Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El que diga que no existe o ha existido una Guerra de las Consolas, es que no está muy puesto en materia. Bien cierto es que ha habido temporadas en las que la Gran N ni ha querido participar, ni tampoco es que hubiera podido. Por suerte o por desgracia, Wii U cayó en combate antes de tiempo, sin poder demostrar lo mucho que valía. En un mundo ideal, digamos que no debería ser una guerra en la que unos pierden, y otros ganan, sino una en la que todos sus participantes sacan partido de ello. Porque fruto de la rivalidad en eventos como un E3 2017, cada una de las compañías trata de esforzarse por tener más contentos a sus usuarios.

 

Porque sí, esto es una competición, y jamás antes había sido tan sana. Atrás quedan las bochornosas campañas para triturar al los rivales (hola y adiós Kevin Butler…). Ahora toca comportarse bien y jugar de forma competitiva. Muestra de esto es el siguiente tweet de Mike Ybarra, vicepresidente corporativo de Xbox.

“Todos compartimos la pasión por el juego. Deseo buena suerte en los eventos de PC Gaming, Sony y Nintendo esperando con interés los shows. #gamer”

 

Toca decir que difícilmente veremos durante el E3 2017 a Shigeru Miyamoto, Tatsumi Kimishima o cualquier integrante de la dirección nipona de Nintendo felicitando o deseando suerte a sus rivales por medio de las redes sociales, pero las cosas están cambiando, y para bien. ¿Quién se iba a imaginar que Nintendo Switch iba a tener su momento de gloria en una conferencia de Microsoft? Sin duda alguna, esa fue otra muestra de buena fe, pues podrían haberse centrado en las novedades de las versiones para sus consolas (Xbox One o la nueva Xbox One X), sin tener que hacer mención alguna a otras plataformas. La guinda del pastel fue el anuncio del juego cruzado entre consolas para Minecraft, dando prioridad a la consola híbrida en su implementación antes que a PlayStation 4. Bueno, ¡esto último ya son estrategias de mercado!

 

 

Una Respuesta

Hacer Comentario