Análisis – Super One More Jump (Nintendo Switch). Saltito a saltito

Es de reconocer la cantidad de juegos indies que están ocupando el catálogo de Nintendo Switch, y la mayoría de ellos son de gran calidad. El análisis que os traemos hoy está dentro de éstos últimos. El estudio australiano SMG Studio que ya nos trajo para la híbrida de Nintendo Death Squared, esta vez nos trae Super One More Jump, un juego frenético donde los haya en el que el salto a tiempo es la clave.

 

 

Saltando, me paso el día saltando

Super One More Jump es un arcade plataformas, en el que nuestro objetivo es ir saltando de una plataforma a otra y llegar hasta el final de cada pantalla. Parece sencilla la cosa, ¿verdad? Pues hay que decir que no lo es, ya que las muertes en este juego son constantes. Nuestro personaje ha de recorrer un circuito, el cual está hecho a mano por los desarrolladores (así lo indican en la información de este juego) y sortear diferentes obstáculos hasta llegar al final.

 

Super One More Jump tiene los controles más sencillos del mundo. Sí, en este juego no tendremos problemas a la hora de memorizar movimientos, ya que solo se utiliza un botón o la pantalla táctil de nuestra Nintendo Switch para realizar los saltos. Nada más iniciar un nivel, en cuanto pulsamos un botón, nuestro personaje comienza a correr y ¡aquí comienza nuestra aventura! Hay que pulsar el botón en el momento justo para realizar el salto de una plataforma a otra. Si no se realiza el salto en el momento oportuno, nuestra muerte es inminente. Y sí, morirás muchas veces hasta que tengas el timing perfecto para pasarte la pantalla.

 

Como en todos los juegos de este tipo, la curva de dificultad va en aumento. Las primeras pantallas son bastante sencillas pero según vamos avanzando en nuestro periplo, las pantallas se hacen cada vez más complicadas. Para complicarnos la cosa, hay pantallas en las que nuestro personaje se frena, hay plataformas que se mueven, botones que nos cambian la dirección de movimiento o incluso otros que hacen que saltemos más. Y por otro lado, están los 3 diamantes existentes en cada pantalla. Éstos son opcionales de coger, pero si conseguimos un gran número, obtenemos una recompensa.

 

Algo muy característico de este juego, es que podemos cambiar a placer la estética de los circuitos gracias a los diferentes diseños hechos por los desarrolladores. Podemos poner circuitos con colores planos, con una especie de castillo medieval, con una estética kawaii o incluso como si fuese un jardín. Gracias a los diamantes que hay en cada pantalla, podemos desbloquear nuevos personajes de cada diseño, por lo que si quieres tener todos, has de conseguir todos los diamantes.

 

El aburrimiento no está presente en este juego

Es imposible que te aburras cuando juegues a Super One More Jump ya que cuenta con más de 100 niveles diferentes. A parte, un mismo nivel lo puedes jugar de cuatro maneras diferentes: modo clásico, espejo noche y rotación en el cual la pantalla se va girando. Si esto te parece poco, no te preocupes, que los chicos de SMG Studios tienen más que darnos. A parte de los niveles anteriores también existe un modo interminable siendo totalmente aleatorio en cada partida. Por otro lado está el modo circuito, en el que nuestro protagonista va en un circuito cerrado girando pero los obstáculos van cambiando. Si todavía sigues pensando que son pocos modos, no te preocupes, ya que está el modo bóveda, en el que hay 40 pantallas nuevas para dar el salto.

 

 

Super One More Jump saca todo el partido de Nintendo Switch gracias a su versatilidad y a la presencia de los Joy-Con ya que también cuenta con un modo cooperativo en el que pueden jugar hasta 4 personas. En este modo cada jugador ha de saltar en el momento justo de su color, por lo que todos los jugadores han de estar compenetrados en la partida. Por otro lado está también el modo competitivo entre dos jugadores. La pantalla se divide en modo horizontal y el objetivo es llegar al final del circuito antes que el rival. Como vemos, gracias a estos modos de juego, jugar con gente se hace muy divertido y frenético.

 

 

Los gráficos son bastante sencillos con una estética de 16 bits muy lograda. Gracias a que podemos cambiar el estilo gráfico de los circuitos, no se nos hace nada aburrido y monótono. Sin embargo la música es lo que le falla algo más al juego, ya que ésta sí que resulta bastante monótona debido a que hay pocas melodías.

 

Super One More Jump – Un salto a la diversión

Super One More Jump es de esos juegos adictivos y difíciles, que hacen que intentes pasar un nivel una y otra vez hasta que lo consigues. Pone a prueba la concentración de todo jugador, pero llegar al final de un nivel hay veces que llega a ser todo un triunfo. Gracias a su toque retro y a los distintos niveles que presenta, es un título a tener en cuenta si eres de los jugadores que le gustan los plataformas de antaño y los retos.

 

Este análisis ha sido posible gracias a una copia de Super One More Jump cedida por SMG Studios.

Super One More Jump es un arcade plataformas como los de antes, en el que nuestro objetivo es llegar al final del nivel, pero cuidado, ya que tenemos que saltar en el momento justo o si no moriremos. Es un juego frenético y adictivo donde los haya y gracias a su cantidad de niveles tenemos la diversión asegurada.
Nota de lectores0 Votos
0
PROS
Gran cantidad de niveles diferentes
Posibilidad de cambiar el aspecto de los circuitos
Existen diferentes modos de juego
CONTRAS
La música es bastante monótona
80
Más artículos
Boktai
¿Y si un juego pudiera oler tu aliento? ¡Así lo quería Hideo Kojima con Boktai: The Sun is in Your Hand!