Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Olvídate del fútbol, tenis o rugby, el nuevo deporte que arrasará en todo el mundo será el que nos presenta Ultra Hyperball. ¿Que de cuál se trata? pues de darle con la cabeza a un volante de bádminton, simple y apto para todos los públicos. Pero, con una premisa tan sencilla, ¿acaso puede Ultra Hyperball ser un buen juego? Os dejamos la respuesta a ello de manera conjunta con nuestro análisis.

 

Ultra Hyperball – Nintendo eShop Trailer (Nintendo Switch)

Mi sueño es dar cabezazos

Si más de una vez te han mandado a darte cabezazos contra la pared cuando estaban hartos de ti, o te dicen que eres un cabezota, muy seguramente puedas ser todo un campeón de Hyperball, al igual que la cantidad ingente de personajes con la que cuenta el título (o al menos, aspiran a ello). Y ya está, ahí radica la historia del juego: ganar en las distintas fases para así proclamarte el campeón de este popular deporte.

 

Ante esta revelación de una historia prácticamente inexistente, podéis haceros una idea de que lo verdaderamente importante en Ultra Hyperball es la jugabilidad, y no os equivocáis. Usando únicamente dos botones, el de movimiento y el de salto, podremos darle caña a esta aventura, amoldándose a los requerimientos de cada fase, tales como alcanzar una altura determinada antes que el rival o aguantar un tiempo específico sin que el volante toque el suelo. Por supuesto, a esto podemos darle aún más vidilla gracias a las particularidades propias de Nintendo Switch, tales como los controles táctiles cuando juguemos en versión portátil o el uso del sensor de movimiento para desplazarnos por el escenario, haciendo la fase aún más complicada. Especial mención merece las fases para un jugador que hacen uso de la táctil, bastante difíciles de sacar el oro.

 

 

Claro que, disfrutar de esto únicamente en el modo historia sería un auténtico desperdicio, dado que la gracia del juego radica en poder participar junto a tus compañeros en partidas cortas, y por supuesto no os íbamos a traer un análisis con contenido sesgado, por lo que el redactor Isaak17 y una servidora supimos quemar con ganas este modo para varios jugadores, dejándonos con un regusto bastante satisfactorio, pues nos obligaba a jugar más y más para conseguir las distintas medallas y desbloquear así a todos los personajes de los que dispone el juego, que no son pocos. Esta repetición de partidas se ve propiciada enormemente por la velocidad que adquieren cada uno de los retos que podemos disfrutar, no superando una duración de más de unos minutos, invitando, como decimos, a rejugar una y otra vez para alcanzar nuestro objetivo… o machacar al rival, tal y como sufrí en mis carnes. ¿Cómo lo viviste tú, Isaak17?

 

Comentario de Isaak17

¿Esta es mi parte? ¿Que ya estamos en el aire? ¡Buenas a todos lectores! Como dice mi compañera, es cierto que el juego se presta mucho, demasiado tal vez, al multijugador. El modo historia para un jugador lo único que difiere es en algunos bocadillos del texto del protagonista. Texto traducido al español, pero con cuantiosas faltas de ortografía, como signos de puntuación que faltan o palabras mal escritas (como “tornamento” en vez de “torneo”). Son detalles que, aunque apreciables, no empañan el verdadero aspecto a tener en cuenta de Ultra Hyperball, la jugabilidad.

 

No os voy a aburrir con otra explicación por mi parte del objetivo del juego. Resumen: pégale a la pluma con la cabeza todo lo que puedas. Simple, rápido y conciso, como sus partidas. Se trata de un juego perfecto para entretenerte junto con un amigo o amiga, incluso con piques de lo mal que lo hace uno que impide llegar al oro mientras tú haces perfecto tras perfecto, ¿verdad, Saifogeo? No existen muchas fases, 5 por cada modo, pero la dificultad radica en conseguir oro en todas para así poder desbloquear a todo el plantel de personajes jugables, que engloban tanto al protagonista como a un extraterrestre, el hombre pulpo y más especímenes variopintos.

 

Sin embargo, rápidamente empieza a cansar que sea siempre lo mismo, aunque utilizando otras características de Nintendo Switch ya que algunas, como el sensor de movimiento, son bastante difíciles de controlar y requiere que todos los jugadores lo hagan absurdamente bien para sacar el oro, al menos en nuestro caso para dos jugadores. Yo he echado en falta un modo de juego más enfocado al competitivo, ya que lo que existen son las batallas que se basan en llegar a una altitud antes que el rival. Y se me antoja muy escaso.

 

¿Yo no he estado antes aquí?

Entrando ya en el tema del diseño tanto gráfico como musical del juego podemos decir que pierde bastante y nos cansa demasiado. Sí, tiene una cantidad enorme de personajes distintos que desbloquear, con un diseño estilo píxel muy cuco pese a su simpleza, pero es que fuera parte de el cambio de aspecto de unos frente a otros no varía nada en el estilo de juego, y en algunos casos muchos personajes son iguales que otros, variando únicamente alguna tonalidad de color (aunque amor del bueno para el diseño del oso panda que come bambú cuando corre). Este problema se ve acrecentado por el diseño de los escenarios. El juego contará como con… ¿cuatro escenarios? que se repiten una y otra vez. Sí, tienen detalles y son llamativos, pero tanta reiteración, teniendo en cuenta la rapidez de las partidas cansa bastante.

 

 

Este mismo problema es compartido con la banda sonora del juego. Son escasos y  se repiten hasta la saciedad, te taladran el oído y se instalan en tu tímpano a pasar el fin de semana porque hace bueno. No son temas estridentes, ni llamativos en exceso, pero escuchar una y otra y otra vez el mismo hace que simplemente omitas su existencia, al igual que los pocos efectos sonoros al golpear el volante.

 

Ultra Hyperball – Hay que darle al coco, pero con moderación

Lo cierto es que Ultra Hyperball es un juego entretenido, que prima por su simpleza, pero que sabe enganchar debido a su jugabilidad, perfecta para partidas rápidas con amigos mientras esperáis que se haga la pizza en el horno, puesto que de manera individual no se disfruta igual. Pero ojo, siempre en partidas cortas, pues una racha larga puede hacer que os de auténtico dolor de cabeza.

 

Conclusión de Isaak17

Ultra Hyperball es una opción muy viable para partidas rápidas en Nintendo Switch, sobre todo acompañado por algún colega. Una jugabilidad sencilla consigue que la adaptación sea casi inmediata, pero aboca irremediablemente en cansancio en sesiones largas. Además, la música se torna excesivamente repetitiva, cualidad que no acompaña en absoluto y que aumenta esa sensación de agotamiento ya mencionada antes.

 

Un juego que, para partidas cortas y variar la tónica viene muy bien, cuyo enganche radica en la obtención de todos los personajes y en los posibles piques entre jugadores, con un planteamiento muy bueno pero que los escasos modos competitivos, una música demasiado repetitiva y algunos controles consiguen que Ultra Hyperball no pueda brillar todo lo que se querría. Y ahora me acuesto que me está entrando un dolor de cabeza…

 

 

Este análisis se ha realizado gracias a un código proporcionado por Nintendo España.

Análisis- Ultra Hyperball (Nintendo Switch) - Un juego que trae de cabeza
Un juego del que disfrutar en compañía con partidas rápidas, que usa con gran eficacia las funcionalidades de Switch
Jugabilidad70%
Gráficos60%
Sonido30%
Duración65%
Pros
  • Jugabilidad tremendamente adictiva
  • Gran cantidad de personajes
Contras
  • Repetición de escenarios y música hasta la saciedad
  • Errores gramaticales
56%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

2 Respuestas

Hacer Comentario