Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hoy se recuerda con mucho cariño a Nintendo 64, pero lo cierto es que también sufrió lo suyo. Pasados tres años de locura, la consola de sobremesa de Nntendoentró en el siglo XXI pasando por una sequía de juegos no se aleja mucho de lo que ha pasado con Wii U. El juego que comentamos a continuación fue uno de los últimos lanzamientos que recibió la consola, en 2000 en Norte América y Japón y en 2001 en Europa. Un dato más bien irrelevante, pero no deja de ser curioso que sea ahora uno de los últimos lanzamientos de la Consola Virtual de Wii U.

 

Para los que no lo conozcan, Excitebike 64 es la secuela del juego de NES del mismo nombre en el que participó el propio Miyamoto. Era un arcade de motos en el que imperaban la habilidad y reflejos a la hora de coger las rampas y esquivar los obstáculos, y con el tiempo se ha convertido en todo un clásico. Tras una secuela poco conocida para Satellaview, el estudio Left Field Productions cogió esa sencilla premisa y la convirtió en un pedazo de juego de motos que sorprendió a todos por sus gráficos en 3D, pero convenció por su adictiva mecánica.

 

 

Las motos más completas

Una de las cosas que más sorprenden al iniciar el juego es la cantidad de modos de juego que tiene. Tenemos modo carrera con tres niveles de dificultad, cuatro copas y veinte circuitos en total, que se pueden recorrer por separado en contrarreloj o en carrera rápida. También hay una serie de circuitos y modos especiales, que se desbloquean según avanzas en el modo carrera, y que incluyen desde un minijuego de fútbol sobre ruedas (¿alguien dijo Rocket League?), un pequeño modo abierto donde hacer piruetas, un editor de pistas o quizá lo más interesante, el Excitebike original. 

 

Los controles son sencillos, pero hay un suficiente margen de aprendizaje para dominar el turbo, los giros, clavar los saltos y los aterrizajes y hacer alguna que otra pirueta. Muy recomendable completar el tutorial antes de lanzarse con las copa (sobre todo, por lo que ocurre al terminarlo). Por cierto, también os aconsejamos mapear el botón C-down (que por defecto se realiza con el joystick derecho) a un botón diferente (yo le puse el X), pues se usa en distintos combos para hacer las acrobacias.

 

 

 

En general, la respuesta es satisfactoria, y la elevada dificultad garantiza muchas horas de juego. Además los circuitos son variados, con muchos giros y tipos de rampas que tendrás que averiguar a qué velocidad debes coger si no quieres quedarte tirado (igual que en Excitebike original). Y por supuesto, admite multijugador para cuatro jugadores, usando Mandos Pro de Wii y Wii U. Eso sí, si algo echamos de menos, es la posibilidad de cambiar o personalizar la moto, pues solo podemos cambiar el color. Las estadísticas de aceleración, agarre, etc., dependen de los seis personajes que tenemos a escoger.

 

Portento visual de su época

Gráficamente, el juego era el no va más en su época, y hoy día se sigue viendo muy agradable. Las motos están muy detalladas (si bien son algo sosillas y solo puedes personalizarlas en el color), las animaciones también son buenas, y sobre todo, el juego es muy fluido. Los escenarios bajan algo el listón, sobre todo por la mejorable distancia de dibujado, pero la variedad de localizaciones sigue siendo muy vistosa. Además, hay algunos efectos visuales de destellos de luz muy interesantes (si bien no necesariamente coherentes).

 

En el apartado sonoro nos encontramos con una locución bastante buena (en inglés), que nos informa con mucha pasión cuando adelantamos, nos adelantan o nos tiran de la moto (de formas a veces espectaculares). Los efectos de sonido no han envejecido tan bien como los gráficos, pero siguen funcionando. Sí que se echa de menos más variedad en las melodías.

 

 

Excitebike 64 – Divertido y bien hecho

Si os gustan las motos, la velocidad, los juegos de carreras y los gráficos poligonales, Excitebike 64 es un caramelo que recomendamos probar si queréis despedir Wii U de una forma original. Se echa en falta poder personalizar la moto, pero la variedad de circuitos, las diferentes técnicas de conducción y los muchos modos extra compensan. Además, te sirve para echarte piques con amigos. ¡Incluso tiene el Excitebike de NES!

 

 

Análisis - Excitebike 64 (Nintendo 64/CV Wii U). Despidiendo consolas a toda pastilla
Fácil de jugar pero difícil de dominar, con muchas técnicas, circuitos y secretos para tenerte pegado a la moto mucho tiempo. Y con Excitebike de NES de propina. ¿Qué más se puede pedir?
JUGABILIDAD80%
GRÁFICOS75%
SONIDO70%
DURACIÓN80%
PROS
  • Conducción arcade pero con posibilidades. La curva de dificultad es muy amplia.
  • Muchos circuitos y modos de juego extras, entre los que se encuentran el Excitbike de NES.
  • Gráficamente era de los mejores juegos de Nintendo 64. Tiene una fluidez envidiable.
CONTRAS
  • Las motos no se pueden personalizar, solo cambiar entre seis pilotos (con diferentes características).
  • La distancia de dibujado puede resultar molesta en algún punto.
  • Los controles para acrobacias no se ajustan bien al diseño del Gamepad. Recomendable configurar los botones.
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Hacer Comentario