Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La cantidad de posibilidades que nos ofrece The Legend of Zelda: Breath of the Wild es algo que ya no nos sorprende, desde la posibilidad de poder volar de forma ilimitada hasta poder subir una montaña aún cuando llueve gracias al ingenio de los jugadores. Pero hay algo que el juego nos ofrece y muy pocos jugadores aún no conocen. ¡Podemos comprarnos una casa!

 

Conseguir una casa en Hyrule

Vamos a explicar cómo conseguir nuestro propio domicilio y todo lo que podremos hacer con él. Lo primero que se tiene que hacer es visitar el pueblo de Hatelia. Una vez allí, cerca del santuario debemos dirigirnos al estanque, donde cruzaremos un puente de madera y veremos a un grupo de personas cerca de una casa bastante grande. Si hablamos con su jefe, descubrimos que se llama Karud y que quiere derruir el caserón ya que él y sus trabajadores se dedican a la construcción. Si le decimos que estamos interesados en comprar el inmueble nos pedirá 50.000 rupias por ella, pero si aceptamos la astronómica cifra decidirá hacernos una rebajita (¡Claro que si guapi!), por lo que nos pedirá 3.000 rupias y 30 trozos de madera.

 

Una vez que le demos lo que nos pide seremos los propietarios de una ruinosa casa, pero no os preocupéis ya que Karud nos ofrecerá sus servicios para arreglarla y amueblarla por un módico precio. Nos dará la oportunidad de ponerle una cama, una puerta y luces al domicilio, un jardín y muebles para poder exponer nuestras armas, escudos y arcos. Esta casa será ideal para descansar e incluso cocinar, que que tendremos una sartén en el exterior. También podremos guardar nuestro armamento en las vitrinas que Karud nos ha construido, pero cuidado porque aquellas armas, escudos y arcos que dejemos en el suelo de nuestra casa desaparecerán, por lo que ¡no los dejéis tirados por ahí!

 

3 Respuestas

Hacer Comentario