Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Super Mario Bros., uno de los títulos más adictivos de la historia, sólo necesitaba dos botones y una cruceta digital para mantenernos pegados a la consola durante incontables horas. Otros videojuegos ni si quiera necesitaban de tantos controles para conseguir más o menos los mismos resultados. Y es que un mando de NES no contaba con más botones, y no por ello entonces era menos divertido jugar.

 

Los tiempos han cambiado, los videojuegos han evolucionado en muchos sentidos, y lo mismo ha ocurrido con las opciones de control. Es probable que un jugador de aquellos días no habría sabido que hacer si de buenas y primeras le soltáramos un mando de hoy. Pero bueno, quedémonos con el concepto de que más botones no significa más divertido.

 

Y en esto se basó, en parte los chicos de Yacht Club para crear la base de la jugabilidad de su primer título lanzado al mercado. El éxitoso Shovel Knight, un título aclamado por medios y público que ha sabido traer de vuelta la jugabilidad de aquellos días, haciéndola atractiva para jugadores de hoy. El secreto fue construir la complejidad de este plataformas a partir de un esquema de control que los más veteranos se conocen de sobra.

“Echamos un vistazo a los juegos que fueron lanzados en ese momento. Eran increíblemente complicados, aunque no necesariamente en el mal sentido. En GTA cuentas con todos esos medios de  transporte y todos se controlan de manera diferente. Lo atractivo para nosotros era regresar a un juego que tuviera un tipo de mecánica y utilizara dos botones, construyendo la complejidad a partir de ahí.”

 

Pero más allá de eso, Shovel Knight es como es porque seguro que sus creadores son fans de aquellos tiempos en los que un puñado de píxeles, dos botones y una cruceta, eran más que suficientes para sumergirnos en la más profunda de las aventuras.

Fuente

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas