Ayuda a NextN comprando en Amazon

#30Marioversario – Crítica del peliculón Super Mario Bros. (1993)

Es el 30º aniversario de Super Mario Bros., el juego que lo cambió todo. Y aquí en NextN queremos hacer un homenaje al personaje al que hemos acompañado durante ya 30 años, en sus buenos momentos… y en los malos. Y es que el fontanero ha tenido unos cuantos bajonazos en su carrera. Pero quizás el más sonado no fue ninguna de estas rarezas que hemos recogido en el top 5 de pesadilla ni en los más desconocidos del personaje… No, el motivo por el que los fans de Mario más se avergüenzan llegó en 1993 a los cines de todo el mundo.

 

Para la mayoría de la gente que la vio (menos de la mitad necesaria para recuperar el dinero invertido), no fue más que una pesadilla dinosáurica que olvidaron a la semana siguiente cuando vieron por primera vez Jurassic Park. Para los nintenderos, fans de una franquicia relativamente joven que se comía el mundo, fue la mayor decepción posible: un fiasco de película que ni hacía justicia al juego de ninguna manera ni funcionaba por su propia cuenta. Según parece, Hiroshi Yamauchi vendió los derechos del personaje prometiendo que Nintendo no tendría voz ni voto en el desarrollo del filme… Una libertad creativa que costó a la Gran N un trauma que aún no parecen superar.

 

Aprovechando el (sanísimo) atracón de Mario por su aniversario, hemos pensado que es una ocasión genial para recuperar esta desdichada película y responder a la pregunta… ¿es Super Mario Bros. realmente tan mala?

 

1509-19 30Marioversario Super Mario Bros The Movie 6

 

» Wow, you mean there were dinosaurs here in Brooklyn?»

Me ha resultado muy difícil analizar Super Mario Bros.  A ver, algo está claro: no es una buena película. Es una película mediocre, en ocasiones atroz. Es también una herejía de adaptación, el opuesto de todo por lo que la mascota de Nintendo es bandera. Y, a la vez, es una película con una personalidad errática pero indudablemente llamativa y hasta atractiva en ocasiones.

 

La mejor forma de analizar este sinsentido con un poco de orden es olvidando por completo que se trata de una adaptación del juego de Nintendo. Por las pocas trazas del mismo que quedan en la película, y también porque esas están enormemente desviadas. Así, dejando en la maleta los prejuicios y la nostalgia, evitamos sacar conclusiones por el camino equivocado (aunque el resultado sea el mismo).

 

1509-19 30Marioversario Super Mario Bros The Movie 8
Sí, así es justo como me imaginaba yo al Rey Koopa. Por cierto, genial cameo, ¿no? El de la Nintendo Scope, digo.

 

El mundo que el matrimonio Rocky Morton y Annabel Jankel plasmó en esta película es más propio de un Blade Runner trastornado que del Reino Champiñón tal y como lo conocemos, ahora y en el 93, lo que no quita que sea imaginativo del copón. Han estirado tantísimo los límites del absurdo que alcanza cotas hilarantes: esa premisa de que los dinosaurios han evolucionado simultáneamente hasta alcanzar un aspecto humanoide en una dimensión paralela no hay por donde cogerlo, pero sinceramente, el canon del universo Mario no es muy diferente en cuanto a coherencia.

 

Precisamente son esos momentos, donde se desafían los límites del sentido común y el buen gusto, donde Super Mario Bros. brilla con más fuerza: como un festival de locuras tan gordas que ningún cineasta preocupado por preservar el medio como séptimo arte se atrevería a poner en pantalla. Son películas como estas, paradójicamente, las que dan sentido al cine como medio para darle vida a mundos y experiencias verdaderamente únicas.

 

 «Pero…¿ y si no todos los dinosaurios fueron destruidos? ¿Y sí el impacto del meteorito creó una dimensión paralela donde los dinosaurios continuaron evolucionando hasta convertirse en seres inteligentes, viciosos y agresivos… como nosotros? Y oye, ¿y si encontraron un camino de vuelta?»

 

El verdadero problema de esta película no radica en su premisa, sino en su ejecución. Muchos de los problemas de su desastroso rodaje quedan patentes, especialmente en la segunda mitad, cuando las cosas empiezan a irse de madre. Para empezar, el estudio tenía en mente un producto adecuado a un público más amplio (principalmente infantil), algo que desde el principio el guión original intencionadamente sorteaba. Evidentemente, Jankel y Morton, quienes ya tenían la idea principal de esta adaptación en la cabeza, y aprovecharon el encargo incorporando a los personajes de Nintendo en ella (sí, el caso de Super Mario Bros. 2/ Doki Doki Panic), no se quedaron de brazos cruzados. Interminables disputas dentro y fuera del set de rodaje lo convirtieron en una pesadilla que acabó con el matrimonio casi vetado de tomar cualquier decisión importante, en el que las reescrituras del guión se sucedían a veces entre las propias tomas. No es extraño que tanto Bob Hoskins como John Leguizamo, Mario y Luigi, acabaran echando pestes posteriormente de un rodaje que les maltrató, golpeó, zarandeó, electrocutó y casi ahogó.

 

1509-19 30Marioversario Super Mario Bros The Movie 5
«¿Lo peor que nunca hice? Super Mario Brothers. Fue una p*** pesadilla. Toda la experiencia fue una pesadilla. Había un matrimonio dirigiendo, cuya arrogancia fue confundida por talento. Después de tantas semanas, su propio agente les dijo que se fueran del set. ¡P*** pesadilla! ¡P**** idiotas!» Descansa en paz, señor Hoskins.

 

Aunque quizás su mayor problema, causado también por ese brusco cambio de registro, fue el inconsistente tono de la película. La trama fue reconducida para apelar al público infantil, pero no hubo tiempo de cambiar decorados ni atrezzo (por fortuna, sí hicieron hueco a los monos rojo y verde, añadidos a última hora). El Reino Champiñón representado aquí es gris, sucio, agresivo, desagradable, lleno de referencias (algunas nada sutiles) a drogas, crimen y prostitución. Que no es que esté mal, sino fuera porque la historia que cuenta es demasiado ligera. Ni es divertida o agradable de ver para los chavales, ni ofrece suficientes alicientes para el público adulto, que acabará aburrido.

 

Aun con muchas ideas interesantes, Super Mario Bros. es un fracaso como película. Empieza con mucha fuerza, sí: el mundo presentado es tan chocante al principio que es difícil no interesarse, aunque sea por conocer la historia detrás de todo ese tinglado. Parte de una base atractiva, pero no hay ninguna historia que contar. Literalmente, no la hay: hay dos villanos principales, cuyas intenciones difieren, pero ninguno está bien desarrollado y se difuminan hacia el final; al igual que la mayoría de sus subtramas. Siendo generosos, podrían colar como simples gags o referencias (muy cogidas con pinzas). Pero eso es casi peor, porque sería reconocer que toda la película no es más que una parodia de sí misma, algo que, evidentemente, no pretendía ser.

 

«Ok, how many Marios are there between the two of you?»

Quizás, lo peor de esto es que casi nunca vemos a Mario ni a Luigi hacer algo realmente heroico. Lo único que hacen es correr de un sitio a otro, causando el caos allá donde pisan y siendo extremadamente suertudos. Ni siquiera llegan a saltar realmente encima de nadie (un par de veces por potra y de refilón, ¿eh?), y eso que tienen unos cachivaches muy apañados claramente diseñados para ello.

 

En la parte positiva, tanto Hoskins como Leguizamo hacen un buen trabajo como los hermanos Mario, y eso es decir mucho, ya que solían ir a los rodajes borrachos como cubas. Nintendo nunca ha dotado de demasiada personalidad a sus fontaneros, y menos en el 93, con apenas un puñado de juegos en el mercado, así que evidentemente se toma muchas licencias. Pero leñe, la imagen de un Mario tranquilo, campechano y bonachón, y un Luigi inquieto, entusiasta y torpe (que no tímido) se asemeja mucho a la idea que tengo de los personajes (Nintendo haría bien en tomar unos apuntes). Al dúo no le falta carisma y química, y a pesar de que la trama les lleva por caminos que no son los adecuados, salvan la película, incluso en sus momentos más bajos, de ser un tostón infumable.

 

1509-19 30Marioversario Super Mario Bros The Movie 7
It´s a dinosaur, wow enough.

 

Hay más cosas representadas, claro, y aquí he de admitir que si algunas son innecesarias, otras sí que me parecen acertadas… a su modo. Que Toad sea un perroflauta medio hippy puede no contentar a muchos, pero su aparición desde luego me sacó una risa. Y la princesa, que aquí es Daisy (Mario tiene a otra que no se llama Pauline; pero es Pauline, demonios) cumple con su función de ser raptada y gritar (algo que Nintendo parecer querer dejar atrás, haciéndola heroína en Super Mario 3D World… pero a saber).

 

1509-19 30Marioversario Super Mario Bros The Movie 1
¿Y como olvidar a la inolvidable Bertha, que en Super Mario Bros. 3 era un… Cheep Cheep

 

Por último, no quiero dejar de alabar el trabajo artístico y técnico detrás de esta película. Vale que no es ningún prodigio (tampoco daba para más el presupuesto), pero hay mates realmente currados, animatronics muy apañados y, en general, vestuario, maquillaje y decorados que cumplen con nota su objetivo de ser lo más estrafalarios posible. Desde luego, no va a dejar indiferente a nadie.

 

1509-19 30Marioversario Super Mario Bros The Movie 13
Desde luego, esta peli está maldita.

 

En definitiva, Super Mario Bros. es una película con demasiadas carencias como para aguantar el tipo después de tantos años (razón por la cual ahora es considerada de culto). Insegura de sí misma, sin tener claro en qué público centrarse, a veces demasiado cargada y otras extremadamente ligera. Sin duda, hubiera preferido una versión (bien hecha) más fiel al juego original, y no este batiburrillo cyberpunk. Pero no es este el problema, sino su desastrosa producción. Estoy seguro que la versión original de Jankel y Morton, aun alejándose aún más de la visión de Miyamoto y Tezuka, hubiera resultado en un producto superior, con más empaque.

 

1509-19 30Marioversario Super Mario Bros The Movie 3
«Sonreíd y saludad, chicos. Sonreíd y saludad…»

 

Ah, y reconozco que en el momento de Mario Mario y Luigi Mario me reí de buena gana (y más ahora que es canon).

 

 

Fuentes: iMDB, link

Aun con todos sus problemas, no es raro encontrar algo con lo que disfrutar, aunque sea con intenciones… perniciosas (vamos, pa´ mofarse). Es fácil reírse de la retahíla de absurdeces de esta película, pero es injusto no reconocer que, aun con un enfoque polémico, es muy ambiciosa. Una idea verdaderamente única víctima de una producción catastrófica que culminó en un producto final a todas luces insuficiente.
Nota de lectores4 Votos66
50
Redactor
  1. Tengo esta película en VHS, aun recuerdo volverme loco buscandola en los videoclubs para comprarla (que inocente era…) Cuando la vi, no sabia si estaba viendo una película de Super Mario u otra cosa. Como adaptación del videojuego deja mucho como desear y como película (aun si no hubieran utilizado los personajes de la franquicia) también. La trama es incoherente y estúpida consigo misma… iba a poner ejemplos puntuales como el momento del baile del ascensor… pero creo que es tan mala que ni merece que la desmonte. Recomiendo que solo la vean los curiosos abrazados al retrete.

  2. Es tan mala que no recuerdo ni el más mínimo fotograma, pero Bob Hoskins como Mario daba muy bien el pego físicamente.
    Lo que sí recuerdo, y no porque fuese mejor, es la serie de dibujos que tenía una parte animada y otra con actores reales… Ambas eran deleznables.
    Ah, y no sé si la audiencia será la apropiada, pero deberíais hablar de otra saga cinematográfica basada en Super Mario Bros de la que Nintendo tuve que comprar los derechos para detener su distribución…

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
E319 – Daemon X Machina nos presenta tres nuevos datos sobre el juego