Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Cuando New 3DS fue anunciada en Japón, nos quedamos durante días expectantes ante el correspondiente y consecuente anuncio occidental… que jamás se produjo, si no tenemos en cuenta el territorio australiano. Era fácil imaginarse los motivos para ello… Una nueva consola en el mercado… ¿acompañada de qué juego para promocionarla?

 

Sí, por supuesto, están Super Smash Bros. for 3DS, disponible desde principios de octubre, y sí, Pokémon Rubí Omega – Zafiro Alfa, un título que no hará necesario para nada disponer de una New 3DS. Por ejemplo, el 3D mejorado de la portátil, sólo podrá ser utilizado en este juego durante las batallas. Pero ponerte a pensar que 3DS no tiene juegos como para vender máquinas, es tirar piedras a las posibilidades de ventas de la familia 3DS durante la inminente campaña navideña. Bueno, que la gente sepa que New 3DS está en camino, seguro que ya de por sí ha afectado.

 

El caso es que lanzar una consola sin juegos que la apoyen no es la mejor de las estrategias. En Japón, diversos títulos utilizarán algunas de las funciones de New 3DS, como el control mejorado que aporta el denominado Stick-C. Pero, a parte de disponer de software que apoye las, hasta cierto punto, características exclusivas de la portátil, era completamente necesario lanzar un nuevo sistema. Es algo que os advertimos un mes antes de que se produjera el anuncio; las ventas de hardware de 3DS se habían ralentizado, no se vendían máquinas ni sacando super ventas como Yokai Watch 2, capaces de colocar millones de piezas de software en un sólo día.

 

Y de todo esto, es de lo que habla Satoru Iwata en las siguientes declaraciones, ofrecidas tras la presentación de resultados del último trimestre:

 

“En lo que respecta a los mercados extranjeros [fuera de Japón], no planeamos lanzar New Nintendo 3DS/3DS XL en EE.UU. o en Europa durante este año. Además, sólo hay un par títulos importantes, Super Smash Bros. for 3DS y Pokémon Omega Rubí y Pokémon Zafiro Alfa. En el extranjero no hay franquicias planeadas para este año como Yokai Watch o Monster Hunter 4 Ultimate. Basándonos en estas observaciones, alguien podría preguntarse si, además del mercado doméstico, las ventas de Nintendo 3DS serán realmente capaces impulsarse en los mercados extranjeros.

 

Los mercados del extranjero son diferentes al mercado japonés, tanto en sus marcos de popularización de Nintendo 3DS, como sus características de mercado. El marco de popularización de Nintendo 3DS significa el momento en el que conseguimos convertir el potencial poder de compra en ventas reales del producto en un mercado. En Japón, el número total de ventas de Nintendo 3DS casi ha alcanzado los 17 millones en tres años y medio desde su lanzamiento. Son casi las mismass ventas de toda la vida de GameBoy Advance, lanzada en 2001, lo que implica que es razonable que las ventas de Nintendo 3DS han estado moviendo de forma más lenta en el mercado japonés. Esa es una de las razones que necesitábamos para lanzar una nueva 3DS/ 3DS XL al mercado durante el presente año. Por contra y a pesar de ello, las cifras de ventas acumuladas de Nintendo 3DS o 3DS XL  en los EE.UU. o Europa no han sido mayores que en Japón, basándonos en el rendimiento histórico, el mayor potencial de las ventas. En resumen, Nintendo 3DS se encuentra todavía en un marco más temprano de popularización en estos dos mercados.

 

Además, la diferencia en cuestiones de características de mercado se presenta en el ritmo de ventas de software. En el mercado japonés, hardware y software tienden a vender durante un corto período de tiempo, algo que viene acompañado de una rápida propagación de la información sobre ellos. Por otro lado, en EE.UU. y Europa los juegos fuertemente aclamados probablemente sean vendidos durante mucho tiempo.”

 

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas