Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿Qué tienen en común R-Type, Fantasy Zone o Gradius? Al margen de que todos son shoot ‘em up en los que controlamos una nave cuyo objetivo es acabar con todos los enemigos que se pongan por delante, claro está, pues que son juegos de un género que despegó en los ochenta y principio de los noventa, pero que por desgracia sus motores se han ido apagando con el paso del tiempo hasta quedar solo unos pocos valientes al cargo de la flota. Ahí es donde entra 2Awesome Studio con Dimension Drive para intentar demostrar que la galaxia puede seguir salvándose con muchos disparos, power-ups y una nave que está en dos sitios a la vez.

 

Dimension Drive – Launch Trailer (Nintendo Switch / Steam)

 

Una nave, dos dimensiones, el doble de enemigos y puntos

Jackelyne Tydwood es la última superviviente de su planeta después de que la raza de alienígenas Ashajuls lo destruyese y otros cuantos más por toda la galaxia. Pero como buenos villanos no se conforman con conquistar y destruir una galaxia y por eso al descubrir una tecnología que les permite saltar entre dimensiones deciden conquistar todo el multiverso. Jack acompañada de la inteligencia artificial V.E.R.A. y su nave Manticore, capaz de realizar también los saltos entre dimensiones, decide dedicar su vida a impedir que los Ashajuls acaben con todo lo que jamás ha existido.

 

Estos saltos dimensionales son el núcleo y elemento diferenciador de todo el juego. En todo momento podemos ver dos dimensiones a la vez, una a la izquierda y otra a la derecha de la pantalla y podemos saltar entre ellas en cualquier momento. Bueno, a decir verdad en cualquiera no. Los enemigos, sus balas, y elementos del escenario son distintos en cada dimensión por lo que antes de saltar tenemos que fijarnos bien a la hora de saltar entre una y otra para esquivar ataques o enemigos. Y esta peculiaridad de saltar entre dimensiones forma el sólido núcleo de la jugabilidad.

 

 

Como buen juego arcade que es, Dimension Drive va de conseguir puntos matando a todo enemigo que veamos para aumentar el multiplicador y hacer combos más largos. Y precisamente para mantener ese multiplicador hay que saltar de una dimensión a la otra, para que nuestra barra de disparo se recargue en la pantalla en la que no estamos y no perdamos el multiplicador cuando se vacíe la barra. Pero si sois amantes de las puntuaciones de más de seis cifras no os preocupéis, ya que cuando entréis en la zona de peligro la voz de V.E.R.A avisará de que hay que cambiar de pantalla para no romper el multiplicador. Esto que parece fácil no lo es en absoluto y no serán pocas las muertes que sumemos al contador por no estar atentos a donde saltemos con las prisas de no perder el ansiado bonus de x99 puntos.

 

A medida que avanzamos por los 13 niveles, vamos encontrando cubos de datos con los que desbloqueamos nuevos tipos de disparos, entre los que se pueden elegir antes de empezar cada misión, que combinados con las mejoras que adquirirá la nave al avanzar por la historia, hacen que el juego y sus reglas cambien bastante. El Reverse Drive permite girar la nave 180 grados, ralentizando el avance y permitiéndonos disparar a los enemigos que vengan por la parte inferior de la pantalla. Por su parte el Dimensional Drift permite a la Manticore hacer pequeños saltos laterales dentro de la misma dimensión permitiendo esquivar cortinas de balas, enemigos y obstáculos que de otra forma sería imposible. Todo esto hace que poco a poco la curva de dificultad se dispare debido a la complejidad de las mecánicas, pero que una vez familiarizado con las mismas, resulte súper satisfactorio moverse entre ambas pantallas, destruyendo enemigos y esquivando todos sus ataques.

 

 

Puede que, acostumbrado a los estándares de hoy de juegos semi infinitos, 13 niveles se puedan antojar a poco, pero no hay que olvidar que este tipo de juegos están pensados para rejugar una y otra vez, buscando alcanzar las máximas puntuaciones en cada uno de sus cuatro niveles de dificultad, ya sea solo o acompañado, ya que Dimension Drive tiene campaña para dos jugadores en local. Por cierto, el último nivel de dificultad es solo para los más valientes pues solamente tenemos una vida para completar todo el juego. Lo que quizás si le vendría bien es una tabla de calificaciones online para ver las puntuaciones de otros jugadores y organizar rankings, como los que había en las recreativas.

 

Dimension Drive – Dos por el precio de uno

Haberse criado con este tipo de juegos y jugar a Dimension Drive es un viaje al pasado. Un pasado donde se formó el nombre de “mata marcianos” que tanto usaron las madres durante años. Una realidad donde lo importante es el núcleo jugable del juego y el poder volver para superar un reto mayor, rascar una puntuación un poco más alta y a base de repetir y hacerlo mejor. Y esa dimensión se llama Dimension Drive.

 

 

Este análisis ha sido realizado gracias al código cedido por 2Awesome Studio.

Análisis - Dimension Drive (Nintendo Switch). ¿Quién dijo que las pantallas dobles estaban muertas?
Dimension Drive nos transporta a la dimensión donde los juegos arcade de naves siguen brillando con la fuerza de un Sol gracias a unas mecánicas que dan un soplo de aire fresco al género y le hacen destacar.
Pros
  • La idea original de las dos pantallas simultáneas y cómo se convierte en el núcleo jugable
  • Una vez acostumbrado a jugar, el hacer los cambios de dimensión de la manera adecuada para escapar o eliminar enemigos resulta muy satisfactorio
  • Altamente rejugable
Contras
  • Quizás se echen en falta alguna pantalla más
  • Hasta que te acostumbras a manejar correctamente las habilidades va a tocar morir muchas veces
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
84%

Hacer Comentario