Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis – Bridge Constructor Portal (Nintendo Switch). Aperture Science, te quiero

“Bienvenido de nuevo al Centro Computerizado de Desarrollo de Aperture Science. Al acabar la prueba, podrá disfrutar de tarta y de nuestros psicólogos. Gracias por ayudarnos a ayudarle a ayudarnos.”

 

No hay forma de hacer justicia al nombre de GLaDOS. La probablemente mejor villana de la historia de los videojuegos ha decidido hacer una paradita en Nintendo Switch, pero no sin antes buscar y encontrar una nueva forma de conseguir que nos rompamos el coco con unos cuantos puzles. ClockStone nos trae de la mano de Headup Games, distribuidora de otros títulos como Wonder Boy: The Dragon’s Trap y The Binding of Isaac: Afterbirth +, una fusión entre la famosa y aclamada saga Portal y Bridge Constructor, un juego que, tal y como su nombre indica, consiste en construir puentes. “Pero, Kirby, eso no suena muy bien…”. Oh, boy, nada más lejos de la realidad. Si os gusta cualquiera de los dos títulos que acabo de nombrar, os adelanto que vais a necesitar ir a la Nintendo eShop en cuanto acabéis de leer el análisis de Bridge Constructor Portal para haceros con este extravagante pero maravilloso crossover, donde las mecánicas de Aperture Science se mezclan increíblemente bien entre cuerdas, caminos y soportes para los puentes que debemos construir.

 

 

GLaDOS Calatrava

“Tampoco podía venir ninguno de tus amigos, porque no existen, y eso es porque nadie te quiere.”

 

Una vez conseguimos nuestro puesto en Aperture Science, la acción comienza. Encended vuestros cerebros y no perdáis detalle de la ayuda que nos da GLaDOS a modo de tutorial al principio de los niveles que incluyen nuevas mecánicas. De primeras todo es muy sencillo, tan solo nos hace falta un camino recto y varios soportes para aguantar el peso de un montacargas desde el inicio hasta la salida de la cámara, como se conoce en la saga Portal a cada una de las distintas pruebas que debemos superar. Para lograr nuestro objetivo disponemos de un par de herramientas, los soportes y las cuerdas. Los soportes, una vez colocados, pueden transformarse en caminos para que los montacargas vayan de un lado a otro. A su vez, hay que preocuparse por la física. Tanto el peso de las cargas como el de los propios puentes son elementos cruciales a la hora de ir resolviendo las cámaras que se nos pongan por delante.

 

 

Por ejemplo, en la siguiente captura podemos ver una de las primeras y más sencillas cámaras de prueba. En ella se aprecian los soportes formando triángulos para dar robustez a la estructura que debe aguantar el peso de los montacargas que van a pasar por encima.

 

Unidos a los soportes se aprecian los caminos, en este caso se apostó por crear una cuesta aprovechando la caída de antes y el aumento, por tanto, de la velocidad de los vehículos. De esta forma los montacargas hacen un arco por encima de ese líquido verde que tan mala pinta tiene y que, como podéis suponer, debemos evitar a toda costa. La salida está siempre marcada con una imagen característica de Portal, el contorno de una persona en color azul.

 

Bridge Constructor Portal

 

Asimismo, en la siguiente captura vemos un ejemplo igual de sencillo pero utilizando las cuerdas en lugar de los soportes. En este caso también se añaden los portales, no podían faltar. Si alguno no ha probado nunca la saga Portal y no está familiarizado con el funcionamiento de estos portales, lo primero que le voy a pedir es que se haga un favor y juegue a los dos títulos de Valve. Igualmente, una explicación sencilla del uso de estos portales sería decir que cuando entras por uno, sales por el otro. Vamos, mandando a los montacargas contra el portal azul hará que aparezcan saliendo por el portal naranja, en la parte superior de la cámara. No podemos elegir la dirección en la que los vehículos aceleran, así que los portales son una de las formas en que nos moveremos por la prueba sin necesidad de utilizar puentes por todas partes. Siguiendo con la explicación del nivel, las cuerdas se utilizan parecido a los soportes. La principal diferencia es que las cuerdas no tienen límite en cuanto a su longitud, así que podemos unirlas a casi cualquier sitio que queramos, siempre y cuando no interfiera con ningún otro elemento de la cámara como podrían ser paredes o trampas que veremos más adelante. De esta forma creamos dos caminos, uno en la parte inferior y otra en la superior, y los sujetamos al techo utilizando cuerdas para que no se caigan por su propio peso ni por el de los montacargas. Fácil, de momento.

 

Bridge Constructor Portal

 

Tras terminar con lo más básico, nuevos elementos característicos de Portal se van sumando a la ecuación. Más portales por cámara, rayos láser de color rojo que nos fulminan si los cruzamos, torretas construidas con el único fin de acabar con nuestra paciencia nuestros montacargas, geles de colores que aumentan nuestra velocidad o nos hacen rebotar. Como podéis comprobar los más afines a la saga de Valve, Bridge Constructor Portal no desaprovecha ninguna de las mecánicas o ideas presentadas en el juego original, y se adapta perfectamente con la idea básica del título.

 

 

Misma esencia, distinto sitio

“Estupendo. No se rindió y salió triunfante, incluso en un entorno de pesimismo extremo.”

 

En cuanto al apartado técnico, nos encontramos con una estética que recuerda por supuesto a Portal, y utiliza los mismos sonidos a los que ya estamos acostumbrados. Los láseres, las torretas y las explosiones suenan exactamente igual al juego original. De hecho, Ellen McLain, voz de GLaDOS, vuelve a prestarse para insultarnos ayudarnos con la resolución de las 60 cámaras de prueba que hay en el juego, lo cual nos dará unas diez horas de diversión.

 

Además, si sois de los que trata de mejorar sus propias marcas, podéis rejugar los niveles que queráis desde el menú principal para ver si conseguís construir puentes más eficientes con menos presupuesto. Aquí las locuras las proponéis vosotros. Gráficamente todo es sencillo pero completamente eficaz, no nos supone ningún problema distinguir los distintos elementos de las pruebas y es algo que se agradece sobre todo jugando en modo portátil, donde el propio sistema de niveles da mucho juego para echar una partida corta cuando tengamos tiempo libre limitado.

 

 

El único inconveniente que podemos sacar del juego es un sacrificio que hay que hacer sí o sí en este tipo de juegos, y es que sustituir el ratón de un PC por un stick en muchas ocasiones es bastante notable. La precisión que requieren muchas de las construcciones, sobre todo a medida que avanzamos en dificultad, puede llegar a ser frustrante si decidimos jugar con mando. Utilizar la pantalla táctil también es posible, aunque de la misma forma que el mando, no es lo suficientemente preciso como para poder elegir entre un método u otro. Por ejemplo, la pantalla táctil es muy útil para transformar soportes en caminos tocando encima de ellos, o para moverlos una vez puestos.

 

Por el contrario, hacer zoom es mucho más fácil con los gatillos de la consola. Cuando he jugado en modo portátil, al final he decidido hacer un híbrido entre mando y pantalla, dependiendo qué quería hacer en cada momento. Lo bueno es que para cambiar de un control a otro no necesitamos menú, ya que en cuanto toquemos la pantalla pasará al modo táctil, y si pulsamos uno de los botones de los Joy-Con, hará justo lo contrario, cambiando incluso elementos de la interfaz para informarnos qué botón pertenece a cada una de las acciones que tenemos disponibles. Sí, es algo frustrante, pero es un sacrificio necesario si queremos jugar en consola. Terminas acostumbrándote y no dándole más importancia, ya que el propio título no te pide en ningún momento que hagas las cosas deprisa, y la jugabilidad básicamente se basa en prueba y error, así que un par de segundos más para ponerlo todo en orden a cambio de jugar en cualquier parte y no con Steam abierto, renta.

 

 

Bridge Constructor Portal: Fanservice del bueno

“Adopte la posición de recepción del comité de festejos o se perderá la fiesta.”

 

A pesar de la primera impresión que pueda generar el juego y la mala costumbre que tenemos en cuanto a la inexistente calidad de muchos crossovers, Bridge Constructor Portal demuestra claramente que mezclar los conceptos correctos de una forma eficiente puede dar un resultado no solo completamente inesperado sino sorprendentemente eficaz. Sin dejar nunca atrás el humor de GLaDOS, las peligrosas torretas y los clásicos y míticos portales, la temática principal de construir puentes para que los montacargas vayan de un punto A a un punto B encaja perfectamente dentro del universo que Valve creó y que tantos fans se ha ganado alrededor del mundo, completamente merecidos.

 

Un juego de una calidad que no tiene nada que envidiar a nadie, y que no se aprovecha del nombre de la saga Portal para intentar rascar alguna que otra venta más. Para los que no os guste esta saga podéis disfrutarlo igualmente, ya que como juego de puzles sigue siendo muy bueno. Y si os gusta Aperture Science, seguro que también echáis de menos una tercera entrega que no parece llegar nunca. Os aseguro que Bridge Constructor Portal os hará sentiros como en casa, aunque quizás os deje aún más ganas de esa trilogía inexistente.

GLaDOS, eres la Baya Pabaya.

 

Bridge Constructor Portal

Hemos realizado el análisis de Bridge Constructor Portal gracias a una copia proporcionada por Headup Games.

Bridge Constructor Portal nos lleva de nuevo a Aperture Science para hacernos darle vueltas al coco resolviendo 60 niveles en los que debemos construir puentes y estructuras para llevar montacargas de un punto A a un punto B.
Nota de lectores2 Votos81
PROS
Portal y Bridge Constructor congenian de maravilla
Calidad técnica, original de Portal
Duración y rejugabilidad a bajo precio
CONTRAS
Control inferior frente a la versión de PC
Un modo tipo Super Mario Maker le sentaría genial
No es Portal 3
90
Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Etherborn Switch
Anunciada para la eShop de Switch la intrigante aventura multigravitacional Etherborn