Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Mi primer juego de NES fue The Adventures of Bayou Billy, una especie de Cocodrilo Dundee metido en un embrollo muy a lo Double Dragon, que me hizo conocer por primera vez ese mítico sonido de pausa que acompañaba a los títulos de Konami. Desde entonces, y gracias a muchas series de esta compañía nipona, siempre me confesé un fiel seguidor de ella. Castlevania o Gambare Goemon están muy arraigados en mi corazón, por lo que escuchar sobre el peligro de que Konami desparezca… en parte me duele en el alma.

 

Pero, ¿Konami va a desaparecer? ¡Paremos el carro! Primero, lo que se sabe: la compañía ha comunicado que el 24 de abril solicitó por voluntad propia salir de la Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange), sin comentar más sobre este movimiento y lo que supondrá, mientras que por otro lado aseguran que pronto ofrecerán información en inglés sobre su situación financiera y otros temas relacionados con la misma. Desde luego, no pinta bien.

 

1503-19 Kojima se nos va 03

 

Cuando el río suena… a veces no sabes que es lo que lleva. Recordarás hace poco como el nombre de Hideo Kojima aparecía en todos los medios envuelto de todo tipo de rumores. Que si se iba de Konami… que si lo habían despedido… ¿Podría ser simplemente que el japonés hubiera abandonado el barco antes de que se hundiera? Es pronto para sacar conclusiones, por lo que habrá que esperar para que toda esta niebla se disipe.

1504-27 Konami Logo Antiguo

Dejando a un lado todo esto, hace un tiempo que vengo diciendo “Konami, ¡ay Konami! Quién te ha visto, y quién te ve…”. Personalmente, no la reconozco. No es la grande que peleaba por hacerse un hueco en el mercado junto a las otras grandes desarrolladoras niponas. Sus sagas más emblemáticas o están olvidadas o completamente irreconocibles. Hace mucho que decidió dar de lado a Nintendo y apoyar al resto de sobremesas con todo lo que tenía, y no digo que este haya sido el desencadenante de la situación a la que ha llegado en los últimos años, pero sí es doloroso ver en lo que se han convertido cuando la receta para volver a la gloria estaba tan al alcance de su mano: mirar hacia atrás, ver quien era, sacar pecho y continuar hacia el futuro.

 

Fuente

 

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas