Análisis – Outlast Bundle of Terror (Nintendo Switch). Experimentando con el miedo

Nintendo Switch cada vez cuenta con más títulos de terror en su catálogo, algo que sorprendería a cualquiera hace unos años, pero que los amantes del género agradecemos cada día más. En esta ocasión os traemos el análisis de Outlast Bundle of Terror, que incluye el título original, con su DLC llamado «Whistleblower».

 

Advertencia: este videojuego está clasificado como PEGI 18, por lo que los menores de edad no deben estar leyendo este análisis. Las personas más sensibles podrían quedar afectadas por algunas escenas violentas. 

No eres un luchador

Bajo esa premisa comenzamos a jugar, haciéndonos saber que tenemos que escondernos, huir y utilizar nuestro ingenio para sobrevivir. Outlast es un juego de terror donde encarnamos a un periodista, una persona normal y corriente sin capacidad de usar armas, que, tras recibir un correo electrónico advirtiéndole de lo que ocurría en el manicomio de Mount Massive. Con un par de pilas y cámara en mano, empezamos a indagar los sucesos y experimentos que se están haciendo con personas dentro del lugar.

 

Durante nuestra aventura encontramos diversos documentos, así como tomamos notas de lo que presenciamos, pudiendo así entender mejor los horrores de los que somos testigos… y víctimas, pues como ya hemos dicho antes, estamos ante un juego donde partimos de la base de ser personas normales y corrientes, no esperéis que todo nos salga bien como si fuera una película, porque no es así. El DLC «Whistleblower» lo protagoniza el remitente del correo con el que empezamos el juego, un trabajador del manicomio que tiene que pagar el precio de delatar a sus superiores.

 

 

Jugando con el jugador

Outlast es un juego cuya mecánica jugable se basa en el uso que le damos a nuestra cámara de video. Así, podemos utilizar su modo nocturno para ver en la oscuridad, usar el zoom para investigar zonas algo alejadas o ver si hay algún peligro que evitar, además de documentar nuestra vivencia. Nuestra cámara consume pilas, y si alguien creía que la batería de Nintendo Switch es escasa, que se prepare para agonizar buscando pilas en el manicomio.

 

Pasamos la mayoría del juego escondidos, midiendo nuestros pasos, huyendo… Las mecánicas son sencillas, pero la ambientación y los obstáculos que nos encontramos hacen que la jugabilidad realce la tensión creada en el jugador. Mientras exploramos y buscamos una salida, miraremos constantemente hacia atrás, o tendremos que dejar lo que estábamos haciendo para buscar refugio porque haya alguien merodeando, todos nuestras acciones y pasos suelen tener consecuencias, y casi nunca son buenas.

 

 

Una locura de ambientación

El apartado gráfico no destaca por sus gráficos realistas, sino que aprovecha sus limitaciones para jugar con el contraste entre luz y oscuridad, realzando la ambientación del título. No podemos permitirnos el usar la visión nocturna constantemente, y el juego es consciente de ello, añadiendo más realismo a la propia esencia del mismo.

 

En el apartado sonoro nos quitamos el sombrero: tiene un buen doblaje al inglés, y aunque las melodías elegidas son simples y ambientales, no hay música constante, sino puntual. Vemos como las cuerdas y viento metal nos indican la presencia de un enemigo, o si nos ha detectado, por ejemplo. También escuchamos la respiración y jadeos del protagonista ante la desesperada situación en la que se encuentra… Hay un cúmulo de pequeños detalles sonoros utilizados con mucha cabeza que provocan que la ambientación y la tensión que provoca el título esté fuertemente ligada al buen uso que se le ha dado a este apartado.

 

 

Outlast Bundle of Terror – Un imprescindible del terror que nos ofrece Nintendo Switch

Este título es uno de los que peor nos lo hará pasar a los usuarios de Nintendo dentro de la actual oferta que hay dentro del género. Tiene todos los ingredientes que hacen posible de nuestra experiencia lo más satisfactoria posible como amantes del género, y lo más infernal posible dentro del mismo. Con una ambientación sobresaliente, una historia que engancha y que sorprende, y una jugabilidad que pone a prueba nuestros nervios en el mejor sentido, tenemos un juego muy a tener en cuenta si nos gusta pasar miedo.

 

No obstante, no todo es tan bonito, pues en la versión de Nintendo Switch nos encontramos algunas ralentizaciones puntuales, pantallas de carga que saltan si avanzamos muy deprisa por el mapeado, y otros pequeños detalles que pueden ensuciar un poco una experiencia brillante, como que si pulsamos por error el botón para cambiar las pilas, perdamos una aunque esté al máximo de batería, por lo que un descuido así puede ser mortal; o que los puzzles que haya sean ir de A hasta B, encontrar un objeto y volver para poder avanzar. Cabe destacar que la duración del título con su DLC es de unas 10 horas aproximadamente, pero nos ofrece diferentes modos de dificultad que pueden provocar que ese tiempo sea mayor, o menor.

 

Análisis realizado gracias a un código de descarga facilitado por Red Barrels.

Outlast es un gran título de terror cuyas mecánicas añaden un toque más humano al protagonista, lo que añade realismo y dramatismo a la acción.
PROS
Jugabilidad
Mecánicas
Ambientación
CONTRAS
Abuso de "screamers"
Puzzles sencillos
Ralentizaciones puntuales