Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Mucho ha llovido desde la presentación del por entonces Zelda U en 2014 y el lanzamiento de Breath of the Wild en 2017. Tanto, que hasta ahora tenemos dos versiones para dos consolas distinta, y la que fuera la gestante del proyecto desde el principio se ha conformado con una versión recortada frente a su hermana pequeña. Pobre Zelda U.

Pero bueno, eso lo dejamos para un artículo que estamos preparando. Lo que ahora nos concierne es un vídeo comparativa del vídeo que vimos sobre el juego en los Game Awards de 2014. Sí, esos en los que salen Miyamoto y Aonuma tan campantes presumiendo de sus dos juegos para 2015 (Zelda y Star Fox)… que al final ninguno salió en su fecha. El caso es que en aquel vídeo (off-screen) vimos por primera vez el juego en acción en Wii U, y más allá de algunas diferencias técnicas, la jugabilidad era prácticamente idéntica (salvando el completo mapa disponible en el GamePad, inexistente en la versión final).

 

 

Como es lógico, Miyamoto y Aonuma demuestran los grande que es el mundo, que, comparando los mapas, ya presentaba la misma disposición de sus principales accidentes (montañas, lagos, desiertos…). Lo que ha cambiado son los pequeños detalles: colinas que ya no están, ruinas que cambian ligeramente de tamaño y posición, arboledas que desaparecen… Y lo más curioso es que el recorrido que realizan los dos figuras para llegar al destino que marcan al principio, habiendo descubierto ahora las localizaciones reales en el mapa… ¡no tiene sentido!

Pero bueno, mejor que lo descubráis por vuestra cuenta. Al final, no deja de ser una curiosidad sin demasiada importancia, y es que el desarrollo de este juego ha pasado por baches mucho mayores que la formación de su terreno. Lo que importa es que, al final de todo eso, se encuentra un juego a la altura de su Leyenda.

Fuente

Hacer Comentario