Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Suena ideal, ¿no? Utilizar la potencia de un servidor en la nube para ejecutar un videojuego que técnicamente no sería capaz de correr bajo el hardware de la actual Nintendo 3DS. En eso consiste la versión 3DS de Dragon Quest X; la consola básicamente se encarga de mostrar los gráficos en pantalla, recibirlos vía online desde el servidor, y enviar las entradas de control que dicte el usuario en todo momento.

 

 

Pues sí, suena ideal, pero muchos problemas pueden surgir por el camino con la tecnología y medios actuales. Por ejemplo, que el propio usuario no disponga de mucha cobertura, o bien que el servidor se sature tratando de dar servicio online a numerosas 3DS, produciendo un lag insufrible, caídas, y demás que destrozarían lo que debería ser una experiencia de juego agradable. Todo esto, en teoría, fue previsto por Square Enix. De hecho, la versión smarthphone corre bajo la misma tecnología, GameCloud de la compañía nipona Ubitus. Ya estaba más que probado.

 

1407-08 Dragon Quest X Boxart 3DS

 

El caso es que se dice que Dragon Quest X para 3DS se vendió bastante bien durante su lanzamiento, es decir, el fin de semana pasado. Tanto, que los jugadores de este MMORPG están experimentando penalidades a la hora de disfrutar del juego. Para tratar de solucionar el problema, Square Enix ha suspendido la distribución de la versión física (que sólo incluía un código de descarga de la eShop dentro de la caja), y ha bloqueado la posibilidad de compra desde la eShop, hasta nuevo aviso.

 

Posiblemente en estos momentos se estén preocupando de proporcionar más recursos a los servidores, a la espera de volver a abrir las posibilidades de nuevas ventas de la versión 3DS. Es cuestión de eso, recursos, pues los otros problemas que plantea esta tecnología ya son por parte del usuario, más que nada, una buena conexión a Internet sin cortes.

 

Fuente

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas