Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Si os hablamos de la aventura de un niño perdido en la selva, seguramente penséis en Tarzán o George de la jungla, pero no, en esta ocasión se trata del periplo de un joven niño con gorra, Kid Tripp, el juego para Android de manos de Mike Burns y distribuido por Four Horses que da el salto a 3DS , mostrándonos el afán de supervivencia de un muchacho que huye de una isla repleta de animales con ansias de sangre tras sufrir un accidente mientras pilotaba su avión. ¿Por qué le desean la muerte hasta los peces? ¿Cómo es posible que un niño tenga el carnet para pilotar una avioneta? No tenemos respuestas a estas incógnitas, pues únicamente hemos de tener algo en cuenta al jugar a esta aventura: ¡Correr para sobrevivir!

 

 

Kid Tripp Nintendo 3DS Trailer – 60fps

 

 

Corre, corre por tu vida jovencito

 

Para ello tendremos que usar todas nuestras habilidades para esquivar a los animales a base de saltos, o afinar la puntería para darles pedradas (los del PETA vendrán por aquí pronto seguro). Nuestro personaje se mueve sólo con una vista en 2D, pudiendo únicamente acelerar pulsando la cruceta o el jostick de movimiento hacia la derecha, amén de los movimientos antes mencionados de saltar y tirar piedras con otros dos botones. La coordinación y reflejos por ello sonla clave para así evitar caer al vacío, hundirnos o ser brutalmente asesinados por un cangrejo.

Sin embargo, aunque esto podría tornarlo difícil, Kid Tripp en sí no produce ninguna sensación de reto. Sí, es complicado el esperar el momento oportuno para realizar cada movimiento, pero una vez que coges los tempos de cada fase, puedes hacerlo prácticamente con los ojos cerrados. Por si fuera poco, aunque contamos con diez vidas, al gastarlas todas podemos empezar nuevamente la fase teniendo únicamente como penalización la pérdida de monedas que hayamos conseguido hasta ahora, que nos permite únicamente conseguir otra vida al alcanzar las 100 (mítico en juegos como Super Mario), y la pérdida de uno de los logros del juego, que realmente no afecta mucho al desarrollo del mismo.

 

 

Es decir, salvando estos detalles, el perder todas las vidas viene a ser lo mismo que morir en una fase, ya que al ocurrir esto también volveremos al principio de la misma. Quizás el verdadero reto hubiera estado en tener que empezar desde la primera ronda de cada capítulo, y así al menos esa sensación de “esto es demasiado sencillo” desaparecería. Esto por desgracia se acentúa debido al número de escenarios del juego, encontrándolos realmente escasos: cuatro fases distintas divididas en 4 o 5 pantallas distintas, pudiendo acabar el juego prácticamente en media hora. A su vez, los retos verdaderamente no aportan una sensación de continuidad, encontrando algunos tales como “completa la zona 4” o “no mates animales en una pantalla”, pudiéndolos lograr en otros veinte minutos. No, no es que sea muy largo, aunque mejor, así el niño sobrevive y no tendremos un pobre Wilson al que le hable.

 

 

En plena naturaleza todo se ve mejor

 

El apartado gráfico de Kid Tripp, por suerte, suple ligeramente las carencias que posee el título, con un aspecto general que recuerda desde el primer momento a los juegos de Mega Drive y títulos como Alex Kidd, con una paleta de colores similar. Sin embargo, los diseños de los sprites están verdaderamente conseguidos y son muy detallados, logrando que veamos auténtica maldad en los ojillos de ese mono que nos alcanza con el coco que nos ha lanzado. Ay, si es que la indómita selva es demasiado dura para un pobre niño con gorra…

 

 

El apartado sonoro, por su parte, es también decente, aunque no una maravilla. Los efectos de sonido son escasos y repetitivos en la mayoría de las ocasiones, aunque al tratarse de un juego tan corto tampoco es que nos cansemos de ellos, pues habremos acabado la aventura antes de cogerles tirria. La banda sonora sí que cuenta con algún tema pegadizo que nos hace más amena una fase concreta, pero no quedarán en el recuerdo del jugador.

 

 

Un viaje corto, muy corto

 

Lo cierto es que Kidd Tripp nos ha dejado bastante fríos. Con ese aspecto gráfico y esa premisa, pensábamos que nos encontraríamos con un juego del que poder disfrutar en los ratos cortos. Sin embargo, se nota que es un título que simplemente han porteado de móvil a 3DS sin más, sin ningún añadido ni aliciente a adquirirlo realmente. Si os gustan los juegos de este estilo, seguramente podáis encontrar títulos que cumplan bastante más que esta aventura por un precio muy similar, y bastante más completos que Kid Tripp.

 

 

 

Este análisis se ha realizado gracias a un código del mismo proporcionado por Nintendo España.

 

 

Análisis- Kid Tripp (Nintendo 3DS) ¡Corre niño, corre!
Un juego colorido con un buen diseño y unos temas decentes, que sin embargo hace aguas debido a su escasa jugabilidad
Jugabilidad40%
Gráficos65%
Sonido55%
Duración20%
Pros
  • El apartado gráfico retro es muy cuidado
  • La música es amena y divertida
Contras
  • Excesivamente corto
  • No ofrece ningún reto al jugador
45%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
1%

Hacer Comentario