Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Tras la polémica de Tomodachi Life, y la demanda de miles de jugadores que clamaban a Nintendo no ser restrictiva a la hora de decidir con quién debían tener nuestros Mii relaciones sentimentales (¿conoces Homodachi Life?), la Gran N hace público un detalle hasta hoy desconocido sobre su próximo Fire Emblem Fates: permitirá relaciones entre personajes del mismo sexoeso sí, con restricciones.

 

“Podemos confirmar que Fire Emblem Fates para Nintendo 3DS, que será lanzado en Japón el 25 de junio de 2015, y llegará a EE.UU. y Europa en 2016, incluye la posibilidad de matrimonio entre personas del mismo sexo, que tendrá lugar entre el personaje principal creado por el jugador y otro personaje del juego.”

 

1506-16 Fire Emblem Fates5

 

Como podrás ver, estas restricciones no son otras que las propias ediciones en las que llegará este videojuego a Estados Unidos (específicamente no se habla de Europa para esto), puesto que se confirma expresamente que en dicho territorio lo hará en las dos versiones que también han sido anunciadas para Japón, en el caso del mercado americano denominadas como Conquest y Birthright (Conquista y Derecho de Nacimiento).

 

“Fire Emblem Fates llegará en dos versiones diferentes, denominadas como edición Conquest y Birthright (Conquista y Derecho de Nacimiento). En EE.UU., Conquest y Birthright serán vendidos por separado, como es el caso de Japón. Para aquellos que compren ambos, Conquest y Birthright, posteriormente tendrán disponible una tercera edición como contenido descargable. Se dará a conocer en una fecha posterior los detalles sobre cómo se desarrollarán las tres historias disponibles en otras regiones.”

 

1504-22 Fire Emblem if 3DS 1

Según cuenta Nintendo, Conquest permitirá relaciones con un personaje masculino (ya sea nuestro protagonista hombre y mujer), caso contrario de Birthright, donde una mujer estará dispuesta a enamorarse de nuestro personaje, independientemente del sexo que sea.

 

“En la edición Conquest del juego, hay un personaje masculino que podrá tener una relación con el personaje principal masculino/femenino del jugador y llegar a casarse después de la batalla. Del mismo modo, la edición Birthright cuenta con un personaje femenino que podrá tener una relación con el personaje principal masculino/femenino del jugador y llegar a casarse después de la batalla.”

 

Se confirma que aquellos que adquieran ambas versiones tendrán acceso de forma gratuita a una tercera versión aún sin nombre confirmado. ¿Y ahí qué nos espera? ¿Un personaje hermafrodita? Pues no es el caso, sino que los citados personajes de Conquest y Birthright estarán allí esperándonos con los brazos abiertos para lo que surja.

 

“Los personajes antes mencionados pueden encontrarse en la tercera edición del juego.”

 

En definitiva, con este Fire Emblem Fates Nintendo quiere enmendar un error del pasado, tratando de tranquilizar a aquellos que aún a día de hoy tienen esa astilla clavada con polémicos gestos como el de Tomodachi Life, pese a que quizás la forma en esta ocasión no ha sido la más elegante. ¿Separar estas relaciones entre dos juegos distintos? ¿Y si un jugador quería la versión contraria de las relaciones que se le ofrecen en el juego que tenía pensado comprar? No, desde luego, a mi parecer, no han estado acertados, pues deberían dejar abierta esa opción en ambos juegos, o dotarlos de más variedad de personajes. Os dejamos con la conclusión de las declaraciones de Nintendo sobre Fire Emblem Fates.

 

“Creemos que nuestras experiencias en cuanto a jugabilidad deben reflejar la diversidad de las comunidades en las que operamos y, al mismo tiempo, siempre diseñaremos las especificaciones de juego de cada título considerando una variedad de factores, como el escenario del juego y la naturaleza del mismo. Al final de todo, el juego debe ser divertido de jugar. Sentimos que Fire Emblem Fates es realmente divertido de jugar y esperamos que a los fans les guste el juego “.

 

Fuente

Una Respuesta

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas