Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los diminitos seres mitad animal mitad planta que debutaron con la consola GameCube llegarán por primera vez a una consola portátil este verano. Hey! PIKMIN es la cuarta entrega de la saga, aunque tanto por el nombre como por su jugabilidad, debemos tomarlo como un spin-off. A diferencia de las entregas de sobremesa, de desarrollo tridimensional desde una perspectiva aérea, el juego de 3DS se compondrá de niveles cortos en dos dimensiones, que se mostrarán a doble pantalla. La acción se producirá casi siempre en la pantalla inferior táctil, por lo que era una decisión inevitable que el juego carezca de efecto 3D. Ocasión perfecta para estrenar las nuevas New Nintendo 2DS XL, que se pondrán a la venta el mismo día que el juego: el 28 de julio.

 

Hey! Pikmin Release Date Announcement Trailer

 

Exploradores de bolsillo

El control será similar a otros juegos vistos en las portátiles de doble pantalla de Nintendo. Controlaremos a nuestro personaje, el Capitán Olimar, con el Botón Deslizante o con la cruceta (y si eres zurdo, con los botones frontales A, B, X e Y), mientras que interactuamos con el entorno a golpe de puntero. Con dos discretos iconos en la parte inferior de la pantalla, usaremos el silbato para reunir a nuestro escuadrón de Pikmin y encontrar a otros escondidos por la maleza; mientras que el botón de Jet-Pack nos elevará ligeramente en el aire, pudiendo superar obstáculos elevados y pequeños precipicios.

 

Pero el meollo del asunto sigue siendo lanzar a los Pikmin. Pulsando el lugar elegido lanzarás a los Pikmin, que realizarán allí la tarea correspondiente: recoger piezas para construir un puente, atacar a un enemigo, hacer un “salto bomba” para hacer caer una piedra que bloquea el camino… Según la intensidad con la que pulsemos, lo lanzaremos más cerca o más lejos, así podrás llegar a zonas de la pantalla superior. Por supuesto, habrá varios tipos de Pikmin (no sabemos si habrá alguno nuevo aparte de los siete ya conocidos en las entregas anteriores), para cambiar el Pikmin que queramos lanzar basta con pulsar otro icono de la pantalla táctil. El control es sencillo e intuitivo, también cómodo para zurdos, ya que por lo general el ritmo es lento, y no hace falta movimientos bruscos (no es Kid Icarus: Uprising).

 

 

Gráficamente, el juego luce demasiado simple. Los Pikmin y otras criaturas tienen animaciones suaves y un diseño expresivo para resaltar a pesar del pequeño tamaño de las pantallas (mejor en una XL, claro). Sin embargo, los escenarios son excesivamente planos y apagados, algo que no nos sorprende viniendo de los desarrolladores de Yoshi’s New Island. No hay detalle ni animación, casi parecen decorados pintados, cuyos únicos elementos interactivos (maleza donde se esconden los Pikmins) pasarían por setos de cartón de la típica obra de teatro escolar. Intuimos que es para que se aprecien mejor los Pikmin y otros objetos del juego, pero eso no quita que el acabado sea demasiado austero para un juego que, precisamente, trata de la exploración de un nuevo mundo. Tampoco ayuda que los niveles que hemos podido probar sean muy fáciles y estrechos: a pesar de tener bifurcaciones y recovecos, no había ningún incentivo para explorarlos más que hallar los coleccionables que Olimar necesita para reparar su nave.

 

 

Hey! PIKMIN – Estos Pikmin están muy verdes

Aún así, sigue siendo demasiado pronto para emitir conclusiones definitivas. Apenas pudimos jugar dos niveles durante menos de veinte minutos, y seguro que quedan muchos niveles y modos por ver. La sensación de estrechez y vacío de los niveles sigue estando ahí, unas limitaciones impuestas por la plataforma difíciles de evitar. Por ejemplo, no sabemos cuál es el número máximo de Pikmin que podremos dirigir, pero en nuestra prueba alcanzamos una veintena, y ya ocupaban buena parte de la pequeña pantalla táctil. Nos queda la impresión que la franquicia Pikmin no es la ideal para una consola portátil, y que, de ser así, su estilo de juego y la sencillez de sus gráficos casarían más con un juego de móvil que de 3DS. A su favor tiene las posibilidades de insertar mecánicas originales, las cuales no dudamos que lleguen, y cambiar el foco de la exploración a los puzles. Esperaremos, pues, a una prueba más profunda para informaros como es debido.

Hacer Comentario