Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Una de las características más significativas tanto de 3DS como de su predecesora, Nintendo DS, ha sido y es la presencia de dos pantallas, especialmente la inferior táctil, lo que desde el principio abrió un mundo de posibilidades tanto a nivel de juegos de toda la vida (plataformas, lucha, RPG,…) usándola una herramienta de control o de apoyo para gestionar objetos, como en novedosas aplicaciones que tratan de explotar nuestra faceta más artística, siendo Butterfly Inchworm Animation II una de las segundas señaladas. Ya con los Art Academy y Pasadibujos pudimos realizar y compartir a través de Miiverse nuestros mejores dibujos, pero claro, ¿y si lo que deseamos es ver nuestra creación en movimiento porque tenemos esa venilla de en un futuro ser brillantes animadores de contenido multimedia? El estudio Flat Black Films lo ha visto claro y por ello nos ofrece esta cuanto menos curiosa herramienta para comenzar nuestro tanteo con el mundillo de la animación artística.

Butterfly Inchworm Animation II

 

Como por su nombre se puede apreciar, no es este el primer trabajo que este equipo nos ofrece, ya que hará unos seis años atrás (cómo pasa el tiempo) tuvimos la oportunidad de probar, a través de DSiWare, Inchworm Animation. Esta pequeña desconocida joya, por unos 5€ o 500 puntos, ya nos dio a probar algunas pinceladas de lo que ahora el actual título nos muestra: dibujar frame a frame a mano alzada o partiendo de formas geométricas y diseños previos nuestras pequeñas reproducciones en bucle, o más conocidas como gifs, que tan de moda vuelven a estar de unos años a esta parte. Con su segunda parte en la portátil tridimensional volvemos a explorar esta cómoda aplicación con algunos interesantes añadidos, no obstante manteniendo la sencillez con que pretende acercarnos al mundillo de los dibujos en movimiento.

 

Por dónde empiezo a ponerme en movimiento

Butterfly: Inchworm Animation II recupera el concepto de crear animaciones breves de la manera más sencilla, con un lienzo en blanco (o en sepia), sobre una línea de tiempo por la que se irán reproduciendo de principio a fin todos los dibujos que la componen y una serie completa de instrumentos (pinceles, colores, sonidos…) para hacerlas cómodamente. Con una interfaz bastante intuitiva que podemos ver en todo momento y unas opciones bastante explicativas a las que podemos acudir desde los botones de la consola; además de lo anterior y para que no nos liemos, contamos con un tour explicativo de cómo funciona todo que podremos consultar tanto cada vez que iniciemos la aplicación como en cualquier momento desde el menú de pausa.

 

 

Desde la cruceta podremos controlar el desplazamiento por la línea de tiempo (arriba para detener o reanudar desde un frame determinado, izquierda y derecha para retroceder o avanzar frame a frame, abajo para situarnos encima o debajo de un trazo ya hecho en un frame determinado), desde los botones controlamos diferentes herramientas (B para deshacer el último cambio realizado, Y para ver la línea de tiempo en su extensión y elegir un frame determinado, X para elegir entre diversos tipos de pincel o las opciones de la herramienta elegida, A para elegir entre varias cosas – cambiar a pincel, forma geométrica, rellenar con un color determinado, seleccionar, etc, L para ver la paleta de colores al completo, R para cambiar el zoom aplicado), y con el botón deslizante o la palanca derecha de New 3DS elegimos un color en el acto. Los controles anteriores se pueden intercambiar para zurdos o diestros desde el menú de opciones, y desde la pantalla superior y el botón deslizante se pueden ir modificando los parámetros de cada herramienta en su correspondiente menú.

 

En la práctica está la maestría

Butterfly: Inchworm Animation II ofrece principalmente dos maneras de realizar las animaciones: o bien sobre la marcha mientras la línea de tiempo va corriendo, dejando unas secuencias chulas o bien a la vieja usanza, dibujando en cada frame de los que la componen. A continuación, para completar la obra, se puede grabar desde el menú de pausa con la cámara frontal de la consola para añadirlo de fondo y además agregar efectos sonoros de los que vienen incluidos en su propia biblioteca o aquellos que nosotros mismos grabemos con el micro incorporado. Un complemento interesante es activar el efecto 3D, para darle una mayor sensación de inmersión a nuestra creación, aunque por supuesto este efecto sólo se apreciará en tanto se vea en la consola.

 

 

Como novedad frente a su anterior incursión en DS, Flat Black Films nos permite compartir nuestras animaciones en su web dedicada a este título, además de por el consabido Miiverse, no obstante, se echa de menos más facilidades a este respecto, como que se pudiera compartir directamente a través de las redes sociales, donde sin duda daría mucho más juego los gifs que vamos creando, aunque tampoco es un detalle achacable a este título cuando la propia consola no lo tiene previsto (toca esperar al botón Share de Switch). No obstante, también queda la opción, un poco más elaborada eso sí, de guardarlos en la tarjeta SD de la consola y de ahí subirlo a nuestros respectivos equipos para darles algunos toques finales y compartirlos.

 

 

Como toda herramienta de diseño creativo, y Butterfly no es menos, aprender a manejarla requiere su tiempo y práctica, de entrada puede resultar un poco árido sin algunos ejemplos de partida, por lo que toca armarse de paciencia y empeño en manejarla hasta aprender a controlar todas las opciones que ofrece este programa; sin embargo, una vez eso ocurre podremos disfrutar haciendo nuestros pinitos con esquemas algo más sencillos que los de un programa más profesional, lo cual se agradece cuando se empieza con algo nuevo. Quizás a lo que más cuesta habituarse es a tener que dibujar en una pantalla relativamente pequeña, hasta en una 3DS XL o una New 3DS XL lleva lo suyo realizar todos los trazos sin salirse, o que quepan en la correspondiente animación todos los elementos que tengamos en mente; quizás por ello hubiera sido más adecuado el gamepad de Wii U para estos menesteres, aunque la comodidad de poder crear en cualquier parte es un aliciente por supuesto.

 

Butterfly Inchworm Animation II – Saca el artista que llevas dentro

3DS continúa siendo, aunque en menor escala que su antecesora, una cantera de aplicaciones que permiten expresarnos artísticamente, ya sea con dibujos a todo color y detalle o con graciosas escenas animadas elaboradas con sencillez admirable, constituyendo una estupenda manera de iniciarnos en lo que pueden ser prometedoras carreras en el mundo de la animación, o al menos una forma alternativa de desestresarnos del trajín diario cuando no nos apetece embarcarnos en otro tipo de videojuegos. Esta nueva entrega de Flat Black Films cumple con un completo programa que, una vez se aprende a controlar ofrece muchas posibilidades de autorealización y aprendizaje, no obstante las limitaciones en cuanto a la forma de publicar nuestras creaciones y la relativa incomodidad de dibujar en una pantalla de pocas pulgadas.

Análisis - Butterfly: Inchworm Animation II (3DS). Anímate a explorar tu lado más creativo
¿Con ganas de aprender a hacer gifs completamente personalizados? Entonces esta es tu programa
Pros
  • Interfaz intuitiva
  • Completo tutorial muy accesible
Contras
  • No tiene muchas vías de publicación
  • La pantalla resulta un poco pequeña
78%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Hacer Comentario