Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

VD-Dev es un pequeñísimo estudio de tres componentes, apenas conocidos, pero de sobra curtidos en cuanto a juegos de acción para portátiles de Nintendo. Sus dos últimas obras son Driv3r para Game Boy Advance y C.O.P. The Recruit para Nintendo DS, dos juegos que supusieron un hito técnico en sus consolas al ofrecer un mundo abierto, grande y generosamente detallado en auténticas 3D jugables. Se trataba de ofrecer la auténtica experiencia GTA de una consola de sobremesa a la pequeña pantalla. Desgraciadamente, tal encomiable logro técnico dejaba poco espacio para la innovación, quedándose en juegos fachada con poco que ofrecer a un género, en otras consolas, muy trillado.

 

IronFall: Invasion, su nueva obra para Nintendo 3DS, repite la historia, aunque desde otro enfoque. Nos encontramos ante un shooter en tercera persona aspirante a replicar, una alternativa portátil a experiencias más abundantes en plataformas domésticas, “tipo” Gears of War (por supuesto, salvando las distancias). El resultado ha sido el habitual: una auténtica bestia gráfica al servicio de un juego simplón y sin personalidad alguna.

 

Multijugador

 

El juego se divide en dos partes: campaña y multijugador. El programa es gratuito y presenta el primer nivel de la campaña y un mapa del multijugador (que admite online), y ambos modos pueden comprarse por separado por 9,99 euros. El pack completo son 19,99 euros y da acceso a una gramola para escuchar las horribles melodías del título. Como punto de partida, la decisión de ofrecerlo de esta manera es muy agradecida, ya que nadie tiene excusa para, al menos, echarle un vistazo (y toparse con contenido gratuito en la eShop es muy raro). No obstante, también es muy arriesgada comercialmente y atañe un gran problema, y es que, cuando casi todo el mundo juega a la versión gratuita, los modos de juego multijugador de pago (cinco mapas extra, combates por equipos y por apuestas), permanecen casi vacíos. Pagar diez euros por el multijugador completo, aunque da acceso a más armas, es arriesgarse a jugar casi siempre en el mismo mapa contras los mismos personajes con las mismas armas, si bien es cierto que añade un modo supervivencia (más bien contrarreloj) bastante apañao para jugar en modo individual.

 

1502-10 IronFall Invasion 02

 

Dicho esto, el modo multijugador está bien conseguido. Ofrece juego tanto online como local, la conexión es muy estable, mantiene 60 fps si se juega sin el 3D y ofrece ocho armas y seis skins disponibles. El juego es frenético y más o menos divertido, pero desgraciadamente, no ofrece ningún aliciente para seguir jugando más allá de subir de ranking, que se puede compartir con otros usuarios vía StreetPass. Además, el sistema de matchmaking disuelve la partida al finalizar, y volver a encontrar partida, aunque ahora mismo no es difícil, sí rompe el ritmo.

 

Campaña

 

El modo campaña es aún más irregular. Se compone de once niveles pasilleros muy lineales, en los que el objetivo no es otro que avanzar por el único camino disponible, destruir a todos los enemigos, lo que activará el script para poder avanzar hacia la siguiente sala, y así sucesivamente.

Nuestros adversarios son clónicos, responden a los mismos patrones y no actuarán de forma inusual, que pueda llegar a sorprender al jugador. De los seis tipos que hay, sólo uno de ellos presenta un desafío, y es por una resistencia mayor de lo habitual. Todos son eliminados de la misma forma, disparando más o menos balas sin importar donde acertemos, impidiendo cualquier atisbo de creatividad o precisión en el jugador debido, también, a lo limitado del personaje.

 

1502-10 IronFall Invasion 01

 

Durante la historia, el personaje principal, Jim, irá recogiendo distintas armas, de distinto alcance o fuerza, pero ninguna supondrá ningún cambio significativo en la mecánica. Lo que es peor, las acciones del jugador se limitan a caminar, esprintar, apuntar, disparar y esconderse en coberturas. No hay armas arrojadizas, ni ataques cuerpo a cuerpo, ni la opción de agacharse y hacer uso del sigilo, a pesar de que el juego claramente da pie a ello en los niveles donde controlamos a Sam, un personaje que solo maneja una pistola. Incluso en esas situaciones, donde la munición es escasa e insuficiente para combatir al enemigo, el IronFall: Invasion sólo permitirá el ataque directo o, en su defecto, correr hasta el objetivo alertando al enemigo, que, en cualquier caso, no supondrá mayor problema debido a su nula inteligencia artificial.

 

De vez en cuando aparecerá algún puzle que hará uso de la pantalla táctil. Hay alguno interesante, pero no por ello deja de ser evidente su naturaleza de relleno apresurado y poco imaginativo para cambiar la mecánica un rato. Tampoco hay alicientes para explorar los escenarios, ya que todo lo importante aparecerá horriblemente “escriptado” y la munición está repartida de forma muy generosa por el escenario y enemigos sin ni siquiera justificación argumental (¿un enemigo que usa una ametralladora dejando cartuchos de escopeta? ¿Por qué no?).

 

Presentación

 

Una campaña floja (además de corta y poco variada: cinco horas repartidas en muy pocos escenarios) puede llegar a justificarse si su historia o ambientación es buena. Este no es el caso. Una valoración objetiva sería decir que es genérico. La historia es tan anecdótica y denota tanta falta de creatividad que roza lo irrisorio. Los diseños de los personajes y enemigos, más allá de las carencias técnicas de la consola, son una amalgama monumental de elementos y clichés de decenas de producciones similares con un finísimo filtro diferenciador. El tipo duro armado hasta los dientes de cualquier Gears of Wars, la invasión alienígena de Independence Day (con escenarios que parecen calcados a varias escenas de la película, como el desierto), los robots de Terminator y Robocop, la base científica secreta tomada por los aliens de… ¿Half Life?

 

1502-10 IronFall Invasion 05

 

IronFall: Invasion toma tantas cosas prestadas de tantos lugares que resulta difícil, casi imposible, encontrar algo verdaderamente único, algo que haga recordar el juego una vez se apague la consola. Absolutamente todo el apartado artístico resulta fallido. Y eso no es ni siquiera lo más grave del asunto. El colmo es que más allá de lo sonrojante de los diálogos o lo intrascendente de la historia, es que solo está por cumplir, y se nota muchísimo. No ha habido ningún esfuerzo por introducir al jugador de la campaña en la trama, en presentar propiamente a los personajes para que se pueda producir, al menos, una mínima conexión con lo que uno está controlando. Tampoco conocemos a los aliens, ni de dónde vienen, ni cuáles son sus intenciones, con lo que tampoco despertamos ningún interés especial en matarlos. No hay prólogo que indique, aunque sea a grandes rasgos, los antecedentes de los acontecimientos, ni, lo peor de todo, por qué los hechos que el jugador va a vivir son transcendentales y merecen de su tiempo para ser superados. Si eso lo juntamos con la simplísima jugabilidad ya mencionada, ofrece muy poca motivación para ser jugado. Si no eres muy exigente, o simplemente quieres un entretenimiento para desconectar el cerebro (pero desconectar, desconectar, ¿eh?), las cinco horas de campaña pueden resultarte entretenidas.

 

Como aspecto positivo, disfrutar de un juego así en una 3DS tiene un plus muy importante, y es que no solo no hay (ni habrá) ningún equivalente en su catálogo, sino que además se adapta bien a la portátil… más o menos.

 

Gráficos y controles

 

Aún no hemos comentado el elemento más destacado del juego, y es su aspecto gráfico. De los tres años que ha estado en desarrollo, la mayor parte de los esfuerzos se destinaron a crear el motor gráfico, y los resultados son excepcionales. VD-Dev ya nos sorprendió en anteriores ocasiones con los gráficos de sus juegos portátiles, y con IronFall: Invasion lo vuelven a hacer. El título luce de maravilla, con entornos muy detallados (aunque estáticos, sin elementos destructibles o interactuables), y efectos de luz sorprendentes para la consola. Además, con el 3D apagado alcanza unos notables 60 fps. Aunque, se juegue como se juegue, es un auténtico espectáculo visual y uno de los techos gráficos de la consola.

 

1311-03 IronFall 3DS

Una de las primeras capturas mostradas del título, luciendo motor gráfico. Aunque todo el escenario sea totalmente indestructible…

 

Si se juega en New 3DS hace uso del C-Stick y resulta bastante cómodo y preciso (excepto cuando se desincroniza, pero eso ya es asunto de la consola), aunque también admite el Circle Pad Pro. Si no se dispone de ellos, también permite clásico control de apuntado con la táctil… y ya. Es la única forma alternativa de control. Nada de usar los botones frontales para mover la cámara… o al personaje. Esto es inexplicable e inadmisible. Si eres zurdo y no tienes New 3DS o Circle Pad Pro, el juego no permite un control alternativo adaptado, que es tan fácil como usar A,B,X,Y para moverte y diparar con R. Imagínate la cara que se te quedaría si fueras zurdo y no tuvieras ni el periférico ni la nueva consola, al darte cuenta que te va a resultar físicamente imposible jugar.

 

Conclusión

 

Esta clase de detalles lastran a IronFall: Invasion de una manera increíble. Podemos llegar a entender que la jugabilidad sea limitada, quizás también porque la consola no está preparada, pero que su envoltorio resulte tan banal, pobre, arrastre tanta desgana, y con carencias tan gordas como las comentadas, rozan lo permisible. El juego merece la pena únicamente por la consola en la que está. El no haber alternativas hace que los errores no se tengan tanto en cuenta y se disfrute más de sus aciertos, como el multijugador o algún momento puntual en la historia. Y siempre es atractivo jugar a algo tan visualmente espectacular en la consola, pero poco más. El hecho de que el título se ofrezca gratuitamente es un detalle muy apreciable por parte de sus creadores, que sin duda lo acercará a muchos más usuarios, pero a la larga les pasará factura. Que la campaña sea tan sosa (y eso se puede apreciar en el primer nivel demo), y que casi toda la acción multijugador se juegue en el terreno gratuito, hace poco rentable el conjunto. El trabajo técnico de los chicos de Vd-Dev es excelente, pero en el resto se han quedado muy por debajo de las circunstancias.

Analizamos IronFall: Invasion. Una maravilla gráfica no correspondida
Una bestia gráfica que exprime a tope las capacidades técnicas de la consola, pero que no da la talla en el resto. Jugablemente es muy limitado, y tanto la historia como el apartado artístico son tan mediocres como olvidables. Sin duda, merece un vistazo, y rebajando las expectativas puede resultar entretenido, pero aún así se queda a medio fuelle.
Historia20%
Gráficos90%
Sonido40%
Jugabilidad55%
Duración55%
PROS
  • Presenta un apatado gráfico de lujo, los famosos 60 fps incluidos.
  • Dentro de lo que cabe, es completo: modo campaña, desafíos y multi local y online bastante solvente.
  • A veces, disparar sin pensar es entretenido, sobre todo si no hay alternativas en la consola. El hecho de ser gratis le da vidilla al multi...
CONTRAS
  • ... lo que hace que pagar por la versión completa, cuando toda la acción está en el apartado gratuito, sea difícil de renatabilizar.
  • Paupérrimo diseño de niveles: es la jugabilidad típica del género reducida a la mínima expresión.
  • Más allá de los gráficos, el aspecto del título arrastra un tufo a desgana y cumplir por cumplir demasiado fuerte. Es un juego sin personalidad.
52%Nota Final
Puntuación de los lectores: (10 Votes)
57%

2 Respuestas

  1. Kinstorm

    Después de entender los controles básicos en la campaña me puse a probar en el multijugador, y no se si era por que era demasiado mancazo pero me pareció totalmente un pay to win, para matar a alguien con el arma básica tenia que dispararle durante 4-5 segundos y ellos en dos disparos con armas especiales me mataban xD Se podría decir que es una experiencia única, lo pruebas y lo desinstalas.

    Solo recomendaría instalarlo si te da curiosidad como demo técnica de la consola, si quieres un shooter pillate el RE: Revelations o el Metal Gear Solid 3. Y si buscas un free to play decente a por el Steel Driver.

  2. Ingus

    No podría estar más de acuerdo con lo que aquí se menciona. No he comprado el juego, sólo he jugado a la demo. 5 minutos duró el juego puesto y 7 duró instalado, pues ese sistema de control acabó con mi paciencia… El hecho de tener que controlar la cámara con la táctil me imposibilitó poder jugar en condiciones. Es una pena porque el juego tiene muy buen pinta con ese apartado gráfico. Me alegro de haberme bajado la demo y leer este análisis antes de comprar el juego.

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas