Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Algo dentro de Nintendo está cambiando. La compañía nipona está dejando prejuicios atrás, también esa más que famosa sobreprotección que le ha supuesto un pesado lastre que aún a día de hoy no le deja emprender el vuelo. Pero insistimos, algo está cambiando. Y no es porque la junta directiva haya diferido mucho de los últimos años. Las personas que están detrás de las decisiones son prácticamente las mismas, pero se han dado cuenta que si no hacen nada al respecto no van a poder evolucionar… o incluso mantenerse a flote.

 

El tema que nos ocupa hoy guarda mucha relación con este gran cambio que está aconteciendo en la compañía centenaria, pues prevé un uso de sus franquicias mucho mayor y más agresivo de lo que hasta a día de hoy habíamos visto. Esta información procede de la 75ª Junta Anual de Accionistas de Nintendo, donde ya os informamos que se habló del uso de marcas de la Gran N, y de las posibilidades cinematográficas que podrían surgir de cara a un futuro no muy lejano. Y si bien lo que vimos hace unos días era un escueto resumen procedente de la traducción japonesa de las palabras de Satoru Iwata, hoy disponemos de sus declaraciones completas:

 

“Internamente hemos estado discutiendo que debemos ser más proactivos, y es imperativo que establezcamos una estructura global para tratar de implementar dicho negocio a lo largo de todo el mundo. Dado que una gran parte de nuestras ventas proceden de fuera de Japón, tenemos varias ideas en mente en relación a colaboraciones en el negocio de las licencias de personajes en Japón, Norteamérica y Europa. Y esta expansión no se limitará al merchandising; podrá tomar varias formas, incluyendo, por ejemplo, imágenes o incluso películas o programas de TV.

A pesar de que no estoy seguro de las formas que estas tomarán, sí es seguro decir que, de cara a que el negocio de licencias sea rentable, Nintendo tomará riesgos que consideramos que merecen la pena. Por otro lado, no han sido pocos los negocios que han terminado con un buen montón stock sobrante debido a un corto periodo de popularidad de un producto. Si elegimos ese camino seguro que significaría arruinar el valor de las franquicias Nintendo y no mejoraría el valor corporativo a largo plazo. Por lo tanto, me gustaría resumir que nuestros actuales planes no consisten simplemente en aumentar el número de propuestas, pero para ser más proactivos que en el pasado se tomarán las decisiones apropiadas que mejorarán nuestro valor global de la empresa a largo plazo.”

 

En pocas palabras, Nintendo va a ser más agresiva con sus marcas, pero eso no va a significar abrir la puerta a todo tipo de propuestas, pues si dan un mal paso todo esto puede terminar volviéndose en su contra. En ese sentido, las posibilidades son muchas: terminar con un exceso de productos que no venderán, cansar al consumidor con un exceso de oferta de personajes Nintendo, lanzar productos que dañen la imagen de las marcas… De todo eso ya saben mucho, a causa de las malas experiencias del pasado en el mundo de la TV, cine e incluso videojuegos que hasta incluso avergüenzan al mismísimo Shigeru Miyamoto… motivos por los cuales la empresa nipona se volvió incluso más recelosa con sus marcas.

Zelda CDI Philips

La lección ya la aprendieron en el pasado… a fuego

 

Como decíamos al principio, algo en Nintendo está cambiando. Están volviéndose más agresivos como empresa, explotando vías que hace años rechazaban con todas sus fuerzas, y bien seguro que esta nueva forma de pensar se trasladará a los años que quedan a sus plataformas actuales, y en consecuencia al hardware venidero de la compañía. Nos espera un futuro la mar de interesante.

 

Fuente

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Abrir la barra de herramientas