Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Muchos los alaban, otros los odian, lo que queda claro es que los conocidos como speedrunners no dejan indiferente a nadie. ¿Qué son? jugadores, jugadores que son capaces de destripar un juego y aprendérselo de memoria de tal forma que logran completarlo en tiempos inimaginables e imposibles para un mortal común.

 

¿Y por qué me habláis de esto?, os preguntaréis. Pues bien, como sabréis, desde hace unos días se está celebrando la Awesome Games Done Quick, un evento cuyo objetivo no es otro que recaudar fondos para la Asociación de Prevención del Cáncer, algo digno de admiración. ¿Y qué hacen para recaudar fondos?, ahí es donde entran los citados velocistas del videojuego. Durante estos días muchos han mostrado sus dotes a los mandos en directo mientras hacían gala de esta curiosa habilidad para pasarse juegos en un suspiro.

 

Hay tiempos realmente impactantes, pero el que os traemos es, sin duda, para quitarse el sombrero y aplaudir hasta que duelan las manos. El jugador Werster ha logrado llegar al final de Pokémon Azul en tan solo 21 minutos. Si, si, 21 minutos en los que, a base de romper el juego de mil formas diferentes -atravesando paredes, peleando contra MissingNo y demás peripecias- logra llegar al Hall de la Fama para dejar su impronta como el mejor, y menos luchador, entrenador Pokémon de todo Kanto.

 

Una gesta digna de mención y más digna aún de ver. Por eso, a continuación os dejamos el vídeo con su partida para que podáis contemplar con vuestros propios ojos cómo se maneja este jugador.

 

 

Qué, ¿os animáis a batir su marca?

Una Respuesta

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas