Ayuda a NextN comprando en Amazon
Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle

Análisis Mario + Rabbids Kingdom Battle – Nintendo Switch. El crossover que nos enamoró inesperadamente

¿Quién lo iba a imaginar? Que esos rumores sobre la fusión de universos de los locos conejos de Ubisoft y el Reino Champiñón iba a hacerse realidad. Desde luego, ¡es una idea de chalados! Pero es que para crear un videojuego como Mario + Rabbids Kingdom Battle hay que estar un poco tarumba. La primera reacción cuando escuchamos el rumor que pululaba por la red era de incredulidad, no sólo por como sonaba la idea, sino porque no podíamos imaginar que saldría de la mezcla resultante. Y ya si sumabas que decía ser un RPG estratégico en el que los personajes portaban armas láser… En definitiva, no te criticaremos si pensabas que de este crossover no podía salir nada nuevo.

 

Un servidor se considera fan del fontanero. Por contra, he de reconocer que los Rabbids me hacían algo de gracia, pero no como para hacerme con sus videojuegos. Alguno tengo de los tiempos de Wii, fruto de ofertas o la segunda mano, y sí, me han hecho soltar alguna carcajada que otra. Pero lo dicho, nunca motivaron el deseo de hacerme con ellos de lanzamiento. Y así, llegamos al día en el que tengo la oportunidad de disfrutar intensamente de Mario + Rabbids Kingdom Battle en Nintendo Switch. ¿Y qué decir? Pues que me he enamorado de un estilo artístico, algo que comentaremos a lo largo de este análisis, hasta tal punto que estoy deseando que lleguen al mercado los juguetes (no figuras amiibo) que Ubisoft mostró durante la presentación del título. ¿Y qué hay de lo jugable? Continúa leyendo.

 

 

 

La que se ha liado en el Reino Champiñón

Antes de nada, advertirte que puedes ir olvidándote de un argumento épico. Sería lo que cabría esperar de un «RPG» (término erróneo para referirse a esta aventura), independientemente de que sea protagonizado por el bigotudo fontanero, pues las incursiones de Super Mario en el género nos han dejado tras de sí buenas y divertidas historias. Mario + Rabbids Kingdom Battle tiene algo que contar; aquello que lleva a fusionar los mundos de los Rabbids con el Reino Champiñón y la aventura de los protagonistas, guiados por la simpática (¿aspiradora?) Beep-0, hacia la resolución del entuerto. Una historia que no se complica en su desarrollo, bastante lineal y muy guiada, pero no exenta de genialidades por el camino. En pocas palabras, y por si no quedó claro, si lo que buscas es argumento, aquí no lo vas a encontrar.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle

Pero lo que no tiene de consistencia argumental, lo encontrarás en cantidades industriales de diversión, bromas, humor o momentos la mar de adorables por doquier. Es un mundo al revés, donde los Rabbids se han vuelto inteligentes estrategas, sin dejar de ser esos locos liantes que siembran caos y destrucción allá por donde van. Spawny es el nombre que recibe el pequeño Rabbid que sin querer la va liando por el Reino Champiñón, y si eres fan de la comedia de animación, sin lugar a dudas vas a disfrutar de la aventura que lleva a pararle los pies.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Splinter Cell, guiño, guiño

 

Como decíamos, el desarrollo es muy lineal; tenemos el Castillo de Peach haciendo de vestíbulo principal desde donde acceder a cuatro mundos que debes seguir en un orden totalmente determinado, limitando el avance a las habilidades que Beep-0 desbloquea tras completar un mundo. Estas habilidades te permitirán explorar zonas inaccesibles de mundos ya completados… y poco más tenemos que comentar de un argumento que deberías disfrutar por ti mismo, pues contar más detalles sería adentrarnos demasiado.

 

Mario + Rabbids Kingdom Battle ¿Una perfecta y completa fusión?

Hablamos de fusión de mundos, pero en realidad completa no es. La excusa argumental para ello podríamos encontrarla en la escena introductoria… También podríamos deducir que Ubisoft no ha tenido acceso a todos los materiales relacionados con el universo Super Mario, o puede simplemente que las posibilidades fuesen tan abrumadoras que tuvieran que dejar gran parte fuera para concentrarse tan bien como lo han hecho en lo que Mario + Rabbids Kingdom Battle nos ofrece. Por ejemplo, encontrarás Goombas en tu viaje, pero ni un solo Koopa Troopa. Se trata de un paseo por algunos de los mundos que encontrarías en un videojuego de Super Mario, salpicados por todas partes de Rabbids en las más variopintas situaciones, conejos con los que no podrás establecer contacto para intercambiar palabras (si es que pudieran hablar más allá del BWAAAAA), y lo mismo se podría decir de los personajes del Reino Champiñón. Sí es cierto que te encontrarás con Toad, y alguno más que no contaremos para no destripar posibles sorpresas, pero casi en todo momento el versátil Beep-0 el que llevará el peso de las conversaciones.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Chomp Cadenas, uno de los clásicos enemigos que nos toparemos por este alborotado Reino Champiñón. En este caso, se trata de un elemento que condicionará nuestras acciones en el mapa.

 

Así que vayas avanzando encontrarás situaciones bastante inesperadas, mención especial a cierta parte en la que entran en escena personajes de los que vale la pena no conocer de su presencia en el videojuego. Y luego tienes enemigos finales que se marcan un homenaje al universo del fontanero que nos encantaría repetir una y otra vez. En definitiva, se trata de una desternillante historia que te invita a olvidarte de complicaciones a cambio de divertirte en todo momento, tanto durante el transcurso de nuestro viaje por los mundos, como en los propios combates contra los diferentes Rabbids; salvo contadas excepciones, solo tendrás que verte las caras con estos intrusos durante las batallas.

 

Gráficos y sonido más allá de las expectativas

Para empezar, diremos que Mario + Rabbids Kingdom Battle funciona a 900p y 30 FPS en modo TV, bajando a 720p / 30 FPS cuando jugamos en portátil. No quisiéramos ponernos a contar polígonos, medir FPS, resoluciones, ni demás mucho más allá de comentar que puntualmente puedes apreciar alguna pequeña caída de cuadros por segundo en el modo TV, pues lo importante va mucho más allá. Está en lo artístico, en la forma en la que se ha trasladado a la pantalla. Mario + Rabbids Kingdom Battle hace uso de Snowdrop Engine, un famoso motor gráfico creado por Ubisoft (que por cierto, mueve The Division) que le sienta como un guante a este videojuego, haciéndolo lucir de forma soberbia. Los modelados de los personajes y el mundo en general tienen un acabado como si se trataran de juguetes de plástico que han cobrado vida. Es una gozada para la vista.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle

De poco sirve un motor potente, si no hay un trabajo artístico en el que apoyarse, además de profesionales que puedan trasladar todo eso a la pantalla. Encuentras tantos detalles por el camino para comentar, que podríamos completar varias páginas del análisis centrándonos solo en las animaciones de los personajes. Mario + Rabbids Kingdom Battle demuestra un mimo enfermizo por el detalle, unas increíbles intenciones de que todo salga bien en todos sus apartados, pero donde más destaca es en el apartado audiovisual. Sin lugar a dudas, entra por ojos y oídos, pues la banda sonora ya de por sí sola hace que este videojuego cueste hasta el último euro de su precio. Cuenta con temas de todo tipo. Divertidos, agradables, épicos, acompañando en cada momento a la situación; encaja como un guante. Se nota la experta mano del legendario compositor Grant Kirkhope, con alguna melodía que recuerda a su soberbio trabajo con Banjo-Kazooie.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Ese efecto de pelo de borrego… es una pasada posible gracias al Snowdrop Engine de Ubisoft. Aunque claro, en pleno desierto…

 

Por supuesto, nada es perfecto. Más allá de las puntuales caídas de FPS comentadas al principio del apartado (algo que para nada es un problema para un servidor), sí es cierto que la belleza de este título le juega una curiosa mala pasada… y es que hay tanto detalle por todos lados, que deseas tener una libertad de cámara que al parecer no fue posible implementar. ¿Por las posibilidades técnicas de Nintendo Switch? Podría ser. Veremos el mundo casi en todo momento por encima de los personajes, desde una perspectiva isométrica, con bastantes escenas en las que se nos permite ver más allá, y otras partes en las que simplemente la cámara está bloqueada. En otro videojuego nos acostumbraríamos a esta cámara tras un rato… pero Mario + Rabbids Kingdom Battle es tan bonito, y está tan repleto de detalles mientras vas avanzando, que te repites en todo momento «ojalá tuviera el control de la cámara», algo que también se podría decir durante las batallas. La cámara estratégica, un poco más alejada que la normal, no es suficiente para ver el terreno de combate, echándose en falta poder hacer zoom a nuestro antojo, o tener libre control para diseñar nuestras estrategias… o, ¿por qué no?, para ver de cerca los adorables modelos de los personajes… aunque para esto están los modelos 3D desbloqueables.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
¿Snoopy?

Receta de jugabilidad: una pizquita de sencillos puzles y varios puñados de estrategia

¿Qué sería de todo el esfuerzo artístico sin una jugabilidad a la altura? Lo primero que has de comprender es que en realidad no estás controlando a Super Mario (pocos de sus famosos saltos le verás hacer por este mundo), sino a Beep-0. Es este simpático robot el que mueves por el escenario, siendo perseguido en todo momento por el fontanero y dos personajes a elegir, a medida que vayas desbloqueándolos. Batallas aparte, nuestro viaje por el mapeado de los cuatro mundos es bastante simple, sin opciones de control más allá que mover al robot y presionar A para realizar algunas acciones necesarias para avanzar o bien para resolver puzles. Sí, Mario + Rabbids Kingdom Battle está salpicado de puzles, siendo parte de la jugabilidad el resolverlos para poder avanzar, o para hacernos con nuevas armas, artworks, música, etc., en forma de coleccionables.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
También encontrarás algún que otro sencillo laberinto

 

La dificultad de los puzles es creciente, pero no por ello se podría decir que representen un reto, siendo en algunos casos cuestión de probar hasta acertar la combinación correcta. En este sentido, es muy simple, los puzles son una mera excusa para entretenernos entre batalla y batalla, donde está la verdadera salsa jugable de este título estratégico. Los mundos están divididos por ocho capítulos, entre los que nos encontraremos una serie de combates contra los distintos tipos de Rabbids fusionados (o corruptos). Y eso es lo que nos separa del final del juego, lo que hará que nuestra incursión por un extraño Reino Champiñón sea tan lenta, como disfrutable, el corazón de juego estratégico por turnos del título. Aquí es donde habría que tener cuidado a la hora de saber si el título de Ubisoft es o no para ti. ¿Te gusta el género estratégico? En ese sentido, no esperes una exorbitante lista de posibilidades, pues todo se ha reducido en forma de combates por turnos desafiantes, a la vez que placenteros por la experiencia en conjunto.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Cada tipo de enemigo tiene su correspondiente puesta en escena.

 

En cuanto a los enemigos, existen distintos tipos de unidades, repitiendo aparición en los distintos mundos. Aquí volveríamos a comentar el  excepcional trabajo realizado en el apartado artístico, pues es una gozada ver como cambia su aspecto según la temática del mundo. Por supuesto, a medida que avanzas nuevos tipos de unidades entran en escena, añadiendo dificultad a las batallas, siendo quizás lo más complicado el momento en el que un escenario rebosa enemigos y no tienes donde esconderte.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Los controles en las batallas son simples e intuitivos. Stick analógico izquierdo para desplazarte por el mapa, el derecho para rotar la cámara,  L y R para cambiar de héroe, ZL y ZR para moverte por las técnicas, y A para seleccionar. Un consejo: cuidado con las Valquirias…

 

Existen varios tipos de batallas: derrotar a un número determinado de enemigos (pueden seguir surgiendo hasta el infinito), derrotar a todos los enemigos (un número determinado por derrotar sin que aparezcan más), batallas en las que solo tienes que alcanzar la meta con uno de los héroes para ser superadas, o de escolta, donde un personaje que no puede atacar debe ser protegido hasta que alcance la meta. Los combates contra mini jefes y jefes son básicamente un «acaba con el jefe». Por lo general, no vale con ir a acabar con todos a lo loco y sin pensar, pues nuestros enemigos no tienen un pelo de tonto (¡y eso que son Rabbids!). Las prisas no son buenas, y tener la meta frente a tus narices no significa que hayas ganado. Ejemplo de ello fue una partida de «alcanza la meta» que me llevó varios minutos. Solo me quedaba Mario vivo, a un turno de conseguir alcanzarla (¡al fin!) y con solo 59 puntos de vida. Llegó mi turno, y tenía dos opciones, golpear a dos enemigos que estaban justo en mi casilla, o moverme a la meta. Por desgracia, escogí lo segundo, sin darme cuenta que uno de los enemigos tenía activada su «Visión del Héroe»… terminando con la vida de mi último héroe, y teniendo que reiniciar el combate. Lo dicho, hay que estar atento y mover con cabeza.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Para hacerlo «perfecto» debes no exceder los turnos planteados para esa batalla… ¡y que no muera ninguno de los héroes! La recompensa depende de lo bien que lo hagas.

 

Evolución de los héroes

Comenzaremos la aventura con Mario, Rabbid Luigi y Rabbid Peach. El fontanero es el único que debe participar en todo combate, mientras que los otros dos podrán turnarse con otros héroes que vayamos desbloqueando según el transcurso de la historia, salvo combinaciones prohibidas (por ejemplo, no puedes tener en el mismo equipo a la Princesa Peach y a Luigi). Todos ellos cuentan con una serie de habilidades únicas, así como otras comunes con el resto, que van desbloqueándose a su vez por medio en el llamado Árbol de Habilidades. Es decir, al principio cuentas con habilidades de disparo básicas, pero, por ejemplo, gastando los orbes necesarios podrás hacer que Rabbid Luigi robe vida tras asestar un golpe de «acelerón» (una segada o zancadilla) a los enemigos, que Rabbid Peach haga su trabajo de curandera, o que Mario haga uso de su útil Vista de Héroe, que, incluso fuera de turno, hace que dispare a un enemigo si se pone en movimiento dentro de su campo de visión. Los orbes son la moneda de cambio para el árbol de habilidades, se obtienen tras vencer batallas o en algunos cofres mejor o peor escondidos por el mundo.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle

El Árbol de Habilidades en un principio se presenta como algo interesante, pero en poco tiempo alcanzarás las acciones de combate y defensa básicas de cada héroe, sin que existan diferentes que asignar, sino mejoras para los personajes y posibilidades extra. Es decir, cada uno cuenta con cuatro acciones en combate, en el caso de Super Mario, disparo, martillo, Vista de Héroe y Poder M, mientras que en el Árbol de Habilidades podrás desbloquear desde daño por pisotón, salto purificador (que cura estados alterados de nuestros compañeros), puntos de vida extra, etc. Digamos que la gracia está en utilizar al héroe adecuado en los combates, algo que formará parte de nuestra estrategia. Puede que un combate determinado necesite de héroes distintos…

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
La buena noticia: puedes hacer daño con la pegajosa miel… la mala es que también te lo pueden hacer a ti.

 

Sumado a esto, cada héroe tiene su propia arma principal y secundaria, cada una de ellas con una simpática mini descripción que deberías pararte a leer (en serio), no por su utilidad, sino por la cantidad de chistes que podrás encontrar en ellas. En el caso de Mario, usa bláster (útil a distancias largas) y martillo (que destroza al enemigo si te colocas junto a su casilla), pero luego hay otros personajes como la Princesa Peach cuya arma principal es menos precisa, sin embargo arrasadora, golpeando a todo lo que se encuentre frente a ella, sea amigo o no. La elección de la combinación adecuada de héroes será lo que en algunos casos decida la victoria, mientras que las actualizaciones a nuevas armas queda como algo secundario en un sentido; no tendrás ninguna favorita, quedan obsoletas enseguida que avanzas por el mundo. Es importante ganar dinero para tener siempre la más potente del momento para los héroes que utilizas con regularidad, escogiendo el elemento que mejor te vaya en combate. ¿Elemento? Digamos que un arma puede tener un porcentaje de causar daños por un elemento determinado, entre varios disponibles: tinta (ciega al rival sin que pueda atacar, pero si moverse o realizar movimientos, por ejemplo, de cura), miel (atrapa al rival en una casilla por un turno), empujar (empuja al rival varias casillas), rebote (el rival sale rebotado por los aires), etc. Cuanto más alto sea el porcentaje del elemento, más posibilidades tendremos de que surja efecto. ¿Y sabes qué? A medida que avanzas, los enemigos también ganan en habilidades (como la Vista del Héroe o el salto de equipo), pudiendo hacer uso de armas con elementos.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
El poder Salir por Patas amplía las casillas de desplazamiento de todos los héroes en el radio de Luigi, ¡muy útil!

 

La experiencia va algo más allá de lo que os estamos contando, pero en definitiva, la salsa jugable de Mario + Rabbids Kingdom Battle está en estos combates estratégicos, de dificultad creciente pero no abrumadora (puedes activar un modo fácil durante cada combate que cura a los héroes de batallas anteriores y aumente los puntos de vida), sin que falte el reto por el camino. Es una divertida experiencia que no reserva tiempo para el aburrimiento.

 

Entra en la Cúpula Colega con un amigo

El modo multijugador de Mario + Rabbids Kingdom Battle es un cooperativo que nos propone superar junto a un amigo (en local, no cuenta con posibilidades online) diversos mapas creados para la ocasión, ambientados en los cuatro mundos del juego, a los que podrás acceder a través de la Cúpula Colega. Cada jugador cuenta con dos personajes a elegir, que podrán hacer uso de las armas que se hayan desbloqueado durante el transcurso de la aventura. La jugabilidad es igual a la de los combates del modo para un jugador, solo que añadimos a un héroe más (en la historia principal el equipo es de tres héroes) y la opción de escoger nivel de dificultad, y aquí es donde le pondremos una pega. Y es que sí, es divertido jugar con un amigo, pero no deja de ser «más de lo mismo», cuando un modo competitivo entre dos jugadores, enfrentándolos haciendo uso de las mismas reglas, habría sido un excepcional añadido a la experiencia. Y si ya pudiéramos escoger entre héroes y villanos para nuestras filas, sería apoteósico, como una especie del mítico «Worms», pero sin excavar escenarios. Desde luego, una oportunidad que se ha dejado pasar… o bien que podría llegar vía el pase de temporada anunciado para este título… es algo que se desconoce.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
¡A cooperar con un colega!

 

Regresando al cooperativo, ¿por qué decimos que es más de lo mismo? He tenido la oportunidad de disfrutar de la aventura principal acompañado de mi hijo, entre los dos decidiendo en ocasiones qué hacer durante los combates, y este modo añade un segundo mando a un juego por turnos… Aquí realmente estamos siendo más puntillosos de lo necesario, porque en definitiva el cooperativo es un añadido que se agradece, así como sus mapas divertidos y desafiantes.

 

Posibilidades Nintendo Switch, ¿aprovechadas?

Más allá de materia audiovisual, donde hemos dejado clara nuestra felicidad con Mario + Rabbids Kingdom Battle, Nintendo Switch recibe un título que es solo posible en ella. Por cuestiones técnicas, Nintendo 3DS no podría ni por asomo ofrecer algo similar, y luego tenemos que no verás a un Rabbid Yoshi en una consola que no sea de la Gran N. Aquí tenemos un videojuego que en modo portátil puede ser disfrutado por dos jugadores, gracias a los Joy-Con (aunque la combinación de botones con un solo mando no sea la mejor). Más allá de eso, diríamos que la Vibración HD hace un tímido acto de presencia en algunas partes. Por ejemplo, en el Mundo 4, en una batalla en la que vemos una tuerca gigante girando dentro del escenario, da la sensación de que no sea la vibración clásica la que notamos cuando acercamos a Beep-0 a la zona de la tuerca, pero es algo tan leve, que puede no llegar a apreciarse.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
El martillo de Super Mario no es ninguna broma

 

Por último comentar que Mario + Rabbids Kingdom Battle es compatible con figuras amiibo, pero no tiene diseñadas para la ocasión, algo que es una verdadera pena (insistimos: los muñecos previamente anunciados no son amiibo). Si tienes amiibo de Super Mario, Luigi, Yoshi o la Princesa Peach, de cualquier colección (incluso la de Super Mario Retro) te servirán para desbloquear armas inspiradas en ellos, y ahí termina esta compatibilidad.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Solo puedes utilizar amiibo de Mario, Luigi, Peach y Yoshi. Si acercas cualquier otra al sensor, te aparece el mensaje de que no es compatible.

 

Duración

Cuatro mundos, con ocho capítulos cada uno, suenan a poco. No es el caso. Estamos ante un videojuego a ser disfrutado lentamente, con calma y a lo largo del tiempo. Sus combates llegan a enganchar y a motivarnos a continuar jugando, pero quizás desees poder hacer pausas entre ellos. Puede disfrutarse en cualquier lugar mejor que otros títulos de acción, gracias al ritmo pausado del género de batallas por turnos.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
Cuenta con tres ranuras de guardado por usuario

 

Una vez completada la historia, algo que puede llevarte varias decenas de horas, se desbloquean retos adicionales que te llevarán a nuevos enfrentamientos, contando además con los retos que desbloqueamos al completar cada mundo, algunos de alta dificultad (ejemplo: derrota a todos los enemigos en un turno). También puedes volver a visitar los mundos en busca de cofres de coleccionables, que pudieras haber no visto en tu primer paso por el mundo en cuestión, o bien solo posibles de conseguir tras adquirir habilidades de Beep-0 al terminar un mundo, o bien utilizar la «lavadora del tiempo» para regresar al capítulo que desees, con tu fuerza y armas actuales, algo que no será justo para los enemigos.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle
¡No son unos coleccionables cualquiera! Artworks, banda sonora, modelos 3D, etc., ¡tan deliciosos que los querrás todos!

 

Conclusión: te vas a hacer fan. ¡Está to BWAAAAAPO!

Comenzaré diciendo que Mario + Rabbids Kingdom Battle llamaba mi atención, pero no estaba en mi lista de futuras compras. A poco que vi más, mi interés fue en aumento. Nunca he sido fan de los Rabbids, tampoco es que me disgusten. Y sin embargo, durante su transcurso, y tras haber completado esta aventura, me declaro culpable de haberme enamorado de su apartado visual, musical, personajes, guiños (personajes, mini jefes, jefes finales son puro amor) y humor. Desde los artworks, las flores, pajaritos, árboles, las curiosas tuberías, calabazas, tumbas… hasta las descripciones de cada arma. Hay mucho trabajo y mimo ahí. Y es más, cuento los días en los que llegue al mercado la figura de Rabbid Luigi, mi héroe favorito del juego. En pocas palabras, tiene la capacidad de convertirte en fan. ¡Conmigo lo ha hecho!

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle

Pero el amor tiene algo, y es que ciega. No se puede recomendar Mario + Rabbids Kingdom Battle a todo el mundo, pues no es para todo tipo de jugadores (ni todas las edades, podría ser complicado para los más pequeños), como también es cierto que no por ser jugador debes ser fan del fontanero, o conocer/comprender las bromas que se encuentran por este Reino Champiñón patas arriba. Quizás deberías probar otras experiencias del género estratégico por turnos para ver si ese tipo de batallas pausadas te convencen (un videojuego «algo similar» y gratuito es Fire Emblem Heroes para móviles), y si lo hace, no dudes en tirarte de cabeza. No se puede negar que se esfuerza en ser agradable y divertido durante todo su transcurso.

 

Análisis Mario + Rabbids KIngdom Battle

 

Nintendo Switch es una consola con poco tiempo en el mercado, por lo que las experiencias que ofrece no son muy variadas. Mario + Rabbids Kingdom Battle aporta diferencia a un catálogo que se está forjando con títulos de peso, siendo esta una experiencia muy única. Es un título invita a ser jugado por su apartado audiovisual, por su humor, y por todo el cariño que se nota con el que Ubisoft ha cocinado este crossover. Deseando estoy de que aquí no quede la cosa.

 

Dos horas jugando y resolviendo dudas de Mario + Rabbids Kingdom Battle

 

Hemos realizado el análisis de Mario + Rabbids Kingdom Battle gracias a un código de la versión digital proporcionado por Ubisoft.

El crossover que nos enamoró inesperadamente
PROS
Enamora en lo audiovisual
Rabbid Luigi, Rabbid Peach, Rabbid Mario y Rabbid Yoshi son puro amor
Desafiante, desternillante y muy divertido
CONTRAS
El argumento es muy simple
No tener control de la cámara para admirar los escenarios
Se echa en falta multijugador competitivo
92
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
FIRE EMBLEM THREE HOUSES
Avalancha de información sobre Fire Emblem: Three Houses