Ayuda a NextN comprando en Amazon
Análisis L.A. Noire Nintendo Switch

Análisis – L.A. Noire (Nintendo Switch). Rockstar entra por la puerta grande

Tras nuestras impresiones de L.A. Noire, nos sumergimos hasta el fondo de los años 40 de Estados Unidos. Tras superar un sinfín de crímenes de lo más pintorescos, encarnando al joven Cole Phelps, os traemos nuestro análisis del primer título de Rockstar para Nintendo Switch.

 

 

Un pasado que te atormenta

La historia de L.A. Noire, sin entrar en demasiados detalles y sin spoilers, nos pone bajo la piel de Cole Phelps, un veterano de guerra que ingresa en el cuerpo de policía de Los Ángeles, tras su servicio militar. Poco a poco descubrimos lo que vivió durante la guerra, entendiendo así mejor su personalidad, a la vez que vamos ascendiendo puestos en comisaría, haciéndonos un nombre, y resolviendo crímenes muy simpares.

 

La historia del juego avanza por casos, habiendo más de veinte. Estos se organizan dentro de distintos departamentos de la policía: Tráfico, Homicidios, Antivicio e Incendios. Algunos son más cortos que otros; en unos tenemos que encarcelar a los criminales y en otros, acabar con ellos. Las aventuras de Phelps abarcan casi todo lo que puedas esperar: casos de tráfico de drogas, asesinatos, corrupción, desengaño amoroso, y hasta llegamos a enfrentarnos contra mentes criminales que juegan con la policía. Por si eso fuera poco, también podemos resolver crímenes callejeros, que son el equivalente a las misiones secundarias. Hay cuarenta.

 

 

Resolviendo crímenes hasta en el baño

L.A. Noire para Nintendo Switch aprovecha las funciones de la consola, cuenta con Vibración HD al tener poca salud, al descubrir pruebas importantes, o al subir escaleras (según el pie que nuestro personaje esté usando en ese momento para subirlas, vibrará un Joy-con u otro), entre otros momentos. Además, podemos jugar de una forma más tradicional en el Modo Sobremesa con los Joy-con en su grip o con el Mando Pro. También nos permite jugar con los Joy-con separados, y utilizar controles por movimiento para investigar, navegar por menús o ajustar la cámara. Con el Modo Portátil, vamos a jugar en cualquier sitio, además, podemos utilizar los Joy-con acoplados a la consola, o aprovechar las funciones táctiles de la pantalla. Esto último nos da la oportunidad de jugar al juego prácticamente en su totalidad con atajos táctiles, con la excepción de no poder conducir los coches con esta función.

 

Y es que en el aspecto jugable, L.A. Noire tiene mucho que decir. Este Sandbox nos permite conducir por una recreación muy fiel de Los Ángeles con prácticamente total libertad, pudiendo explorar diversos edificios y obtener coleccionables. Sin embargo, la jugabilidad va más allá mezclando elementos de Sandbox, con Shooter en tercera persona, y los de una aventura gráfica. Asi, en diversos momentos hay que sacar las armas y liarse a tiros con los “cacos”, mientras que en otros toca poner a trabajar al cerebro, y tener auténticas batallas intelectuales contra testigos nada dispuestos a colaborar. Aquí entra en acción la tecnología MotionScan con la que hasta el más mínimo tic de los actores queda reflejado en el juego, teniendo que usar nuestra intuición para llegar a la verdad. Tenemos diversas formas de hacerlo, pudiendo elegir entre Poli Bueno (creer al testigo), Poli Malo (dudar de él y presionarle) o Acusar (presentar una prueba que demuestre que miente).

 

 

Una delicia para los oídos

L.A. Noire cuenta con un apartado gráfico muy destacable, pudiendo llegar a los 1080p en Modo Sobremesa, y 720p en Modo Portátil. Los gráficos son realistas, y aunque a veces se nota que es un título algo antiguo, esta versión logra que nos acabemos olvidando de ello, sobre todo cuando conectamos la consola en el dock. Siendo uno de los pocos títulos disponibles en este momento para la consola con estética realista, sale muy bien parado en cuanto a comparaciones.

 

En lo referente al apartado sonoro, es sobresaliente. La música ambiental está muy cuidada y es fiel con la época histórica que representa, teniendo todo un aire muy jazzero y de cine negro. Los sonidos son clave en este título y es que, por pistas sonoras, sabremos cuando hemos terminado de recolectar pruebas en una escena del crimen, por ejemplo. Que los detalles musicales y sonoros se hayan cuidado con tanto mimo siempre se agradece, pero por si fuera poco, contribuyen de forma notable a la inmersión. Desde aquí recomendamos jugar con el volumen bien alto, y si acabamos jugando fuera de casa, llevar siempre unos cascos encima. El título cuenta con las voces en inglés, con un doblaje de primera, ya que son los propios actores que prestaron sus rostros los que nos hablan, quedando todo aún más natural. Como es de esperar, pese a que las voces están en ese idioma, el juego está subtitulado al español.

 

 

Conclusiones: L.A. Noire, un gran incomprendido

Vivimos en una época donde las remasterizaciones, ports, versiones HD y remakes están a la orden del día. Muchos jugadores se quejan de esa situación, sin embargo, hay veces que debemos mostrarnos agradecidos. L.A. Noire es jugable por primera vez en una consola de Nintendo, y eso debe ser motivo de alegría para todos los amantes de los juegos de Rockstar; pues aunque en su momento fue elogiado y galardonado, da la sensación de que ha quedado un poco en el olvido. Ya no tenemos excusa para no jugarlo, y si os gustan los títulos de acción y misterio, así como las aventuras gráficas, L.A. Noire no os va a decepcionar, por si fuera poco, al contar con todos los DLC’s de la versión original, el juego aumenta su duración hasta más de veinte horas.

 

Si bien no todo puede ser bueno, nos hubiera gustado poder conducir con atajos táctiles, poder acceder a los logros dentro del juego, y no desde la versión web del Social Club de Rockstar, o que el “popping” no fuese tan notable al ir por la ciudad con el coche a altas velocidades. Sin embargo, estos detalles no son capaces de ensombrecer un título tan ciudado como éste. Esperamos que la relación entre Rockstar y Nintendo siga creciendo y podamos disfrutar de más juegos de la compañía en el futuro. Quizá hasta de una secuela de L.A. Noire, con otro protagonista y en otra ciudad, por ejemplo…

 

 

 

Análisis realizado gracias a una copia física de L.A. Noire para Nintendo Switch cedida por Rockstar Games

L.A. Noire para Nintendo Switch aprovecha las funciones de la consola y nos trae una adaptación más que notable de un gran título.
Nota de lectores5 Votos85
Pros
Ambientación
Banda sonora muy cuidada
Equilibrio entre lo real y lo ficticio
Contras
Popping
Pequeños fallos de audio
No poder conducir en el modo táctil
85
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Análisis – Undertale (Nintendo Switch). Un “RPG” con determinación