pac-Man, de hecho, era el más icónico. Y ahí lo tenemos.

 

Fuente 1

Fuente 2

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas