Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Para todo nintendero que esté mínimamente interesado en el catálogo third party de consolas pasadas, Shin’en Multimedia es una fuerza a tener en cuenta. El estudio alemán, compuesto de 5 miembros nacidos en la scene, es un maestro en el plano técnico que recientemente se ha liberado del yugo de las grandes distribuidoras y ha empezado a producir sus propios juegos; con sagas como Jett Rocket, Art of Balance, Nano Assault – sucesora de Iridion – o FAST.

 

 

Jett Rocket y FAST fueron, en particular las que dieron nombre propio al estudio. Juegos embutidos en los 40 MB que permitía el límite de descarga de WiiWare cuyo apartado técnico podía mirar de tú a tú a los mejores desarrollos de Nintendo EAD. Desde entonces ha llegado mucho, y el anuncio del nuevo FAST Racing NEO, ayudado por el hecho de que Nintendo parece haberse olvidado de la existencia de F-Zero, los ha vuelto a poner en el punto de mira.

 

Jugabilidad y duración – Conduciendo a la velocidad del sonido

Como buen juego de carreras futurista, FAST Racing NEO hace honor a su nombre y es muy, muy rápido. Pero como decía el anuncio, la potencia sin control no sirve de nada, y, ciertamente, el juego es una delicia una vez nos ponemos a sus mandos.

 

Partimos de la base de que FAST no es F-Zero, se ha hecho la comparación mil veces, pero no puede destacarse lo suficiente. El juego de Shin’en carece de los virajes cerrados y maniobras de ataque de la saga de Nintendo. Dicho esto, aunque ni es ni pretende ser una nueva entrega de la susodicha, sus aficionados se sentirán como en casa. Las altas velocidades y un control que añade la inclinación hacia los lados en las naves para realizar pequeñas correcciones a nuestra posición, que pueden ser cruciales. En lo que a la ofensiva contra naves rivales se refiere, podemos rozarlas mientras realizamos un turbo para hacerlas sufrir un trompo, permitiéndonos ganar unas valiosísimas centésimas de ventaja.

 

1512-12 FAST Racing NEO Analisis 1

 

La carencia de bruscos giros cerrados no implica que estemos ante un juego de trazados aburridos. Los 16 circuitos están diseñados con la velocidad en mente, y para recorrerlos de forma eficiente y terminar en primera posición habremos de ser capaces de enlazar bandas aceleradoras – cambiando de color cuando sea preciso – con nuestros propios turbos mientras tomamos bien las curvas y esquivamos los obstáculos que nos salen al paso.

 

A todo esto hemos de sumarle una IA que no deja pasar una, pero que tampoco parece recurrir a trucos sucios como el rubberbanding. Durante toda la carrera, las 10 naves forman un pelotón en el que el intercambio de puestos es constante, y un error en el circuito puede ser fatal ya en la velocidad más baja, Subsonic. Estrellarse, sufrir un trompo a causa de la acción de un adversario o pasar demasiado tiempo sin usar un turbo nos condenará sin remisión a los puestos medio/bajo de la clasificación, dando al traste con la carrera. Como dato particular, es posible llevarse el oro en las copas gracias a la aleatoriedad de los resultados, y es que no habrá una sola nave que tenga ventaja absoluta a lo largo de 4 circuitos.

 

La eficiencia de la IA y la velocidad crecen junto a los niveles de dificultad. Subsonic, el nivel más bajo, es el más tolerable pero no por ello amable, y la velocidad aumenta de forma exponencial en Supersonic e Hypersonic, alcanzando el cénit de dificultad en el Modo Héroe, donde, junto a la obligación de llegar primero, el medidor de turbo se convierte también en nuestra barra de escudo, obligándonos a mesurar el uso de los acelerones.

 

1512-12 FAST Racing NEO Analisis 2

 

La guinda del pastel de FAST Racing NEO la pone el modo online, que Shin’en Multimedia añadió casi a última hora a petición de los fans y que, pese a algún que otro fallo que llega a provocar bloqueos en la consola – y suponemos que el estudio parcheará en un futuro próximo-, es lo bastante sólido como para alargar la vida del juego lo indecible.

 

Gráficos – Algo más que una capa de pintura

Si algo caracteriza a Shin’en es, sin duda su excelencia en el tema técnico. Con todo apuntando a FAST como su título más ambicioso, la cosa no iba a quedar en agua de borrajas. En lo que a tecnología respecta, este título juega en otra liga comparado a anteriores creaciones del estudio e incluso a una gran multitud de juegos en formato físico de la consola. De hecho, goza con efectos propios de DirectX 11, funcionando en una GPU que en principio sólo llega a DX10.1, a una tasa de 60 frames por segundo. Esta es, sin duda, la magia de un equipo nacido y dedicado a la demoscene.

 

Limitar la descripción del apartado gráfico a esto sería tirar por la borda los esfuerzos invertidos en estos años de desarrollo. FAST Racing NEO escapa del frío apartado artístico de su anterior entrega para ofrecernos un juego en un universo rico en variedad, pero consistente. Los circuitos pasan por una zona portuaria, una mina abandonada, un desierto, una ciudad e incluso una autopista en plena tormenta. Todos ellos están perfectamente representados y con un aire futurístico-realista que encaja perfectamente con los diseños de las naves, claramente inspirados en los de Wipeout, pero sin perder su propio estilo.

 

1512-12 FAST Racing NEO Analisis 3

 

No obstante, el juego no está carente de fallos. El precio por someter a la consola a semejante carga es una resolución de renderizado inferior a 720p que se delata por los dientes de sierra que inundan todo elemento 3D (los indicadores, de estilo minimalista, son prístinos y sin jaggie alguno). Aunque a su favor hay que decir que la alta velocidad y el uso casi constante de motion blur ayudan a disimular con bastante eficiencia este problema.

 

Sonido – Banda sonora hipersónica

Siguiendo la línea del estudio, FAST Racing NEO goza de una banda sonora techno que, en esta ocasión, encaja como un guante. No sólo ambientación y música van de la mano, sino que además a nivel de ritmo la cosa ha pegado un par de acelerones, y nos encontramos fácilmente corriendo a velocidades de vértigo junto a una BSO que nos conmina a movernos todavía más rápido. Además, la variedad está a la orden del día, con fácilmente 20 temas que también abarcan aproximaciones al rock y otros géneros, distribuidos entre los diferentes menús y los 16 circuitos. Algo que, combinado con los efectos de sonido, nos da un registro sonoro de personalidad casi inusual por parte de los chicos alemanes.

 

1512-12 FAST Racing NEO Analisis 4

 

Como extra, el locutor no es otro que Jack Merluzzi, a quienes los fans de F-Zero reconocerán con facilidad y que deja su propia impronta personal vuelta tras vuelta.

 

Conclusión

Los amantes de los clásicos arcade de velocidad encontrarán en FAST Racing NEO un oasis entre tanto simulador y simcade; la presentación sencilla de sus menús, su jugabilidad directa, banda sonora cañera y gráficos coloridos convierten la Wii U en un arcade de la era moderna. Un juego que por 15 € que vale todo el mundo debería tener, fan de F-Zero o no.

[Análisis] FAST Racing NEO. ¡Velocidad absurda!
Los amantes de los clásicos arcade de velocidad encontrarán en FAST Racing NEO un oasis entre tanto simulador y simcade; la presentación sencilla de sus menús, su jugabilidad directa, banda sonora cañera y gráficos coloridos convierten a Wii U en un arcade de la era moderna. Un juego que por 15 € que vale todo el mundo debería tener, fan de F-Zero o no.
Jugabilidad100%
Duración90%
Gráficos90%
Sonido85%
PROS
  • Jugabilidad rápida y precisa
  • Gran diseño de circuitos con entornos variados
  • Excelente rendimiento en el modo online…
CONTRAS
  • …A menos que se cuelgue al terminar una carrera
  • Excesivo aliasing
90%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
90%

Una Respuesta

Hacer Comentario