Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Glorioso el día en el que a Nintendo se le ocurrió crear la vertiente 3D de la serie del “exfontanero”, pues lograron crear todo un referente. Lo necesario para crear tal proeza fue una máquina que lograra representar en tres dimensiones aquello con lo que soñaban sus creadores. Super Mario 64 supuso toda una revolución de la que tomaron nota los grandes plataformas del género que llegaron a continuación, siendo todo un reto para la propia Nintendo crear nuevos capítulos que trataran de igualar su maestría. Y así, llegamos a un Super Mario Sunshine en Nintendo GameCube que supo tomar el relevo apostando por nuevas mecánicas. A continuación tuvimos un par de capítulos de Super Mario Galaxy en Wii que rizaron el rizo, y un Super Mario 3D World en Wii U que supo divertirnos, de nuevo, apostando por novedades jugables que rompían con lo anteriormente visto en una consola doméstica. Siempre se trató de ofrecer lo mejor de cada plataforma donde viajó nuestro bigotudo héroe. Llegamos a Super Mario Odyssey para Nintendo Switch, con una diferencia palpable con respecto a anteriores títulos de la serie; no hace tantísimo que sabemos de él. Es más, hace poco más de un año ni conocíamos el nombre de la consola que lo iba a mover, pero no fue hasta principios de este mismo 2017 que conocimos de la existencia de esta odisea, ante la sorpresa de todo el mundo. Sin embargo, a medida que han ido mostrando nuevos materiales, ha conseguido enamorarnos, crear el deseo de disfrutarlo, hacernos tararear una y mil veces el estribillo de su tema principal, crear el “hype” que se espera de un nuevo Super Mario en 3D.

 

Con esta introducción llegamos hasta un punto clave: el mayor rival de Super Mario Odyssey es el pasado, tratar de superar a videojuegos anteriores. Más allá de gráficos, hablamos de una serie de pura jugabilidad y experiencias innovadoras, donde todo está medido al detalle. En este análisis trataremos de no crear, más de lo necesario, un enfrentamiento directo contra el legado de la vertiente 3D de la saga Super Mario, sino que nos centraremos en el título que nos ocupa, lo que lo hace tan genial, y también aquello que podría hacer ensombrecer el resultado final.

 

Super Mario Odyssey – Tráiler de lanzamiento (Nintendo Switch)

Érase una vez, una princesa secuestrada

Si has visto los tráilers de Super Mario Odyssey, se podría decir que ya conoces todo lo que hay que saber sobre el argumento de este videojuego. Lejos de introducirnos en cómo han llegado el bigotudo y Bowser a luchar por la Princesa Peach, con un Rey Koopa repeinadete y vestido de novio… la historia, de hecho, sin más comienza ahí. Es decir, es de los inicios más directos de los últimos “Super Mario 3D”. Sirve para presentar a Cappy, para justificar un motivo para que forme equipo con nuestro héroe, a fin de salvar a “las chicas”, es decir, a la soberana del Reino Champiñón y a Tiara, hermana de nuestro nuevo amigo. Así que emprendemos de nuevo un viaje para rescatar a nuestra princesa, en esta ocasión con más apuro que nunca, pues parece que Bowser tiene intenciones más serias que cualquier capítulo anterior de la serie: ¡quiere casarse con ella!

Bowser, más emperifollado que nunca… ¡porque se nos casa! ¿Lo conseguirá?

Poco después conoceremos a los Broodals, unos malvados conejos contratados por Bowser para organizar su boda, a los que tendremos que derrotar a lo largo de una odisea que nos llevará a visitar diversos reinos. “Odisea”, en cuanto al viaje repleto de aventuras de nuestro héroe, no en cuanto a argumento. Tenemos muy en cuenta que los “Mario 3D”, salvo alguna excepción (el transfondo de Super Mario Galaxy siempre nos fascinó), han gozado de argumentos intencionadamente simplistas, sin ninguna complicación o giros dignos del recuerdo. Sí en cambio situaciones divertidas, introducción a personajes y demás cuestiones.

Los Broodals son organizadores de bodas que por el mismo precio le pegan una paliza a tus competidores en el amor.

En el caso de Super Mario Odyssey, nos habría encantado contar con algo más para emprender este viaje, para tratar de llenar el hueco de un mínimo de argumento que algunos podrían echar en falta. Eso sí, situaciones divertidas y guiños por doquier no faltarán a lo largo de la aventura. Con esto queremos decir que se le podría pedir más en este sentido, el despliegue gráfico y sonoro exigen algo más que contar, algo más que hacer con todos esos preciosos lugares e interesantes personajes a los que se les podría haber dado mayor protagonismo, algo más que hacer con su vida. En resumen, el argumento es extremadamente simple, pero no exento de momentos divertidos.

 

El juego de un bigotudo más bello hasta la fecha

Espectacular, soberbio, redondo… son unos cuantos adjetivos que servirían para calar a Super Mario Odyssey cuando hablamos de su apartado visual. Tarea complicada es encontrar pega alguna, cuando nos ha dejado tan prendados de sus encantos. Los diversos mundos están perfectamente caracterizados según la temática que abordan, con un encanto made in Nintendo que se ha visto beneficiado de las capacidades gráficas de la consola que lo mueve, una máquina de modestas prestaciones si la comparamos con su competencia doméstica. Como suele pasar, la compañía nipona da clases magistrales de cómo exprimir su propio hardware, cuando todavía estamos durante el primer año de existencia de Nintendo Switch.

Comenzamos en el Reino Sombrero, abrumados por el mimo al detalle de este videojuego, algo que va más allá de las posibilidades técnicas de una consola y tiene mucho que ver con el buen hacer de sus creadores. Este primer reino es un país en blanco y negro, con reflejos dorados, una maravilla para tus ojos. Quizás el desencanto llegue cuando te das cuenta que, pese a hablar de “Reino”, no saldrás de Villa Chistera, pueblo que el propio mapa del juego nos advierte que se trata de un lugar de tamaño reducido. Ah tienes el horizonte de tan mágico lugar, con esos ondeantes edificios coronados con sombreros de copa, llamándote en la lejanía del horizonte, y te encantaría conocer más del reino en cuestión, o encontrar una mayor variedad de habitantes. Esto suele ocurrir allá donde viajes, los “lugareños clónicos” son algo que te vas a encontrar.

En pocas palabras, el viaje de Super Mario lo llevará a distintos reinos, visitando zonas concretas de cada uno de ellos. Algunos de estos lugares son bastante grandes, como por ejemplo Soltitlán, del Reino de las Arenas, incluyendo subzonas a las que puedes acceder entrando a través de tuberías, edificaciones y demás accesos. Otros se te quedarán pequeños. Por ejemplo, de Nueva Donk cabría esperar una gran ciudad, mientras que “solo” tendrás acceso a unas pocas manzanas de la inmensa urbe que puede divisarse a la lejanía.

 

Por supuesto, hay que hablar de lo que hay, no de lo que podría haber sido. Y lo que hay es tanto, y tan variado… que precisamente te hace desear más. Más allá de los reinos y sus lugareños, hay que hablar de los distintos tipos de criaturas que podremos controlar gracias a Cappy. Algo que podríamos resumir en puro amor.

Una banda sonora a la altura de una odisea

Mientras que el apartado gráfico de todo videojuego es algo limitado a las posibilidades de una máquina, todo lo referente a música es otra historia. Dado que la serie Super Mario lleva décadas regalándonos temas que resonarán en nuestras cabezas por el resto de nuestras vidas, tener que medirte con cualquiera de los clásicos de la saga en materia musical siempre será complicado. La cuestión en cuanto a Super Mario Odyssey es bastante sencilla, puesto que no existe la necesidad de entrar en comparativas: brilla por su propia cuenta. Nos encontramos piezas muy variadas, que acompañan a la perfección a cada reino, tan pegadizas como magníficas, de las que no puedes dejar de tararear, y con capacidad de sorprenderte.

Pauline es una reputada alcaldesa, además de una magnífica cantante.

Es complicado citar una canción favorita… pero si tuviera que escoger, quizás me quedaría con esa que llevamos meses cantando, el tema “interpretado” por Pauline, alcaldesa de Nueva Donk, en el pasado conocida por ser “rehén de mono”. Jump Up, Super Star! es la primera canción en toda la serie interpretada por una cantante, algo que deseamos que se convierta en una buena costumbre. Destaca frente al resto, pero no por ello el resto de temas se quedan atrás. En definitiva, Super Mario Odyssey no solo es una maravilla para los ojos, sino también una delicia para nuestros oídos. Si amas la banda sonora de este videojuego, cuando completes la historia tendrás “un regalo” que agradecerás a Nintendo.

 

Jugabilidad, el verdadero corazón de la aventura

Aunque un título alcance la gloria en diversos apartados, todo lo anterior que hemos comentado no tiene sentido si la jugabilidad no acompaña, si no es divertida, incluso si no innova. A todas estas cuestiones, la respuesta con el título que nos ocupa es un enorme sí. Lo primero que has de hacer es olvidarte de los clásicos poderes conseguidos por medio de objetos. No vas a encontrar ni champiñones que ofrezcan distintos poderes, ni estrellas, ni cosas por el estilo. Como mucho, corazones con los que recuperar vida, o aumentarla. Nuestro héroe suele valerse de objetos para superar las dificultades que le planteaban sus aventuras, siendo necesarios algunos para avanzar por determinadas secciones.

Cappy se une al equipo nada más comenzar nuestra odisea.

Pero entonces entra en juego Cappy, una especie de fantasma encerrado en un sombrero de copa, con un impresionante poder: puede hacer que Super Mario “posea” cosas, personajes o enemigos. A Nintendo no le gusta el término “poseer”, prefieren llamarlo “capturar”, pese a que estamos hablando de un fantasma que se introduce en el cuerpo de otros seres anulando su voluntad… pero eso es otra historia. Gracias a este poder, las habilidades del exfontanero van mucho más allá de lo que sus anteriores poderes podrían ofrecerle. Hay enemigos de muy modestas posibilidades, como por ejemplo los Goomba, y luego están aquellos con los que vas a disfrutar, hasta el punto de preguntarte por qué Nintendo no crea un videojuego basado en esos personajes.

 

Si bien la variedad de “capturas” es bastante grande, las posibilidades a la hora de avanzar por un lugar determinado suelen limitarse a una sola. Es decir, no suele existir variedad de opciones a la hora de buscar una solución. En ocasiones se limita el campo de acción del personaje / criatura / objeto capturado, para que no puedas hacer lo que quieras, y así “romper” o desviarte del camino que han designado

Pero no todo te lo vas a pasar “por la gorra”. Hay momentos que tendrás que valerte sin las habilidades de captura de Cappy. Por ejemplo, las secciones en dos dimensiones, un tremendo tributo a Super Mario Bros. (sin champiñones ni estrellas), o en las pruebas donde un espantapájaros te guardará a Cappy mientras dependes única y exclusivamente de las habilidades de Super Mario, todo un profesional de las plataformas, que además se controla de fábula en esta última entrega.

También encontrarás muchos habitantes o seres que quisieras capturar, y no puedes porque simplemente no puedes quitarles el sombrero. Es hasta extraño, incluso forzado, que llevar gorro sea algo tan normal, seas lo que seas. Por supuesto, no hay que darle muchas vueltas a esta cuestión, se trata de una “limitación” introducida para evitar el caos.

 

Todo por las energilunas

Las energilunas son la clave, lo que has de recolectar para que la Odyssey, la nave que nos llevará de un reino a otro, pueda ir un poco más lejos. El principio de la aventura podría definirse como una tarea de recolección. Dependiendo del reino en el que estemos, de sus dimensiones, encontraremos más o menos energilunas. Cuando consigamos las necesarias, podrás viajar al siguiente reino, existiendo en ocasiones la posibilidad de escoger un destino u otro. Quizás la cantidad de reinos no es la que nos habría gustado (dada la extensión de algunos), una odisea más larga habría sido muy de agradecer, aunque cierto es que… una vez completas la aventura principal, todavía puedes ir más lejos a base de recolectar energilunas que incluso antes no existían.

El problema está en la forma en la que se han distribuido estas energéticas lunas. En ocasiones tendrás que superar un nivel, derrotar a un enemigo final (consiguiendo una multiluna, un racimo de tres energilunas), realizar puzles, ayudar a personajes, afrontar con éxito minijuegos, entre otras posibilidades. Hasta aquí, bien, existe una variedad de opciones… sin embargo, existe un gran número de energilunas que te encuentras “al tuntún”, y ya no digamos cuando, a partir de un momento de la aventura, tenemos la posibilidad de comprar infinidad de ellas por cada tienda de cada reino (no os revelaremos el número, pero podrás hacerte con muchas en las tiendas).

Para conseguir hacerte con esas energilunas tendrás que conseguir mucho dinero, 100 monedas por energiluna. Sí, es una forma de estirar la duración… una forma defectuosa que podría llegar a aburrir, no por la dificultad a la hora de conseguir este coleccionable, sino por una falta de imaginación innecesaria. Es decir, si no había forma de colocarlas de forma ingeniosa, tampoco era necesario forzarla sin más.

 

De compras con monedas de oro o locales de cada reino

Si bien la compra de energilunas en tiendas no nos parece muy acertada, con los artículos es ya otro tema. Encontrarás dos tipos de tiendas en Super Mario Odyssey: las que aceptan las clásicas monedas de oro, donde comprar potenciadores de salud, energilunas, sombreros y ropa, y aquellas con las que solo podrás comprar con la moneda local de cada reino, contando con artículos exclusivos de la zona, que podrían ser gorros, ropa o recuerdos con los que adornar la Odyssey. Esto te hará desear hacerte con todas las monedas posibles, pues algunas prendas de ropa son simplemente… una pasada.

Ni te imaginas qué podrás encontrar en las tiendas… Pásate el juego y… bueno, tú pásatelo ;D

Guiños no faltarán, tanto al pasado, como a personajes del universo. Ni te imaginas lo que te espera, con algunas referencias que harán brotar más de una lagrimita nostálgica. ¡Y la cosa parece que no termina! Consigue más y más energilunas, y nuevos y sorprendentes prendas llegarán a las tiendas.

 

 

¡NO PUEDES PASAR! Oye, ¿y qué hay del modo fotografía?

¿Sirve para algo cambiarte de ropa? Sí y no. Digamos que hay ciertos habitantes, repartidos por todos los reinos, que juzgan a nuestro héroe por su aspecto, limitando el acceso a ciertos lugares si no vestimos de la forma que consideran adecuada. Fuera de eso, cambiar de ropa es… visualmente divertido. Quizás quieras explorar la jungla del Reino de las Cataratas vestido de explorador. ¿Y por qué no de pirata?¿O de algo que desentone por completo?

Los trajes son un recurso muy recurrido para limitar el acceso a ciertas partes de un reino

Y aquí es donde entra en juego el modo fotografía; el juego es tan bonito, ¡que estarás haciendo fotos constantemente! Las opciones para cambiar de filtro, ángulo, zoom, enfocar lo que quieras, etc., te permitirán crear verdaderas postales, hasta el punto de realmente disfrutar fotografiando. Esto no sería posible, ni atractivo, sin un apartado visual, no solo pulido, sino precioso. Aquí tienes solo una pequeña muestra de las capturas que hemos tomado con este modo.

 

Dificultad y duración

El apartado más duro de Super Mario Odyssey es su dificultad. No por excesiva, sino por lo contrario. Completar la historia principal se podría definir como un “paseo”, más que una odisea. Un divertido, inolvidable y bonito paseo que verdaderamente merece la pena, porque es de los que vas a disfrutar como pocos. Pero no puedes dejar de sentirte un poco decepcionado por la ausencia de reto que supone enfrentarse a unos jefes finales muy previsibles y fáciles de derrotar, incluso “en su retorno” más adelante. Lo complicado es que te pillen por sorpresa, o que no pilles a la primera lo que hay que hacer para derrotarlos (no ayudan algún mensaje en pantalla que te indica cómo enfrentarlos). También es cierto que la ausencia de vidas a veces te hace repetir y repetir sin mucha preocupación por hacerlo mal; lo único que pierdes son unas monedas que puedes recuperar sin problemas, aunque cabría destacar que el concepto “vida extra” era algo que ya poco importaba en la serie, por lo que no ha sido desacertado eliminarlas.

Como decíamos en el apartado anterior, el secreto de su duración está en las energilunas. Cierto es que algunas (muchas) tendrás que comprarlas, otras tantísimas te las encontrarás al girar una esquina. Pero también las hay que requerirán de tu habilidad para conseguirlas. Hacerte con todas es el mayor reto de Super Mario Odssey, lo que extenderá su duración.

 

Mario solo quería un poco más de dificultad.

Y altamente rejugable, también lo es. No solo por lo divertido que es volver a corretear por algunos niveles, o disfrutar de las habilidades de ciertas capturas, sino también por aquello que podrías encontrar en tu retorno. Tras superar ciertas partes del juego, en tu regreso a mundos anteriores podrías encontrarte con caminos desbloqueados, o personajes con un nuevo reto, puzle, etc., que será recompensado con una energiluna.

 

No podríamos cerrar el apartado de duración sin mencionar un elemento de jugabilidad que podría retenerte horas jugando: las distintas pruebas repartidas por cada reino que te permiten medir tus récords con los de jugadores de todo el planeta. Y es que no solo podrás mejorar tus puntuaciones de forma local, sino que podrás subirlas a Internet para entrar en un ranking en el que aparecerá tu clasificación en la prueba en cuestión. Aquí empiezan y terminan las características online de Super Mario Odyssey, con una posibilidad que puede servirnos para variar entre tanta búsqueda de energilunas.

 

Modo ayuda, o cómo poner las cosas más fáciles

El modo ayuda, siempre accesible desde el menú de pausa, está destinado a poner las cosas más fáciles de diferentes formas: tendrás más corazones de vida, que además se regenerará si dejas a Super Mario quieto. La cosa no acaba ahí, pues a tu disposición tendrás burbujas que te rescatarán si caes por lugares peligrosos, y flechas indicadoras de nuestro próximo objetivo, siempre apuntando hacia donde tienes que ir. Nuestro consejo es que no hagas uso de este modo, pues creemos que la dificultad normal es lo suficientemente asequible como para que pueda enfrentarse cualquier tipo de jugador. Activar este modo serviría para restar reto a los menos habilidosos. ¿Acaso eso es divertido? Además, en el modo normal, si pierdes una vida varias veces contra un enemigo un personaje aparecerá para ofrecerte vida adicional, algo que tampoco es necesario. ¿Y para los más peques de la casa? Te sorprendería ver lo capaces que son los niños con algunos juegos. Nuestro consejo, con respecto a esto, es que vayan a por energilunas más sencillas de conseguir, que aprendan poco a poco a controlar al bigotudo héroe, para a continuación ir expandiendo las fronteras de sus posibilidades. De todas formas, es un modo opcional que podría ser de utilidad para los menos duchos en materia, algo que nunca está demás.

 

Funciones Nintendo Switch

Siempre nos gusta mencionar las posibilidades de Nintendo Switch con cada nuevo título o conversión lanzado en la consola híbrida. Comenzaremos diciendo que poco o nada hemos visto de diferencia entre jugar en modo portátil y TV, algo que es toda una proeza para un título tan potente como Super Mario Odyssey, sin lugar a dudas y de forma obvia, el más potente de la serie en cuanto a apartado técnico, ya sea para consola de sobremesa o portátil. Ni que decir la gozada que supone poder llevarte un videojuego así a cualquier sitio; es un antes y un después en el mundo de las consolas, aunque esto ya lo hemos vivido con otros títulos lanzados en este sistema.

Una de las posibilidades de control a dos jugadores

Pero, ¿qué pasa en cuanto a otras posibilidades de Nintendo Switch? Para empezar, permite juego a dos jugadores utilizando un Joy-Con por participante. Tanto el control del bigotudo héroe, como el de su sombreril acompañante, se manejan a la perfección haciendo uso de este control… si bien es cierto que a veces Cappy puede suponer un “engorro” en las manos de jugadores poco expertos o de graciosillos con ganas de liarla. Por otro lado, la Vibración HD hace acto de presencia, pero no de forma muy diferente a como lo haría la vibración estándar. La vibración del motor de una moto quizás sea lo que más aproveche esta característica, sin que sea muy destacable. La vibración también sirve para encontrar energilunas, y que esté repartida entre los dos Joy-Con (o entre el lado izquierdo y derecha del Mando Pro de Nintendo Switch) también es algo interesante. Por cierto, desde el menú de opciones podrás ajustar la intensidad de la vibración.

Por otro lado, no existen posibilidades táctiles, ni siquiera a la hora de ojear el mapa de cada mundo, algo que tendrás que hacer por medio de controles tradicionales. Sí en cambio tendrás opciones de control de movimiento; agitando los Joy-Con mientras subes por una enredadera, por ejemplo, subirás más rápido.

 

¡amiibo time!

Super Mario Odyssey es compatible con todas las figuras amiibo que ronden por tu casa. Puedes escanearlas con el Señor amiibo, un robot que te ayudará a encontrar la ubicación de energilunas a cambio de escanear una amiibo, o bien escanearlas siempre que quieras para concederte monedas y corazones, aleatoriamente, otras podrían otorgarte nuevos trajes. También las hay que te dan invencibilidad por un tiempo limitado… aunque podrás recurrir a ella tantas veces como quieras. No es la típica invencibilidad que te daría una estrella; nada te puede dañar, pero Super Mario retrocederá por el impacto de los enemigos o trampas que causen daño. Decir que este recurso no es necesario; la dificultad general es muy asequible, como para recurrir a algo que hace que no puedan restarte vida.

 

Conclusión: Super Mario Odyssey, no solo es “otro imprescindible” de Nintendo Switch

Super Mario Odyssey nos ha encantado. En lo audiovisual enamora a primera vista y en profundidad. Hay muchos momentos que recordar y volver a jugar. Es el Super Mario que merece Nintendo Switch, el que redescubrirán aquellos que se apartaron del camino de nuestro bigotudo favorito, una experiencia que además te podrás llevar a cualquier parte. Esto último parece ya “cansino” repertirlo una y otra vez con cada título de la consola híbrida… y es que todavía no nos hemos acostumbrado a esta increíble posibilidad.

En cuanto a lo jugable, nos encontramos el sello de Nintendo. Simpático, divertido, con mecánicas innovadoras, con esa capacidad de dibujarte una sonrisa, con espacio para momentos épicos que lograrán sorprenderte. Magia, es la palabra. En la otra cara de la moneda nos encontramos una dificultad para completar la historia principal que posiblemente te será insuficiente, que trata de equilibrar la duración con una cantidad ingente de energilunas. Quizás lo mejor, en este sentido, sería encontrarte con menos lunas, y más retos… que los hay. Conseguir dinero para comprar todas las piezas de ropa, que se van desbloqueando a medida que consigues lunas, podría ser uno de ellos, si es que eres amante de los coleccionables. La ropa en sí, no tiene gran utilidad, pero utilizarla en el modo fotografía, un excelente añadido para sacar el jugo a toda la belleza visual que desprende, ya vale todo el esfuerzo por conseguirla.

En definitiva, Super Mario Odyssey se convierte por derecho propio en uno de los imprescindibles de Nintendo Switch, completando un catálogo de primer año que jamás hubiéramos soñado en otro sistema. Y no solo se queda en “éso”: el resultado es todo un referente de las plataformas 3D, uno de los mejores juegos de la historia de este género… ¡donde quieras y cuando quieras! ¿Por qué no le hemos otorgado “el punto” que le falta para obtener una puntuación perfecta? Nos habría encantado, pero hay ciertos apartados donde creemos que flojea, que podrían haber mejorado; todo lo que necesita un título con puntuación perfecta lo encontrarás en Super Mario Odyssey, pero no termina de rematar el trabajo por algunas cuestiones comentadas a lo largo del análisis, algo que nos deja con la duda de si Nintendo tendrá intenciones de lanzar actualizaciones que amplíen su contenido para llevarlo hacia esa perfección, como ha hecho con otros de sus últimos videojuegos.

 

Hemos realizado el análisis de Super Mario Odyssey gracias a una copia digital suministrada por Nintendo España

 

Análisis Super Mario Odyssey. Sube a bordo de uno de los mejores plataformas 3D de la historia
Super Mario Odyssey enamora en lo audiovisual, es divertido, jugable, rejugable, toda una gozada para disfrutar en cualquier parte. Es el Mario 3D que se merece Nintendo Switch en su primer año de vida.
Gráficos100%
Sonido100%
Historia75%
Jugabilidad90%
Duración85%
PROS
  • Un precioso espectáculo visual
  • Banda sonora que no pararás de tararear
  • Divertida jugabilidad made in Nintendo
CONTRAS
  • Se echa en falta dificultad a lo largo de la historia principal
  • Infinidad de energilunas que conseguirás sin ningún esfuerzo o que solo existen para alargar la duración
  • Con tal despliegue audiovisual, se echa en falta algo de argumento que lograra rizar el rizo
90%Nota Final
Puntuación de los lectores: (10 Votes)
90%

9 Respuestas

  1. das34

    creo que voy a disfrutar de el como con cualquier otro juego de Mario, es decir una barbaridad. siempre lo he pensado, los juegos de Mario son simples a una vuelta, a pasarlos, porque tiene que llegar a muchos públicos. pero donde empieza la verdadera diversión es en ser completistas como es mi caso. entonces se disfruta de otra forma. a lo mejor así le subo 2 o 3 decimas mas, pero en cualquier caso y leyendo el análisis, muy contento que sea un producto cuidado con mimo que es justo lo que le pedía a su estreno en switch.

  2. Saifogeo

    Una pena que la historia no hile del todo. Sí, ya sé que en los Mario todo es jugabilidad, pero pedir “algo más” siempre es bueno, pese a todo, seguro que divierte tanto como indicas pese a la facilidad de la que hace gala.

    Estoy deseando robarle la Switch a cierta persona para poder probarlo de primera mano, me has alentado a ello xD

  3. moripi

    Muy buen análisis, Mr. Alias, a la altura de este gran juego. Personalmente creo que en este tipo de títulos, en los que la jugabilidad es la piedra angular, la historia sólo puede sumar y no restar y, aunque en mi opinión penaliza bastante la nota final, me parece muy lícito pedir que aporte algo, teniendo en cuenta que estamos en 2017 y que este es el vendeconsolas natural de Switch para estas próximas Navidades. En cuanto a la dificultad, como manco declarado que soy, me alegra que sea un juego llevadero, ya que, al ser tan “bonito”, sería una pena no poder acabarlo por no tener un mínimo de habilidad (creedme cuando os digo que yo no la tengo!). Aun así, también coincido con Alias en que un juego de este calibre debería suponer cierto reto a los usuarios más exigentes, así que no estaría de más un “modo difícil” o algo similar. Lo veremos en un futuro DLC?

  4. alias79

    He disfrutado muchisimo con Odyssey, vaya, es un juego excelente. Pero voy a confesar que lo he pasado muy mal a la hora de puntuar este videojuego. Tenía la certeza de que iba a existir un desfile de dieces impresionante, y también que no íbamos a estar entre ellos. Mola mucho darle un diez a un juego así, te quedas con la conciencia tranquila porque es lo que se espera de un Super Mario 3D. Soy super fan de la serie, he jugado y tenido todos los lanzados, y pasará lo mismo con los que vendrán después… Y ver que hay cosas por las que no le puedes dar una puntuación perfecta… duele cuando no se la puedes dar. Si le hubiera puesto un diez habría mentido sobre lo que pienso, sobre lo que he jugado, sobre lo que he sentido. Y me dolió ponerle un 9 porque sabía que habría gente que chocaría con ello, hasta tal punto de
    que me ha creado bastante preocupación… pero, aunque no vayamos a salir en carteles de medios que den dieces, aunque alguien pudiera criticar la puntuación (incluso sin haberlo jugado), me debo al medio, a los lectores. He de ser sincero por ellos.

    Leñe, diciendo esto, parece que lo haya suspendido jaja. Un 9 es una puntuación excelente, para un juego que lo es. ¿Por qué le he bajado puntos en historia? Está explicado en el análisis, que la historia no tiene peso en la serie, y eso lo he tenido muy en cuenta. Pero es que en “historia” no solo analizo el argumento de un videojuego. Ahí tambien tengo en cuenta el viaje que te lleva hasta el final, la interacción con otros personajes, el humor, la tragedia, las subhistorias… y un 75 sigue sin ser para nada una mala puntuación.

    En cuanto a la dificultad, no soy un jugador exigente, ni un “pro” jugando, ni quisquilloso en ese sentido. Sólo veo que es algo que se ha rebajado sin sentido, que no está bien distribuido. Eso que se llama “curva de dificultad” es casi inexistente durante el viaje que te lleva hasta el final, y extender un juego a base de lunas, colocando en la tienda montones de ellas (al principio no, sino más adelante), o algunas que te las encuentras “girando una esquina” (es un decir)… creo que deberían haber optado por otras opciones a la hora de querer extender la duración. Y bueno, más cosas comentadas en el análisis, jajaja, parece que lo esté analizando de nuevo.

    En fin, lo que vengo a decir es que Super Mario Odyssey es un juego imprescindible, uno de los mejores de la serie 3D, de lo mejor del catálogo de Switch. No os dejéis llevar tanto por los “numeros” en los análisis, ni las puntuaciones de ningún medio; sirven para orientarse, nadie debería quedarse con solo una opinión de un único medio. A fin de cuentas el que tiene la palabra final sobre si le apasiona en mayor o menor medida un videojuego, es el propio jugador ;)

  5. Trekker87

    Buah buah buahhh!! Leyendo este análisis, más ganas tengo de catarlo. ¡¡Muy buen trabajo!! La verdad que lo de la baja dificultad es lo que más me ha chocado, ya que muchos juegos de Mario nos hacían sudar la gota gorda. ¿Quién no recuerda esos planetas insufribles de Super Mario Galaxy en los que tenías que repetir una y otra vez? Aún así, estoy más que seguro que lo vamos a disfrutar como unos enanos y segurísimo que lo peta en ventas.

  6. Consul81

    @alias79 te recomiendo que NO te disculpes por la nota. Ningún juego tiene que ser de 10. Se dice que el único juego de código perfecto es el tetris. Si no es tetris, no es perfecto. Y el tetris tampoco lo es.

    https://mega.nz/#F!sMMhCSDD!4yRJ2M5l9wsKhqA6uU_PnA

    Esta es la versión imprimible de NR la guardo por 2 razones sentimentales en realidad; una es lo poco que se puede encontrar en la web hoy en día de la plataforma de NR y la otra por que es el punto de inflexión en el que deje de hacer las cosas a modo profesional y me centre en los foros. Di un 7 a un juego notable y eso fue mi crimen. Pasaron meses de críticas y debate de cómo puntuaba yo… que era como se acordó en origen… las consas se han de hacer bien y lo destacable es lo que hacen mal o muy bien… solo que se habían ablandado todos… menos yo…

    No te disculpes. El tiempo te dará la razón. ¿Qué sentido tiene poner una nota a un juego que no has jugado? ¿Y vale lo mismo un 10 en next.n que por ejemplo en 3Djuegos? o ¿Nintenderos? hay que puntualizar que hay webs que regalan notas por tener contentos a usuarios y desarrolladores y webs que ponen malas notas por tener polémicas… Que cada uno que te critique haga conciencia de que quieren que sea Next.n. Un medio libre donde informarte por parte de Nintenderos que te cuentan las cosas de corazón y honestamente, o un medio polémico, o quizás prefieren uno de fan boyismo…

    No suelo leer los análisis de ninguna página… si leo esta sobre todas las demas, y el nivel de competencia aunque… me censuro… sigue siendo el más alto para Nintendo de habla hispana… Si como usuarios criticamos la libertad de poner un 9 a un juego que todos dan un 10, lo que estamos pidiendo es un gallinero una Nintenderos mas.

    Además, No vale igual el 10 de unos que el 9 de otros… me explico si una web puntúa 5 como un pasable 6 uno bueno 7 y 8 notable y 9 sobresaliente… siendo honestos… cuantos sobresalientes puede dar en digamos 10 años? 2 generaciones… hagamos recapitulación… cuantos juegos sobresalientes han quedado en la memoria de los usuarios de los últimos 10 años… ¿cuantas obras magnas? Y ojo un sobre seria 9 9.2 9.5… Hay webs que un juego de 7 es solo pasable… esas igual en una generación dan 5 o 6 notas de 10… y bueno 9 quiza 20 … ¿Eso de que vale? Vale para estorbar al próximo juego grandioso… Por ejemplo. Zelda BotW … y Horizon. Ok cuando jugué al segundo pensé que el Zelda no estaría a la altura… un juegazo… muchos medios le cascaron un 10 y vale… para como puntúan ellos está bien… pero ahora resulta que sale Zelda y resulta que si está a la altura de hecho es mejor! ¿Qué haces? ¿Le ponemos un 11? El Zelda tampoco es perfecto… hay criticas argumentadas con razon que son negativas luego no es un juego perfecto de 10. Pero si es claramente mejor que horizon… si a una le has dado un 10… al otro…

    Cuando tu concentras las valoraciones en lo alto pasa que un juego muy superior a otro igual puntúa medio punto por encima… por qué ese medio punto es dos puntos o punto y medio real en otro sitio …

    Repito que no leo los análisis de next.n por que no leo a nadie en este sentido. Pero next.n al menos no son una panda de monos dirigidos por uno retrasado como es Nintenderos. Y en concreto Alias79 se ha ganado mi respeto un par de veces ya demostrando holgadamente que no es idiota. ¿Un 90? bueno es una opinión da igual 89 que 90 que 91… te está diciendo que está muy bien el juego y te lo argumenta… como toda opinión y además basada en sus experiencias es subjetiva y a ti luego igual te gusta más que a él o menos y es perfectamente respetable… que no coincidáis no significa nada… es por esto que no leo análisis… esencialmente para los juegos lo que importa es tu opinión propia…

    Es decir … Gustos colores… si voy a la tienda puedo preguntar si algo me queda bien… y me darán una respuesta personal que puedo o no compartir pero al final por muchas cosas que me den que me van a quedar genial… la cosa se decidirá cuando me vea en el espejo YO. Los juegos es lo mismo… lees un análisis para ver que le ha parecido a otro. Ver si lo que él ve te puede o no interesar pero no mas lejos… lo que él ve, independientemente de si le gusta o no… Lo que si es de muy mongueras es de votar sin haber jugado el juego…

    Yo lo he jugado por cierto en la BGW y lo sentí como un juego sobresaliente… pero fueron 3 veces 30 minutos. No es suficiente.

    Conclusion… no me critiqueis a next.n cuando hace las cosas bien. Hay dias que meten la pata… enfundad las espadas hoy no es ese dia… pero si hay ganas de discutir… Nintenderos meten la pata casi a diario.. algunos dias por doble … nos pasamos un momento si os hace y la liamos… en serio yo la he liado muchas veces y aun no estoy baneado… aunque lo mio es un milagro…

  7. alias79

    Muchas gracias por tu apoyo, Consul81, siempre es interesante conocer tu punto de vista ;)

    He de reconocer que tengo un defecto muy grande, y es la necesidad de que todo el mundo quede contento, algo completamente imposible. Incluso me queda malestar en el cuerpo si veo que hago algo contrario a mis principios, o si no lo justifico / argumento lo suficiente, para hacer comprender mi punto de vista. Ojo, hacer comprender, que no es lo mismo que decir que lo que yo pueda opinar es una verdad absoluta, y lo que opine el resto no vale. Acepto puntos de vista diferentes, por supuesto. Los análisis, de todas formas, tienden a ser subjetivos… trato de ver más allá de mi persona. Pero claro, después de todo, soy eso, una persona jajaja

    Aaaay… otro de mis defectos, es que me dan cuerda, y no paro de hablar. Vaya, ya me he explicado lo suficiente en el día de hoy. Pero ojo, no es que me esté disculpando por ponerle un 90/100 a este juegazo, no quería dar esa sensación. Precisamente este análisis me deja la conciencia muy tranquila. Simplemente entiendo que alguien pueda opinar diferente (incluso sin haberlo jugado), y es algo que también comprendo :)

  8. Consul81

    Gracias, por la consideracion. hacia tiempo que no comentaba, me agrada que os acordeis de mi. Tengo un punto egocentrico y prepotente asi que no se si esto esta bien jajaja. para manchar mi imagen un poco : puestos a mongoladas vote por 95% pero eso fue mi parte troll que bueno me dije “va dale una nota asi sin pensar”, pero ya te habia leido tu comentario asi que… fue en tu honor jajaja la culpa es tuya jajaja.

    Yo soy de la opinion que no se puede dar nunca un 10, El 10 es solo teoricamente posible en rango de posibilidad no nula. Es decir, segun la fisica cuantica hay una posibilidad no nula que por pensarlo o no ahora me caiga en un vortice espacio temporal espontaneo y desaparezca de mi casa… pero cuento con mucha seguridad de que eso no me va a pasar nunca ni a mi, ni a ningun otro ser o cosa.

    Me gustan las notas no numericas… decir es un juego de notable por ejemplo o tener una escala decir por ejemplo si es pasable decir pasable y si es imprescindible en el catalo imprescindible y si es obra maestra decir obra maestra en lugar de notas o estrellas.

    Aunque yo en mi foro uso estrellas… pero por que la gente le cuesta el tema de las palabras como nota… A los seres humanos nos pone mucho cuantificar las cosas.

    Pero puntuar un juego a menudo es como decir “estoy seguro al 95%” o “hoy prefiero comer helado al 90%” En serio? y como sacas ese 90%? como valoras tus ganas en %?¿El 100% es que solo quieres helado o es que te obsesiona? ¿el 0% es un rechazo o que no piensas en el… y luego como haces la escala? mides tus neuroreceptores que se iluminan en un escaner cuando ves el helado?

    En realidad es solo una forma de hablar para aproximarte a un concepto que en realidad no es numerico… pero nos gusta ponerle un numero ¿verdad? Nos hace sentir que lanzamos una idea como emisores a otro humano receptor, mas concreta y precisa y que asi nos entiende mejor… Pero como es una forma de hablar. La realidad es que la interpretacion es sujeta a cultura… Es decir esa persona nos comprende por que sabe interpretar lo que le decimos en la forma que decimos por el dadaje de vivir y hablar como nosotros… si la sociedad usara otra formula y tu usaras el numero por primera vez te mirarian raro… Pero y esto es curiuoso en españa no es el unico lugar que tenemos esa forma de hablar… al ser humano le chifla cuantificar las cosas tenga o no sentido cuantificarlas…

    Dar nota numerica a un juego contenta al lector. Pero una valoracion de opinion con parametros abstactos como la sensacion jugable, no es cuantificable numericamente de forma obgetiva. ademas ya entras en valoracion compleja como poco valoras 2 cosas. tu sensacion y el por que de tu sensacion o obgeto de origen. Y tu no tienes un medidor de quimicos neuronales para saber cuanto te chifla un juego… Asi que el numero de una nota no es matematico. En realidad es una palabra sugeta a interpretacion.

    El mal del numero y razon de por que creo que es mejor una palabra definitoria es que tambien es como se interpreta… si estamos acostumbrados a leer notas que suelen ser altas por ejemplo un 70 para un juego solo “pasable” al poner tu un 70 a un juego de notable conduces a un error. No es lo mismo tu 90 que un 10 en cualquier otra parte… existe la posibilidad de que tu con 90 estes expresando mejor juego que el otro sitio con un 10…. aqui no hay matematicas… hay filosofia psicologia … letras, para entendernos. Esto hace en realidad mas absurdas las criticas a tu nota… pero tambien es una explicacion de por que no leo demasiados analisis…

    Voy a meterme un rato en vena el stardew valley… esposible que mañana deje ese juego por el Super mario odissey y como se que retomare el juego, quiero dejar la partida limpia de cosas y planes a mitad.

  9. Alexma Sz

    Después de haberlo probado puedo decir que la jugabilidad la vuelvo a encontrar un poco tosca, como me pasó con los Super Mario Galaxy, esa sensación de que a Mario “le pesa un poco el culo” a la hora de echar a andar y saltar. Sigo echando en falta que recupere la fluidez y suavidad de Super Mario Sunshine, en la que casi podías desplazarte como un ninja…

Hacer Comentario