Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Seguro que si digo “Arc System Works” a muchos de vosotros se os vendrán a la mente títulos de la saga BlazBlue o Guilty Gear, sin embargo, el título que os traemos hoy es mucho más modesto. Distribuido en nuestro territorio gracias a Circle Entertainment, os traemos el análisis de un juego de gestión para 3DS que nos sitúa al borde del colapso de manos de una simpática tripulación de ratones: Of Mice and Sand.

 

「サバクのネズミ団!」紹介映像

Ratones, arena y un objetivo

Puede que no tengan que recorrer el desierto durante 40 años, pero sin duda los ratoncitos que protagonizan Of Mice and Sand saben lo cruel que puede ser este lugar tan inhóspito. Embarcados en una aventura en busca de la tierra prometida, El Dorado, esta pequeña manada cruzará cada rincón del desierto, enfrentándose a todo tipo de peligros, siendo el principal la escasez de recursos (y algún que otro enemigo por ahí).

 

El título trata de sumergirnos en un ambiente de necesidad, de premura, puesto que nuestro plantel inicial de ratones (que podremos ampliar) necesita fervientemente encontrar un buen lugar en el que habitar, ya que como veremos durante todo el juego, el planeta en el que habitamos es cruel y duro. Sin embargo, esta sensación de rapidez se ve paliada conforme vamos avanzando. ¿El motivo? La necesidad de mejorar constantemente tanto nuestro transporte como los elementos que lo llenan. Ah, ¿pero acaso pensabais que los ratones iban a pie por el desierto? Por supuesto que no. ¡Sería una auténtica locura! Es por ello por lo que la aventura será desde el interior de un “barco” en el que nuestros roedores realizarán todas las tareas que les pidamos.

 

Y este barco, evidentemente, se mueve, y es el encargado de llevarnos a los distintos puntos de descanso que nos permitirán acceder a misiones, reponer nuestros suministros y descubrir nuevos elementos. Sin embargo, nuestro vehículo no se teletransporta, y deberá hacer un recorrido de duración determinada en el que podremos encontrar diversos objetos que nos ayuden a fabricar diversos artículos hasta llegar a su destino.

 

 

Esto, que en un primer momento puede parecer entretenido y prometedor se torna, siendo bastante pesado conforme avanzamos en nuestra aventura, dado que los requerimientos de materiales serán mayores, y la tasa de aparición de algunos se centran en áreas concretas, lo que nos obligará en muchas ocasiones a dar vueltas en círculos para recoger los materiales que necesitemos para mejorar un elemento u otro. A su vez, esto nos llevará a un gasto importante de gasolina, junto a los recursos básicos de comida y agua, que puede dejarnos contra las cuerdas en mitad del desierto (siendo así presa fácil para los moradores del desierto, unos terroríficos gusanos de tierra) o, como en mi caso, anclados a una parada, en la que no podía hacer otra cosa más que esperar a que mis ratones murieran para poder hacer algo nuevamente.

 

Porque sí, los ratones mueren, ya sea por falta de alimento o por heridas de un combate, y más vale que gastes cuidado en que esto no pase, porque encontrar nuevos amigos que le sustituyan no es algo fácil, y si mueren todos es un fin de la partida en toda regla. Además, seguro que se te encoge el corazón al escucharlos soltar un gritito y desaparecer, es imposible no encariñarse con estos amasijos de píxeles. Pero para evitar esta triste situación estamos nosotros con nuestras instalaciones mejoradas, que nos permitirán crear objetos para completar misiones y conseguir así dinero. ¡Viva! Espera…¿que para llegar a eso tendré que volver a dar diez vueltas por el mismo sitio, mientras miro la pantalla esperando a que los ratones finalicen las tareas? ¿Si los enemigos me rompen una habitación debo reconstruirla? ¿Al mejorar mi barco debo rehacer todo y pierdo las mejores que les hice a las habitaciones? Ay, mejor espero sentada.

Algo minúsculo para unos protagonistas minúsculos

Respecto a los gráficos de Of Mice and Sand tengo sentimientos enfrentados, y mucho. Por una parte, el diseño pixelado tanto de ratones como objetos me parece la mar de adorable, sí, adorable. Ver a uno de nuestros personajes con un gorrito de chef preparando la comida, o con su bata de laboratorio preparando productos químicos hacen que no pueda evitar soltar un “awww”. Los escenarios por su parte son muy similares, y salvo los puntos de descanso no veremos mucha variedad, aunque claro, estamos en un planeta perdido, esto le da fuerza a la temática y está bien construido.

 

¿Cuál es el problema entonces? La letra. Cada vez que tenía que leer algo mis retinas lloraban sangre. La letra es minúscula y molesta de leer, en todas sus variantes. Bueno, miento, irónicamente los bocadillos de diálogo que dicen los ratones mientras realizan las tareas, que no tienen ninguna importancia, son lo más agradable para la vista… pero tampoco es que sea un descanso permanente.”Oye, pero tanto texto no habrá. No te quejes”. No. Texto hay, ya sea en misiones o cuando queramos acceder a un rumor para encontrar una nueva localización o desbloquear una nueva habitación. En serio, tuve que poner el brillo de la consola al máximo a ver si así se hacía menos pesado, pero el resultado era prácticamente el mismo.

 

 

Por suerte, lo que sufrían mis ojos lo disfrutaban mis oídos, y es que los temas musicales de Of Mice and Sand, aunque limitados, son bastante buenos, y era imposible no sentirse como en el viejo oeste con, por ejemplo, los temas en los que se emulaban silbidos, recordando, al menos en mi caso, a bandas sonoras de películas como “La muerte tenía un precio”. Los efectos sonoros son también decentes, encontrando una gran variedad especialmente al seleccionar diversas habitaciones, sí, ese entrechocar de platos y cubiertos es de la cocina.

Of Mice and Sand ofrece una gestión… costosa en tiempo

Podríamos definir a Of Mice and Sand como un buen juego de gestión de recursos, que aspira a ponernos en una situación de necesidad pero sin conseguirlo realmente, pese a lo cuál se torna altamente adictivo… siempre y cuando sepas paliar con la repetición, algo común en juegos de este estilo. Sin embargo, no puedo dejar de alabar la cantidad de elementos a los que podemos acceder, a la par que el diseño de los ratones, y, por supuesto, los guiños a ciertas películas que irremediablemente te sacarán una sonrisa.

 

 

Hemos escrito este análisis gracias a un código de descarga de Of Mice and Sand para Nintendo 3DS proporcionado por Nintendo España.

Análisis - Of Mice and Sand (3DS). Los ratones buscan su lugar en el mundo
Si no te importan las esperas a la hora de realizar acciones y los problemas visuales, te entretendrá sobremanera, pues es un juego de gestión bastante realista
Historia60%
Jugabilidad70%
Gráficos60%
Sonido70%
Duración80%
Pros
  • Variedad de objetos
  • Buen sistema de gestión
  • Los ratoncitos y guiños a otras sagas
Contras
  • La letra es muy molesta para la vista
  • Puede generar una sensación de repetición
  • En inglés
70%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Hacer Comentario