Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El mundo de los sueños, tan abstracto y tan absurdo, es sin duda una gran fuente de inspiración para aquellos que quieren hacer películas, series, libros o arte con el que liberarse de las limitaciones del mundo real. Y por supuesto esto también pasa en los videojuegos, como en el caso que analizamos a continuación, Back to Bed para Wii U. Se trata de un juego de puzles creado por el estudio indie  BedTime, y nos llega a la (por el momento) sobremesa de Nintendo después de llevar más de dos años navegando por todo tipo de plataformas.

Back to Bed – Wii U trailer

 El mundo de los sueños y sus curiosas leyes…

Back to Bed es un juego de puzles que nos cuenta la historia del buen Bob, un hombre que padece narcolepsia y sonambulismo, lo que provoca que el pobre se quede dormido en cualquier parte y se ponga a caminar sin rumbo arriesgando su vida. Pero no hay que preocuparse, su subconsciente (llamado Subob) tomará la forma de un perro en los sueños de Bob y hará todo lo posible por guiarlo a su cama… una y otra vez.

En el mundo de los sueños de Bob las cosas funcionan un poco diferentes a la realidad. En él nos encontramos al propio Bob que camina sonámbulo (un momento, ¿está durmiendo sonámbulo dentro del sueño?) en un mundo lleno de precipicios y obstáculos. Cuando se cae por un precipicio vuelve a aparecer donde comenzó el sueño y si choca contra un obstáculo Bob girará 90 grados en sentido horario para seguir caminando. Además nos encontraremos con enemigos que pueden hacer que nuestro protagonista se despierte bruscamente, provocando que termine la partida (ya sabéis, no se puede despertar a un sonámbulo).

Back to Bed

Las pisadas nos indicarán el camino que seguirá Bob

 

El jugador manejará a Subob, que se encargará de poner obstáculos en el camino de Bob para así ir esquivando todos éstos y llevarlo a su camita a que duerma plácidamente y sin peligro. Los controles son muy sencillos, con la cruceta de control o el stick izquierdo moveremos al perro y con B cogeremos los objetos, generalmente con forma de manzana pero hay alguno más como unas “sardinas gigantes”, que queremos poner en su camino para poder moverlos y soltarlos en el lugar adecuado.

 

Los mundos de Back to Bed son una “obra de arte”

Literalmente, porque estos mundos están totalmente inspirados en cuadros surrealistas de pintores famosos, como por ejemplo la Persistencia de la Memoria de Dalí o El hijo del hombre de Magritte entre otros. Además, a veces escuchamos voces que nos guían y que hablan al revés, exactamente igual que los sueños que tenía el Agente Dale Cooper en Twin Peaks. En mi humilde opinión este es el mejor punto del juego.

Como único aspecto negativo está el hecho de que al intentar usar perspectivas imposibles en algunos casos no te queda claro cuál es el camino que debes seguir, por dónde puedes pasar o por dónde no, o qué es una pared y qué es el suelo, aunque esto solo es de manera muy puntual.

 

Back to Bed

¿Sabéis lo que es un sueño recurrente?

Los sueños a veces son repetitivos, tenemos el clásico ejemplo de la caída al vacío o en el caso del humilde escritor de este análisis, el sueño de que me quedo atrapado en un ascensor. En Back to Bed pasa un poco eso, nos encontramos con 2 mundos diferentes con 15 niveles cada uno en los que tendremos que hacer casi lo mismo todo el tiempo para conseguir llevar a Bob a su cama. El juego en sí es corto, en menos de 3 horas podría acabarse, pero al igual que en la película Origen, parece que estas 3 horitas se hacen mucho más largas. Es probable que el tedio os lleve a acabar la partida antes de tiempo… O tal vez lo haga uno de los constantes bugs que hacen que un objeto que tienes que mover se quede bloqueado y obligándote a reiniciar el nivel… O quizás el horrible trabajo de traducción lleno de fallos que hacen parecer que el traductor se quedó dormido también mientras lo hacía, menos mal que no hay muchos textos.

 

Back to Bed

¡Que sueñe con qué!

 

Finalmente, si os acabáis los niveles que posee el juego se desbloqueará el modo pesadilla, que son otra vez los 2 mismos mundos pero con un nivel de dificultad elevado.

 

Back to Bed – Hora de despertarse

La idea principal del juego es buena, un juego de puzles donde ejercitar el coco para intentar poner a salvo a nuestro protagonista, pero se hace demasiado repetitivo y tedioso. Opino que éste puede ser un juego para móviles o tablets interesante, donde puedes echarte una partida a un nivel entre parada y para de metro y otra más en un intermedio mientras ves algo en la tele.  Pero desde luego no es un juego para jugar en una sobremesa durante un periodo largo de tiempo.

 

Back to Bed

Si llevas 6 horas jugando y el Gamepad no se os ha quedado sin batería es posible que te hayas dormido del aburrimiento y estés soñando. Sé como Leo, usa el mando como “totem”.

 

Fuente 

Análisis - Back to Bed, un sueño tedioso en tu Wii U
Nos encontramos ante un hermoso mundo de sueños pero demasiado monótono. Es corto pero aún así tal vez no te lo acabes.
GRÁFICOS65%
SONIDO50%
JUGABILIDAD35%
DURACIÓN35%
PROS
  • Un mundo hermoso inspirado en cuadros famosos
  • Un argumento ingenioso y personajes llamativos
CONTRAS
  • Demasiado repetitivo
  • Poca duración (todo parece indicar que se ha quedado a medias)
  • Un precio demasiado elevado para lo que es
46%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Hacer Comentario