Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El medio Nintendo Life ha podido echarle el guante a los tres primeros mundos de Yoshi´s Woolly World para Wii U, el primer juego de plataformas de Yoshi para una consola de sobremesa desde Yoshi´s Story de N64 en el año 1997. Aunque el dino se ha dejado ver mucho en portátiles, con secuelas más conservadoras de Yoshi´s Island para DS y 3DS, y algunas innovaciones que no terminaron de cuajar, como Touch and Go! de DS o Universal Gravitation de GBA, esta nueva aventura se siente como el verdadero regreso del glotón a su género estrella, y esta vez, sin la ayuda de Mario. Los bebés desaparecen y el control recae en exclusiva sobre el dinosaurio, aunque esta vez, las cosas son un poco diferentes.

 

1406-10 Yoshi's Woolly World

 

Kirby’s Epic Yarn no fue el primero en lucir una estética lanuda. De hecho, el propio Yoshi´s Story ya presumía de un mundo hecho con tela, aunque con la nueva entrega de la sobremesa de la Gran N, el concepto se lleva a un nuevo nivel. No solo todo el escenario está hecho de lana, y las plataformas pendientes (literalmente) de hilos, sino que nuestro protagonista también se transforma en un adorable peluche, lo que afecta a la jugabilidad de dos maneras. Primero, podrá usar su lengua para desenrollar partes del escenario que en un principio estaban cosidas. Además, en vez de huevos lanzará ovillos de lana que puede hacer para atar a los enemigos o para desenrollarlos, creando así nuevas plataformas. Y segundo, Yoshi y todo lo que le rodea es tan, pero tan tan mono, que perderás varias vidas al quedarte embobado viendo su mundo. Garantizado. No en vano, la dificultad parece haber incrementado, y ni siquiera el nuevo Mellow Mode (Modo Relajado), que da a Yoshi alitas para flotar sobre los huecos, te salvará de todos los peligros.

 

Pero eso ya lo sabíamos. Lo nuevo viene ahora. Aunque, desgraciadamente, no tenemos imágenes para haceros salivar, podéis imaginároslo. Primero,  hablemos de los coleccionables. Es bien sabido que en todo plataformas que se precie debe de haber escondidos distintos secretos para hacer explorar al jugador y que no vaya siempre tirando pa´lante. En Woolly World encontraremos varios tipos. Por un lado, tenemos las tradicionales flores, cinco en total, que nos permite acceder a un minijuego donde ganar cuentas, que sustituyen a las clásicas monedas. Estas cuentas nos permitirán comprar insignias que proporcionan ayudas en los niveles. También encontraremos Parches, que desbloquean sellos para usar en Miiverse. Pero quizás lo más interesante son los nuevos “Wonder Wools“. Si encuentras los cinco repartidos por cada nivel, desbloquearás un nuevo diseño para Yoshi, que puedes usar en cada nivel del juego. Habrá de muchos tipos: Yoshi Florido, Yoshi Shy-Guy y Yoshi Circo, y estamos deseando verlos en acción.

 

1504-27 Yoshi Woolly World Wii U 1

 

Por otra parte, vuelven las transformaciones, un clásico en los juegos protagonizados por el glotón dinosaurio. Lo hemos visto convertirse en todo tipo de vehículos, desde tanques a helicópteros, pero en Woolly World le veremos en sus formas más locas, desde un topo, un paraguas a una versión gigante de él mismo. Según NintendoLife, estas suceden varias veces en cada mundo, y proporcionan mecánicas nuevas, como carreras contrarreloj.

 

Antes de acabar, mencionar el ya conocido modo multijugador, que permite controlar la aventura a dobles con un amigo, y usaros mutuamente para alcanzar ciertas áreas más fácilmente. Haciendo honor a su nombre, si prefieres jugar sólo, puedes usar tu lanudo amiibo para que te ayude en la aventura, controlando dos Yoshis al mismo tiempo de forma similar a la Duplicereza de Super Mario 3D World.

 

1504-27 Yoshi Woolly World Wii U 2

 

Todos esperamos este juego como agua de mayo, y si hacemos caso al suertudo periodista de Nintendo Life, podemos respirar tranquilos: este título es desafiante, divertido y encantador, incluso llega a colocarse por encima del original Yoshi’s Island. Lo que nosotros sí podemos afirmar con seguridad, tras haber jugado a sus primeros niveles, es que es un juego que no puedes juzgar hasta que lo pruebas. Las imágenes no hacen justicia a cómo luce en movimiento. El nivel de detalle es asombroso, y todo ser humano que presuma de tener corazón caerá prendido ante uno de los juegos más bonitos que hemos visto jamás. La demo que probamos nos robó el alma, aunque nos faltaba por saber si las mecánicas estarían a la altura. El 26 de junio lo sabremos, pero hasta entonces, podemos permitirnos tener grandes esperanzas.

 

 

Fuente 

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas