Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Wii Party ha matado a Mario Party. A primera vista el titular parece ser un poco “fuerte”, quizá hasta polémico, me recuerda a aquella afirmación de Nietzsche: “Dios ha muerto y nosotros lo hemos matado”. Como gran fanático de los juegos del estilo, me duele tener que hablar sobre esto, pero creo que está claro que es una realidad. Cuando analicé Mario Party 10, procuré hacerlo como un título totalmente independiente, tanto de su propia saga como de otros juegos con el subtítulo “party” por su propio bien, es cierto que en comparación pierde, pero también había que tener en cuenta la calidad que desprendía el mismo.

 

Es bien sabido por todos, que una de las críticas más duras que se hacen respecto a Mario Party, es la decisión que se tomó a partir de la novena entrega, que dejaba de lado la independencia de cada jugador, para agruparlo con sus rivales en un vehículo para desplazarse por el tablero. Pero… ¿Por qué se tomó este rumbo? Nintendo sabe que debe mimar sus sagas, sobre todo las más longevas, y no suele decepcionar con el resultado, aunque siempre hay gente a la que no se puede complacer, la cuestión es que, la compañía se obligó a sí misma a romper con la mecánica tradicional de Mario Party en 2010. La razón fue que en ese año se lanzó Wii Party, título que ofrecía una profundidad abrumadora para tratarse de un juego de ese género tan… “casual”, pero no vamos a hablar de sus bondades (aunque tenga muchas) sino de su modo principal, que ofrecía una experiencia calcada a la de la subsaga fiestera de Mario, pero con la diferencia de que en esta ocasión los Mii eran los protagonistas. Tableros, lanzamientos de dados, casillas con efectos positivos y negativos… La famosa y tan exitosa fórmula que consiguió que un juego como Mario Party llevase nada más y nada menos que ocho entregas, todas ellas ofreciendo cada vez más respecto a la anterior, había llegado a otro nivel. Wii Party se convirtió en el verdadero Mario Party 9, pero un año más tarde, Nintendo nos presentó la novena entrega de la saga, para lanzarla al mercado al año siguiente.

 

La mecánica no podía ser igual, no podían hacer dos juegos prácticamente iguales cuya única diferencia fuese los personajes que podías elegir en tan poco tiempo, ahí empezó nuestra odisea personal y esos amargos sentimientos que nos asolan cada vez que pensamos en los nuevos Mario Party: llegaron los movimientos en grupo mediante un vehículo. Esta nueva forma de desplazarse por el tablero, dotó de aire fresco a la saga, y eso es algo que obviamente necesitaba, desde que se creó Wii Party, claro. Es cierto que podía optar por haber hecho lo contrario, traernos Wii Party con esa nueva mecánica y dejar tal cual la fiesta del fontanero, pero nunca llueve a gusto de todos, seguro que todo pensarían: “Nintendo nunca arriesga ni innova nada, llevan nueve entregas vendiéndonos el mismo juego” o “La mecánica de vehículos es genial, deberían haberla puesto en una IP de la talla de Mario Party no en un juego cutre con los Mii”, ya sabemos todos lo especialitos que somos.

 

Hasta Bowser prefiere jugar a Wii Party...

Hasta Bowser prefiere jugar a Wii Party…

 

Aquí es donde radica el porqué de este artículo, la esencia clásica de aquel título que nos hizo odiar a nuestros amigos y familiares sigue viva, es una llama que Nintendo, por mucho que parezca promulgar el juego cooperativo en familia, seguirá avivando más y más. También es verdad que es una compañía que presta atención a las críticas y nos ofrece sucedáneos, por ejemplo el modo amiibo Party de Mario Party 10, pero parece ser que eso es lo más cerca que estaremos de disfrutar de forma individual en el tablero con nuestro fontanero favorito. Nintendo dejó claro con Wii Party U que la subsaga sigue viva y que aún saben la manera de reinventarla, pero desgraciadamente también sentenció que las mecánicas vistas en ambos juegos, seguirán tal como están.

 

Esto último es algo un poco tonto, pero que se me ha ocurrido según escribía el artículo, tal vez con NX, consola que muy seguramente prescinda del nombre “Wii”, ya no puedan seguir explotando Wii Party, y a no ser que decidan lanzar un “NX Party”, Mario Party sea el único y verdadero rey de las fiestas, con dos opciones, un modo clásico y otro con vehículos, por ejemplo. De momento sólo podemos elocubrar y fantasear con el futuro, sin embargo, si os ha gustado el concepto de NX Party, puede que os gusten más las “NextN Partys”, yo no digo ni prometo nada, pero… ¿Quién sabe? Quizá algún día podamos tener alguna sección u ofrecer algún contenido con el nombre, que tiene su gancho. Muchas gracias por leer el artículo, siempre podemos debatir sobre él o sobre cualquier tema mediante los comentarios. Vosotros qué opináis, ¿Wii Party ha matado a Mario Party? ¡Un saludo!

 

5 Respuestas

  1. Takaregal

    El lanzamiento de Wii Party para tener un juego de tablero casual fue la solución a un problema que nadie tenia.

    Con lo fácil que hubiese sido lanzar el MP9 con los miis dandole una campaña de publicidad DECENTE.

    Pues nada, ha seguir teniendo la N64 y la Game Cube conectada a la TV para jugar a los buenos partys

  2. Fodo
    Fodo

    Lo cierto es que Wii Party es un juego mucho más profundo de lo que parece, con una serie de retos para un jugador capaces de romperte la cabeza para superarlos. Por desgracia, todo eso se perdió en Wii Party U que se centró básicamente en ser un juego “party” más, no por ello dejó de ser un buen título, pero le faltaba algo.

    Respecto a tu comentario, Señor Sandwich, haces bien, yo no estoy diciendo que Mario Party sea un mal juego, al contrario, pero cuando Nintendo creó Wii Party, le cedió parte de la esencia de Mario Party e intentó innovar creando el desplazamiento por vehículos. Esto no quiere decir que si tienes que elegir entre uno u otro vayas de cabeza a por Wii Party, pero es algo que a los veteranos de la saga les dejó un sabor agridulce en la boca.

    Por poner un ejemplo, es como si a Mario Kart le quitan los derrapes y el turbo que se consigue con ellos y se lo ceden a un supuesto nuevo F-Zero, eso no convierte a Mario Kart en un título decadente, ni a F-Zero en el mejor juego de carreras, pero a más de uno nos dolería ese cambio… ¡Un saludo!

  3. alias79
    alias79

    A mi entender, y como gran fan de la serie Mario Party, quien está matando esta saga es la manía de tratar de mejorar una fórmula que en sus primeros capítulos era gloriosa. Ese afán de meter innovaciones forzadas para hacerlo una y otra vez diferente, lo alejan de la genialidad de los primeros capítulos. Todo aquel que no tuvo la oportunidad de disfrutar de ellos, no conoce el verdadero potencial de Mario Party.

    En aquel entonces, era un juego de tablero en el que una partida podía extenderse horas de competitividad de lo más feroz hasta el final de la partida. Podría haberse mejorado o evolucionado hacia otras vías que no fueran nuevas formas de jugar. Por ejemplo, limar los detalles que hacían que el juego fuese lento (pero no de la forma en la que lo han hecho en los últimos capítulos), cambiar aquellos minijuegos que destrozaban el analógico de Nintendo 64 (y las manos de algún jugador), agregar “protecciones opcionales” para que los veteranos no abusen de los novatos (algo que hacía que los novatos no quisieran darle una segunda oportunidad), expandir las reglas, ofrecer nuevos tableros, que lo hacen, pero no tienen la misma gracia de antaño. Poder comprar objetos en una tienda, eso fue un gran añadido en la serie, por ejemplo. Llegar a la casilla de fantasma y poder robar a tus rivales, sacrificando parte de tu fortuna, eso molaba.

    Mis Mario Party favoritos son del 1 al 4. El 5 estaba bien, pero la cosa comenzó a degenerar… y despúes… Que conste que tengo todos menos el 8 y el 9, a los que también he jugado (viva el alquiler), por lo que hablo con conocimiento de causa… pero también desde mi opinión personal. Por supuesto, todos tenemos nuestras preferencias.

    En cuanto a la serie Wii Party, tengo los dos juegos aparecidos, y pese a que me parecen divertidos (durante un rato), los veo carentes del alma, la diversión y el espíritu de la serie Mario Party… al menos de los primeros capítulos… en mi opinión! ;D

  4. M4kk0
    M4kk0

    La asesina de Mario Party no es ni más ni menos que la propia Nintendo. Cogieron una buena fórmula y, tratando de rizar el rizo, fueron empeorándola en vez de mejorándola. La sensación de desafío que llevaba consigo el tablero, incluso la sensación de “juego de mesa” la perdieron hace tiempo y, sinceramente, cada vez prefiero mucho más echar un rato a cosas como Wii Party, Wii Sports o incluso Nintendo Land cuando hay gente con ganas de jugar en casa (aquellos que no suelen tocar un mando ni con un palo). Para todo lo demás, Mario Kart 😉

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas