Rescatado del baúl de los recuerdos el SNES Counter Tester. Un banco de pruebas para tu Super Nintendo

Década de los 90, estás jugando con tu flamante Super Nintendo y de repente… ¡Puf! Deja de funcionar. ¿Qué haces?, tras soplar mil veces al cartucho, apagar, encender, apagar, quitar cables, volver a ponerlos, encender, apagar otra vez, maldecir y dar vueltas por tu habitación; decides ir a la tienda donde la compraste para que la reparen o la descambien por otra -con suerte-. Una vez que el servicio técnico se pone con ella, o incluso los encargados de la tienda, tienen que localizar el fallo, y para ello se usaba una máquina la mar de peculiar. Un banco de pruebas que recibe el nombre de SNES Counter Tester.

 

SNES Counter Tester. La máquina para reparar tu Super Nintendo

Un aparato similar al que se usaba con la clásica NES, modificado para testear cada componente de la consola de 16 bits de la Gran N. Con este banco de pruebas, cualquiera podía comprobar si lo que fallaba era un mando, un cable, el adaptador de corriente o incluso el cartucho de un videojuego a través de las diferentes ranuras con las que cuenta. Su objetivo no era otro que facilitar a los vendedores la labor de reparación, o al menos de cambio de componente en cuestión. Mirad cómo funcionaba:

 

 

Como pieza de coleccionismo es, sin duda, un aparato bastante curioso. ¿Alguno de vosotros lo tiene?, ¿tenéis una Super Nintendo averiada y os gustaría saber dónde falla?

 

Fuente