Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

“¡Y justo ahora se pone a llover!”, expresabas con rabia al estar llegando a la cima de una escarpada montaña en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Probablemente te habría gustado que ese día hiciera sol, para no tener a Link a unos centímetros de terminar su sesión de escalada, y ya no digamos si la tormenta es electrica llevas encima algo metálico que “casualmente” atraiga a un rayo. Pero el tiempo puede ser imprevisible, algo que quisieron reflejar los creadores de este magnífico videojuego, y si llueve, pues ha de llover.

 

En esta ocasión tenemos al director de The Legend of Zelda: Breath of the Wild contándonos que pensaron en darle al jugador el poder de controlar las condiciones climatológicas, como podías hacer, por ejemplo, en Ocarina of Time simplemente tocando la canción pertinente. Sin embargo, Hidemaro Fujibayashi confiesa que se dieron cuenta que precisamente era más divertido dejar el clima a su libre albedrío.

 

Hidemaro Fujibayashi: En un principio pensamos en darle a los jugadores el poder de controlar el tiempo [el clima], pero nos dimos cuenta de que no controlarlo era mucho más divertido. Poder controlarlo no era algo muy apropiado para este juego. En Ocarina of Time podías estar en lugares que simplemente estaban o soleados o lluviosos. Esa era la forma en la que los jugadores podían controlarlo. Añadir un control de clima habría incrementado el número de variables del mundo. Es más interesante tener a Link enfrentándose a la naturaleza, no controlarla. Terminó siendo más natural y divertido.”

 

Bueno, podría haber sido un buen regalo tras completar la aventura, tener una batuta de los vientos o bien contar con una nube particular que lloviera o tronara donde le indicásemos. De cara al próximo capítulo de la serie The Legend of Zelda quién sabe lo que nos estarán preparando.

 

Fuente

Hacer Comentario