Tesla vs Lovecraft Switch

Análisis – Tesla vs Lovecraft (Nintendo Switch) El electrizante genio de los grandes genios

Una de las cosas buenas de los videojuegos es que ofrecen la oportunidad de plasmar muchas de las ideas más alocadas que se nos puedan pasar por la cabeza, por ejemplo, ¿cómo de épica podría haber sido un enfrentamiento entre dos grandes genios dentro de la historia de la humanidad?, y por supuesto, para que tenga más emoción, no se trata sólo de enfrentamientos dialécticos, claro. El caso es que la prolífica compañía independiente 10Tons Ltd parece haberse hecho igual pregunta en su nuevo trabajo Tesla vs Lovecraft, al tratar sobre dos destacados personajes contemporáneos en su época, finales del siglo XIX y principios del XX, nada menos que el inventor y científico serbio Nikola Tesla y el escritor estadounidense Howard Philips Lovecraft, ciencia estricta contra locura creativa, está claro que algo chispeante puede salir de ahí. Por supuesto todo esto forma parte de una ficción, puesto que ambos talentos, el descubridor de la corriente alterna que actualmente corre por los enchufes de nuestras casas y el escritor de terror que por primera vez incluyó temas como las agresivas razas alienígenas o los viajes en el tiempo o entre dimensiones a nivel literario, no se enfrentaron en la vida real (al menos que se sepa), pero como en toda buena ficción, ¿por qué no reunir en un mismo lugar a los personajes más improbables?, como en aquella película de Miguel y William, que reunía a los escritores Cervantes y Shakespeare en una misma aventura (aunque mejor no acordarse mucho de aquel experimento).

 

Tesla vs Lovecraft Switch

 

La compañía responsable de este título es, como mencionábamos antes, 10Tons Ltd, una compañía que ya lleva a sus espaldas un amplio bagaje de juegos de los más diversos estilos, siendo su especialidad los shooters de vista aérea en los que se hace uso del doble joystick para poder desplazar al personaje y apuntar en dos direcciones diferentes al mismo tiempo. Como ejemplo de estos tenemos los recientes Jydge, Time Recoil, Neon Chrome, si bien Tesla vs Lovecraft se ubica a su vez en el subgénero de los shooters de combate masivo en arenas de combate, como aquel lejano en el tiempo Super Smash Tv del Cerebro de la Bestia, o el cercano Crimsonland, también de esta misma desarrolladora, aunque con una temática distinta, siendo el que actualmente nos ocupa de una trama más elaborada. Empecemos pues el duelo entre estos dos grandes de la Edad Contemporánea que tanto han aportado en sus respectivos campos a nuestras existencias actuales.

 

Los riesgos de la tecnología moderna

 

Nikola Tesla fue un reconocido científico e inventor de su época que principalmente descubrió las posibilidades de la corriente alterna como medio de aportar luz y energía a los hogares, además de algunas propiedades del campo magnético (razón por la cual recibe su nombre la unidad de medida de esta energía), y como de todo descubrimiento importante, son múltiples los usos buenos y malos que se puede hacer de él. Por éstos últimos es la razón por la cual, otro importante coetáneo suyo, nada menos que el célebre escritor de terror H.P. Lovecraft decide oponerse a que este, a su parecer, peligroso hallazgo vaya a continuar adelante, y por ello manda a las más horribles criaturas nacidas de su mente y llevadas a las páginas a que destrocen su laboratorio, secuestren varios inventos del pobre Tesla y los escondan por diversos lugares de la ciudad, así que nos toca hacer frente a un enorme ejército de pesadilla con tal de recobrar lo que es suyo y que, a su modo de ver, tanto puede beneficiar a la humanidad. Ésta es básicamente la trama que de trasfondo tiene este juego, una buena razón por la que tenemos que enfrentarnos a infinitas hordas de monstruos, inspirados en la poderosa imaginación de Lovecraft, en una arena de combate tras otra, una lucha por la supervivencia y por recuperar nuestros estupendos inventos basados en la energía electromagnética.

 

Tesla vs Lovecraft Switch

 

El juego se estructura en tres rutas por todo lo largo y ancho de la ciudad, cada una de ellas dividida a su vez en una serie de niveles con forma de arena de combate, en unos casos más abierta, en otros con forma de pasillos que se entrecruzan o con múltiples muros y pequeños obstáculos que están ahí para entorpecernos el movimiento cuando más atosigados estamos por los enemigos. El objetivo en cada nivel es derrotar a todos los monstruos que van apareciendo de diversos puntos mágicos, o del correspondiente jefe final que cada varias fases aparece gracias a un “alineamiento astral”, echando mano para ello de las armas que van apareciendo y de las mejoras que vamos escogiendo conforme se van desbloqueando sobre la marcha en cada nivel. Vamos siguiendo un camino marcado en el mapa de la ciudad, por lo que los niveles están disponibles conforme superamos el anterior, aunque podemos retroceder y repetir cualquiera de los anteriores, por otro lado, empezamos con una ruta y hasta que esa no está completada las siguientes no están disponibles.

 

 

Los inventos de Tesla lucen así de bien

 

Respecto al apartado visual, este juego cuenta con buenos gráficos, detallados sin ser recargados, con una ambientación tétrica bastante lograda, perfecta teniendo en cuenta que se inspira en el mundo de terror y pesadillas de Lovecraft, con criaturas inspiradas, como no podía ser de otro modo, en la rica mitología de Cthulhu, aunque al moverse con una cámara de vista vertical y con el perpetuo ajetreo de hordas detrás de ti no se aprecia mucho el detalle. Destacan los efectos eléctricos de algunas de las armas que tenemos disponibles, y el hecho de que pese a tratarse de un juego basado en combates masivos logra a la perfección que no haya confusiones entre nuestro personaje y el sinfín de NPCs en pantalla por medio de brillantes colores.

 

Tesla vs Lovecraft Switch

 

En cuanto al apartado sonoro es quizás donde anda algo más flojillo este shooter, ya que prácticamente nada más que suena una misma melodía, de tonos siniestros y agoreros muy bien logrados eso sí, para todos los niveles, con las excepciones de cuando nos enfrentamos a uno de los jefes finales o cuando activamos momentáneamente la armadura Mecha a modo de momento de invencibilidad, donde la música cambia a una versión más cañera por unos segundos. En conjunto hace que al final casi se prefiera bajarle el sonido desde las opciones para que no se nos acabe haciendo repetitiva la mencionada melodía de fondo. Respecto a los efectos sonoros, son los esperados en este tipo de juegos, sonidos de balas muy contundentes y variados gruñidos de las diversas criaturas que tenemos que liquidar, acompañan bien a la acción y a la satisfacción de ver caer a oleadas de enemigos unos tras otros.

 

 

Muévete, apunta y dispara sin parar

 

Los controles de este shooter son sencillos y en general responden bien, con el stick izquierdo nos desplazamos y con el derecho apuntamos en cualquier dirección a 360º, lo cual hay que controlar bastante bien para que ningún bicho se nos acerque más de la cuenta, con el botón ZR disparamos, con el ZL usamos las armas especiales de munición muy limitada y efectos más devastadores, con el L hacemos pequeños teletransportes para escapar de las encerronas en la dirección en la que nos estamos desplazando (o en la dirección que apuntamos si así lo elegimos en las opciones), con el A para puntuales interacciones con ciertos elementos del escenario y el Y para activar el menú de mejoras (cargadores más grandes, desplazamiento más rápido, balas más potentes, creación de dobles temporales al hacer teletransporte…) cuando éstas comienzan a estar disponibles cada X enemigos aniquilados. El juego comienza con unos primeros niveles a modo de breve tutorial donde explica cómo usar cada una de estas funciones y nos pone a prueba antes de entrar de lleno en la batalla en serio; como decíamos antes, los controles responden bien, su mecánica establece algunas limitaciones para que no lo tengamos fácil, como no poder realizar más de tres teletransportes seguidos sin tener que aguardar unos segundos o el hecho de que cada varias ráfagas las armas se tomen una mini pausa en recargar.

 

Tesla vs Lovecraft Switch

 

No obstante, sí es cierto que en algún momento puntual, cuando la pantalla se ha llenado hasta los topes de enemigos, falla el teletransporte y tarda en responder pese a pulsar el botón varias veces, aunque ha pasado en pocas ocasiones. El juego se ve bastante fluido tanto en pantalla de tele como en modo portátil, si bien es cierto que, también muy puntualmente, hay alguna ocasional mini ralentización o salto de frames cuando la pantalla anda saturada de criaturas infernales en movimiento, sobre todo en el modo portátil, eso sí, nada especialmente dramático ni frecuente o que perjudique el buen desarrollo de la partida. Un detalle apreciable es que podemos cambiar la configuración de los botones (no de los sticks) a nuestro gusto, podemos dejar activa o desactivar la vibración (sólo se siente al recibir algún golpe) o incluso podemos desactivar cualquier elemento gore (sangre y pedacitos de monstruo sobre todo), lo cual hace que pueda ser del gusto de un público más amplio. Otro aspecto curioso es que el manejo en la pantalla de mapa es en todo momento con el stick derecho para desplazarse por los diversos niveles, o la pantalla táctil para señalarlos, y el izquierdo para moverse entre los menús de lista de mejoras y objetos conseguidos y la de enemigos encontrados, es un detalle menor, pero a falta de indicaciones en la pantalla se hace un poco confuso al principio.

 

 

Recuperar una tecnología futurista lleva su tiempo

 

Los principales modos de juego de Tesla vs Lovecraft son la aventura en individual y en cooperativo para hasta 4 jugadores, en cualquiera de los casos el recorrido es el mismo y el avance compartido, siendo desde luego mucho más entretenido el segundo; las armas y mejoras que vamos consiguiendo son para cada nivel, en el sentido de que en el siguiente empezamos de nuevo de cero con el revólver inicial y seguimos desbloqueando nuevas entre las que elegir dentro de esa fase; todas las armas y mejoras desbloqueadas las podemos visualizar en un menú propio, así como los monstruos que se nos han aparecido ya en el camino. El avance se guarda por cada nivel superado, por suerte, teniendo en cuenta la creciente dificultad de cada reto, habiendo momentos en los que estamos literalmente asediados, con lo que la clave para sobrevivir es tener siempre a la vista una vía de escape entre la muchedumbre y aprovechar oportunamente la habilidad de teletransporte si no queremos perder la batalla en menos de un minuto, aún con esas no son pocas las veces que vamos a tener que repetir algunos de los niveles y emplear mucha paciencia hasta dar con las mejoras clave para superarlos.

 

Tesla vs Lovecraft Switch

 

Por todo ello, y especialmente aquellos que les guste completarlo todo a tope, entre que se completan las tres rutas, se desbloquean todas las mejoras y armamento posible y se logran alcanzar todas las estadísticas, basadas en derrotar un determinado número de ciertos enemigos, la duración de este juego se puede prolongar alrededor de unas diez a doce horas, siempre con el extra añadido del multijugador, que es una opción que lo hace muy rejugable. Hubiera estado bien la inclusión de alguna opción online, ya fuera en forma de partidas o de algún ranking con el comparar las estadísticas logradas por otros jugadores, lo cual le daría aún más juego y lo haría aún más duradero.

 

 

Tesla vs Lovecraft – Un duelo de titanes del que saltan muchas chispas

 

En conclusión, estamos ante un nuevo trabajo de 10Tons Ltd que merece bastante la pena, un arcade sencillo y contundente que pone a prueba los reflejos y la resistencia a la presión, está claro que en cuanto a Twin Joystick Shooters hay bastante donde elegir, pero esta sería una buena opción, por la originalidad de su historia (quizás hubiera pegado más un enfrentamiento entre Tesla y Edison, o entre Tesla y Marconi – guerra de patentes, ahí es nada – por motivos históricamente más exactos, pero el conflicto entre ciencia e imaginación también es interesante) como por lo bien hecha que está su mecánica basada en mejoras acumulables y sus eficaces controles. Como pedirle se le podría pedir que incluyera algo más de variedad musical, y algún modo extra como desafíos o un online para terminar de perfilarlo como una oferta más que sobresaliente, por lo demás, es un título de lo más recomendable, sobre todo para los más fans de la acción con enfrentamientos masivos.

 

Tesla vs Lovecraft Switch
Análisis realizado gracias al código cedido por 10Tons Ltd
Tesla vs Lovecraft es un Twin Stick shooter de los de supervivencia frente a un asedio continuo de enemigos, ¡pon a prueba tus reflejos y resistencia a la presión!
Nota de lectores3 Votos
50
Pros
Historia original, un enfrentamiento de grandes genios, menudo salseo
Buenos controles y efectos sonoros, dan sensación de poder y contundencia
Estupenda opción multijugador para cuatro jugadores
Contras
Muy ocasionales ralentizaciones o saltos de frames
Falta algo más de variedad musical
Algún modo extra u online hubiese sido la guinda perfecta
89