Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La historia de Nintendo es apasionante: multitud de distintas actividades y productos han salido de la compañía que comenzó en 1889 con las cartas hanafuda, sus primeros pinitos. Con el paso del tiempo, ha ido evolucionando hasta el punto en el que hoy estamos. Y cuando hablamos de fracasos de la compañía, muchos solo conocerán los más recientes como fue el de Wii U o Virtual Boy, pero hay otras grandes pifias de las que no muchos conocen.

 

Entre otras, crearon la fotocopiadora Nintendo Copilas, que tenía un mantenimiento muy caro. La máquina era muy barata (9800 Yen de la época) y apenas sin margen comercial, porque los beneficios se proyectaron a través de productos consumibles relacionados. Aunque sí se lograron vender muchas unidades, no fue así con sus consumibles, por lo que tuvieron que dejar de fabricarlas ya que no era rentable.

 

Otro fracaso sonado de la Gran N fue con unas máquinas de juego, las Radar Scope, que tuvieron una buena acogida tras un estudio de mercado, por lo que el entonces presidente de Nintendo América encargó 3000 unidades para Estados Unidos. El problema fue que, en ese tiempo, las máquinas enviadas tras tal estudio de mercado fueron perdiendo el interés del público. Cuando estuvieron listas, los que habían encargado gran cantidad de unidades compraron solo unas pocas, y se acabaron vendiendo apenas un tercio de las previsiones. Hiroshi Yamauchi (presidente de Nintendo por aquella época) mandó cambiar las placas de juego de las máquinas por un nuevo título. Debido a que tenían todos los programadores ocupados en esos instantes, el encargo recayó en Shigeru Miyamoto: el juego iba a ser de Popeye pero, tras no conseguir los derechos, se crearon nuevos protagonistas. Y así fue como nació Donkey Kong, lo que supuso un gran éxito para la compañía y redirigió el futuro negocio de Nintendo como empresa de videojuegos.

Para tener éxito no solo vale con el esfuerzo, también es necesario tener suerte, solo porque hiciste lo correcto no significa que funcionará.

—Hiroshi Yamauchi

 

Nintendo: la innovación por bandera

El caso de Nintendo Labo no es el primero en el que los de Kioto se arriesgan con una idea innovadora que rompa las bases en el mercado. La empresa lleva tras de sí una gran lista de innovaciones que han dado la vuelta a la concepción de videojuego y lo han marcado para la posteridad, siendo esta actitud gran parte del “espíritu de Nintendo” que la compañía lleva décadas por bandera.

 

 

Empezando por el reciente éxito de Nintendo Switch, que esta batiendo récords de ventas en casi cualquier país del mundo. ¿Una consola sobremesa y portátil? ¿Jugar títulos que serían habitualmente de sobremesa en cualquier lugar de forma fácil? Esto y mucho más es lo que ha despertado la curiosidad de los aficionados a los videojuegos por la consola de los Joy-Con. También, si nos remontamos unos años, podemos ver el caso de Amiibo: causaron controversia al principio pero, tras asimilar el concepto y ver las fabulosas figuras que nos ofrecían, algunos decidieron hacerse con ellas solo por su apariencia más allá de las funciones que tienen en algunos juegos. Al final muchos fans de Nintendo o de algunas de las sagas tienen algunas de estas carismáticas figuras.

 

Periféricos de cartón, ¿quién lo diría? La verdad es que pocos lograron ver este nuevo movimiento de la Gran N y Nintendo Labo no ha dejado indiferente a nadie: por ahora es número 1 en reservas en varios países en Amazon y, a la espera de su estreno, veremos que tal es la aceptación del público. ¿Se sumará un nuevo fracaso? ¿O veremos como triunfa y dará un nuevo vuelco al mercado?

Fuente 1

Fuente 2

2 Respuestas

  1. moripi

    Nunca te tocará la lotería si no juegas a ella.

    Personalmente, no dejo de pensar en un Star Wars que aproveche un posible “joystick” de un X Wing o un Excitebike para el manillar de cartón de Labo!

Hacer Comentario