Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El E3 2017 de Nintendo ha sido muy especial para todos los fans de la compañía de Kioto. Tras el Nintendo Spotlight y el Treehouse, tuvimos la ocasión de poder ver el primero de los torneos que se iban a dar en la feria angelina con los juegos de la Gran N, en este caso se trataba del Splatoon 2 World Inkling Invitational. La competición de los calamares estaba a poco de comenzar y fue un espectáculo tremendamente entretenido, con un ritmo adecuado y sin problemas técnicos de ningún tipo, lo que es una delicia para el espectador. Tres presentadores, uno de ellos analista, nos ofrecían comentarios, jugadas y un notable casteo para el torneo. Pero lo que os interesa, si estáis aquí, es ver cómo transcurrió. Así que vamos a ello.

 

Splatoon 2 World Inkling Invitational, así fue

Ronda Robin

La Ronda Robin, o todos contra todos, formó la primera parte del torneo. En ella se enfrentarían todos los equipos en 1 partida en el modo territorial para luego, según los resultados, conformar los emparejamientos que protagonizarían las semifinales.

 

El partido que abrió la competición era Australia/Nueva Zelanda contra Estados Unidos; o lo que es lo mismo, Blue Ringed Octolings vs. Deadbeat. Los estadounidenses partían como favoritos, pero el equipo australiano dio la sorpresa alzándose con la victoria en la primera partida. Por otro lado Japón contra Europa, es decir, Dynameu contra Rising Moon, donde vimos una fascinante consecución de disparos para que al final se alzasen con su primera victoria los japoneses.

 

Splatoon 2

 

La segunda ronda enfrentaría a Europa y Australia por un lado y a Japón y Estados Unidos por otro. Los australianos, que habían dado la sorpresa en su primera partida, parecían también con posibilidades de llevarse esta, pero no fue así. Rising Moon tomó las riendas y logró llevarse su primera victoria, quedando ambos equipos con 1 victoria y 1 derrota. Por otro lado, los chicos de Dynameu estaban imparables y lograron vencer a Deadbeat. Japón ya tenía un 2-0 a su favor, mientras que Estados Unidos estaba en un crítico 0-2 que haría que su posición fuese la última en aquel momento.

 

Llegamos a la última ronda, el equipo nipón hacía frente a los australianos, con los asiáticos buscando su tercera victoria para lograr un 3-0. Blue Ringed Octolings dio bastante batalla, pero no pudieron ante la supremacía que estaban mostrando los japoneses. En un momento así podíamos ver que, si Estados Unidos ganaba, veríamos un triple empate entre Australia, Europa y Estados Unidos y, caprichoso el destino, así sucedió. DeadBeat ganó y tuvimos aquel resultado, dando a reflejar la igualdad entre los 3 equipos que parecía haber en las Rondas Robin.

 

Tras estos resultados, la clasificación final se decidió según el porcentaje pintado de media. En un primer lugar, sin ninguna duda, estaba Japón, con un flamante 2-0; en segundo y tercer lugar estaban Australia y Estados Unidos, empatados con el mismo porcentaje medio de 42% y, por último, Europa, que había pintado algo más de un 34%. Los enfrentamientos de semifinales ya estaban decididos.

 

 

Semifinales

Tras el todos contra todos, era hora de pasar a algo más serio como eran las semifinales, que se jugarían a Bo5 (“El mejor de 5”). Dynameu se enfrentaba a Rising Moon, con los nipones como claros favoritos tras la espectacular primera ronda. En el otro lado del cuadro teníamos a Blue Ringed Octolings vs. Deadbeat, repitiendo la anterior fase del torneo; pero, esta vez no estaba nada claro quién ganaría, pues en estas semifinales entraban los modos competitivos del juego, y nadie podía vaticinar en aquel momento quién terminaría dominando la situación.

 

En la primera batalla que pudimos ver, Japón comenzó ganando con un resultado aplastante a Europa, parecía que apuntaban a ganar el torneo. Sin duda, sus gestos en este y su forma de juego hacían ver que los nipones no estaban ahí para pasar el rato. A pesar de que Rising Moon intentó hacer bastante, en la segunda y tercera partida no pudieron contra la superioridad de los del País del Sol Naciente.

 

 

Una vez que Japón pasó a la final, tocaba la segunda semifinal del torneo: Australia contra Estados Unidos. Parecía que las partidas iban a estar más igualadas, y así fue; pero, a pesar del esfuerzo de los australianos, los jugadores de Estados Unidos estuvieron mucho más acertados, llevándose consigo el primer combate. Las siguientes partidas fueron sucediendo y pudimos ver cómo Estados Unidos era superior a Australia. Jugadores como Tim daban algo en su equipo que marcaba la diferencia y. sin quitar mérito al resto, se vio que este calamar era capaz de hacer todo un torneo espectacular. Esto, junto al trabajo de los demás, llevó a E.E.U.U. a su segunda y, consecutivamente, tercera victoria.

 

 

La final ya estaba decidida, el resultado de ambas semifinales fue un rotundo 3-0; aunque, al menos en la segunda, se dio la impresión de que no había tanta diferencia entre los equipos. No obstante, también Rising Moon merecía un aplauso en aquel momento. No era fácil plantarse en aquel escenario a jugar a aquello que llevabas tanto tiempo disfrutando tranquilamente en tu sofá, y así veíamos como, por ejemplo, algunos de los jugadores se sentaban muy cómodamente en sus respectivos asientos. Otros hacían gestos de victoria, otros sonreían cuando ganaban y otros cuando perdían. Dábamos la despedida del torneo tanto a Australia como a Europa, que habían ofrecido un grato  espectáculo.

 

La Gran Final

Ya estábamos ante la final, Dynameu era la favorita. Hasta ese momento no había cedido en ninguna partida, colocando un 6-0 en su marcador global del torneo. Por otra parte, Deadbeat daba paso a la última ronda tras dar un golpe sobre la mesa después de un irregular comienzo en el Splatoon 2 World Inkling Invitational, un 4-2 llevaban a sus espaldas ante los nipones. Ambos equipos tenían muchas ganas de alzarse con la victoria, el trofeo del campeón yacía entre ellos esperando a que uno de los dos lograse levantarlo ante los vítores del público. ¿Será que alguno lo miraría y podría esto dar mala suerte a la hora de que se decidiera el torneo?

 

Comenzábamos con una partida frenética en Pintazonas, modo bastante frecuentado en los torneos de Japón, aunque los estadounidenses también sabían jugarlo bastante bien. Ambos equipos intercambiaban la zona quedando cada vez más cerca el resultado final de esta primera partida, totalmente frenética. En una última posesión desesperada de la zona, los japoneses, situados por detrás en ese instante, intentaban aguantar todo el tiempo posible sin dejar que sus rivales se la arrebataran… Pero les fue imposible, el equipo estadounidense llegó con su Derramatic a poner punto y final a esta primera partida que se decantó para Deadbeat.

 

 

La segunda partida era en Modo Torre, donde los estadounidenses parecían, a priori, mejores que los chicos de Dynameu. En esta ocasión, el escenario, que ya vimos en su momento en el primer Splatoon, daba pie a que ciertas habilidades especiales triunfasen y pudiesen tener la clave para ganar. Deadbeat posicionaba su marcador bastante cerca de la victoria, pero los japoneses no iban a dar por perdida aquella partida. Fuertes arremetidas contra Deadbeat fueron sucedidas y dieron lugar a que, a falta de 5 segundos, los japoneses remontasen y se hicieran con la segunda partida dejando el marcador igualado.

 

La tercera partida sucedió en el Modo Territorial, en un campo bastante abierto donde armas de corto alcance podrían tener algunas dificultades, pero que estos chicos con sus grandes cualidades sabrían cubrir sin ningún problema. El resultado de esta fue bastante claro, Estados Unidos ganó por más de un 15% de zona pintada al equipo nipón, dándoles la ventaja.

 

Pasábamos a la cuarta partida, que podría dejar el torneo abierto o cerrarlo a favor de Deadbeat. Ahora tocaba desenvolverse con el modo Pez Dorado, donde, a pesar de que Dynameu comenzó con bastante buen pie, su rival logró en no demasiado tiempo sobrepasarlo y quedarse con una ventaja que, a pesar de los intentos de los japoneses, no perderían. Los estadounidenses proclamaron ganadores de este envite, teniendo 3 partidas para llegar hasta lo más alto.

 

La quinta partida daba lugar de nuevo en el Modo Torre y una feroz arremetida de los estadounidenses al poco tiempo dejaba a Japón con la difícil tarea de remontar si querían seguir vivos en el torneo. No sería por que no lo fueran a intentar, fue apasionante ver cómo aquellos Inkling lo dieron todo para intentar darle la vuelta al marcador. En un último momento, parecía que iba a repetirse aquello de la segunda partida, justamente en el mismo modo y mapa; pero esta vez no fue posible, un jugador estadounidense, ya en el tiempo de descuento, logró matar a los 3 jugadores de Dynameu quitándoles el liderazgo y dándole la vuelta al marcador. Esto se había acabado, Deadbeat, el equipo de Estados Unidos, se alzaba con la victoria del Splatoon 2 World Inkling Invitational.

 

El equipo, que tras un mal comienzo logró superarse a si mismo y cambiar las tornas ante todo pronóstico, sin duda fue el justo vencedor. Las partidas finales fueron espectaculares, un gozo para el espectador de este torneo, demostrando así lo lejos que podrá llegar este juego en el ámbito competitivo; pues solo esto es una pequeña porción de lo que en un futuro podremos ver. Allí estaban, les colgaban las medallas de campeones de sus cuellos, no sin antes felicitar al resto de equipos por su participación. Deadbeat, campeón del primer torneo mundial de Splatoon 2.

 

 

Esto era todo lo que nos ofreció el torneo de Splatoon 2 que nos dejó la boca abierta y con ganas de ver mucho más del juego, cosa que al final no pudo ser. Pero no por ello no fue disfrutado, unas últimas poses del profesor chiflado acompañaban al cierre del telón del torneo y de la transmisión del día del E3 2017 de Nintendo.

Hacer Comentario