Ayuda a NextN comprando en Amazon
Nintendo Switch Joy-Con Rojo Azul

Primeras estimaciones externas del coste de fabricar Switch y ventas hasta 2018

La empresa japonesa Fomalhaut, que se especializa (entre otras cosas) en desmontar aparatos tecnológicos y estimar por inspección su coste de fabricación y una lista de materiales necesarios para su construcción, ha publicado un artículo en el portal tecnológico de Nikkei en el que sitúa el coste de fabricación de la nueva consola de Nintendo en unos 257 dólares estadounidenses, alrededor de 241 euros al cambio actual. Esta empresa ha hecho además su propio estudio de mercado de forma independiente y espera que se vendan unos 30 millones de Nintendo Switch para finales de 2018. Lamentablemente, no tenemos acceso a más información de la fuente debido a que es de acceso cerrado.

Aunque no se trata de una comparación especialmente justa, el coste de fabricar la primera NVIDIA Shield que salió al mercado allá en 2013 (ese mando con pantalla desplegable) en aquellos años era de alrededor de 210 dólares, casi 50 dólares menos que lo que cuesta fabricar la Switch. Por otro lado, la NVIDIA Shield Portable no tenía una base ni el mando disponía de unos sensores y actuadores de tanta precisión como los que sí monta la consola de Nintendo. El producto de la familia Shield que más se parece a Switch es la SHIELD Android TV, de la que no tenemos de momento datos de costes de fabricación pero cabría esperar que sean bastante parecidos si no algo menores.

Una Nintendo Switch abierta por detrás

Nunca está de más recordar que los costes de fabricación de un producto tecnológico se refieren, aunque parezca una perogrullada, exclusivamente al precio que le cuesta al fabricante (en este caso Nintendo) la construcción de su producto. Esto incluye, obviamente, el coste de todos los materiales y también el de los operarios que se encargan de hacer el ensamblaje, y también incluyen la caja y todo el empaquetado de una única unidad comercial. Por otro lado, los costes de fabricación no incluyen otros gastos en los que posiblemente ha incurrido la empresa para poder vender este producto como pueden ser los costes de investigación y desarrollo (tanto para diseñar ese hardware final como el de la creación del software que lo hace moverse), de gestión y transporte (administrativos, localización, distribución), de promoción y publicidad… ni el margen que decida establecer la propia empresa, porque a fin de cuentas querrá también tener un beneficio por cada unidad distribuida. A todo esto (os dejo respirar un poco) hay que añadirle también el margen del punto de venta al consumidor final.

Fuente

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Mario Kart Hot Wheels Metal Mario
Metal Mario se suma a la colección Mario Kart Hot Wheels. ¡Y es una pasada!