Ayuda a NextN comprando en Amazon

Análisis – Atelier Lydie and Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings (Nintendo Switch). La promesa de ser alquimistas

La posibilidad de crear todo tipo de objetos extraños… La magia de crear cosas más allá de la imaginación… La alquimia, eje principal de la serie “Atelier” desarrollada por Gust Corporation, en la que vivimos la historia de chicas cuyo gran sueño es convertirse en grandes alquimistas. El título más reciente, Atelier Lydie and Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings, está disponible en Nintendo Switch desde hace un tiempo. Y si aún no lo conocéis, os invito a que nos acompañéis en esta aventura mágica.

 

 

 

Alquimista, alquimista, enciende bien la caldera

Atelier Lydie and Suelle vienen a recordarnos una vez más cuál es el elemento que ha hecho tan popular a la serie: la alquimia. Por supuesto, es un RPG, hay combates por turnos, armas… están todos los elementos clásicos de los JRPG, pero la alquimia suele cobrar más protagonismo. Todo gira en torno a recolectar materiales y crear nuevos objetos, obtener recetas y cumplir tareas para los diversos personajes que vamos conociendo. Y aunque en este título hay dos protagonistas (Lydie y Suelle), la base sigue siendo la misma. A lo largo de la partida, tenemos que crear objetos en repetidas ocasiones, principalmente porque nos son muy útiles en los combates.

 

Nada más comenzar nuestra partida, nos encontramos con las jóvenes mellizas y la gran promesa que le hicieron a su madre: convertirse en las mejores alquimistas del reino. Desde luego, no es un sueño fácil de cumplir, pero ese será su objetivo principal a lo largo de la aventura, y es que precisamente así está estructurada la historia. Hay un sistema de ranking en el que tenemos que subir de categoría mediante un examen, y es en estos momentos donde más se desarrollan los acontecimientos principales. Aparte, veremos muchas escenas casuales en las que conocemos a más personajes y… poco más. La historia es fácil de seguir (salvo por el inconveniente de que los textos están en inglés) y estas secuencias adicionales se centran más en conversaciones del día a día o peticiones. Si bien esto no es un punto negativo, lo malo es que suelen llegar todas de golpe: tras superar cierta parte importante, te pueden surgir varias escenas que se activan automáticamente al viajar a esa zona. Y resulta un poco fastidioso tener que verlas todas para poder continuar…

 

 

¡Pero volvamos a la alquimia, que es lo que importa! A medida que progresamos en la historia, se habilitan zonas en las que podemos recolectar los materiales que necesitamos para fabricar nuestros objetos (ya sean hierbas, rocas, materiales de los monstruos…). También se desbloquean recetas para poder fabricar estos objetos, desde medicinas hasta bombas, ¡e incluso objetos especiales con los que conseguir más materiales! Pero algunas recetas están bloqueadas en un principio, y tenemos que subir nuestro nivel de alquimia fabricando otros objetos para poder crear los más complejos. Sin embargo, no basta con echar los ingredientes al caldero, sino que entran en juego muchos factores.

 

Por ejemplo, uno de los sistemas nos permite desbloquear efectos adicionales como si fuera un mini-Tetris: colocar piezas de colores en una cuadrícula. Según cada objeto, los beneficios y el color de los bloques que necesitamos para desbloquearlos diferirán. Y también se añade la opción de añadir un catalizador para que la cuadrícula tenga elementos adicionales o incluso sea de mayor tamaño. Posteriormente, se puede añadir los efectos secundarios que ya tuvieran los ingredientes originalmente al nuevo objeto creado, como mayor calidad o usos adicionales, entre otros. De esta forma, cada objeto que creemos es diferente y sus efectos (o precio si queremos venderlo) variarán, por lo que es una forma ideal de invitarnos a investigar y probar todo tipo de combinaciones.

 

 

La prueba de fuego de todo alquimista

No todo ha de centrarse en la historia, sino que hay diferentes tipos de actividades que podremos realizar. Por un lado, antes de afrontar el examen de cada rango, se habilita un listado con tareas que nos sirven para aumentar nuestra reputación y que vienen bien para mejorar nuestras habilidades. Por otro lado, podemos aceptar misiones opcionales para derrotar monstruos, recolectar materiales o fabricar objetos. Estas misiones son útiles para conseguir dinero, pero cuentan con un tiempo limitado para hacerlas. Y es que el tiempo es otro factor importante, ya que fabricar objetos o movernos por el mapa hacen que las horas pasen muy rápido, lo que es algo a tener en cuenta para estas misiones.

 

 

Sin embargo, no todo es alegría. Que no os engañen los coloridos y bellos paisajes (aunque las zonas se quedan algo cortas) que podéis recorrer ni las alegres vidas de las protagonistas y sus amigos: Atelier Lydie and Suelle no es un juego fácil, o más bien, parece que la serie en general nunca lo ha sido. Incluso en modo fácil (que lo único que parece hacer es reducir considerablemente el daño reducido) los combates pueden ser difíciles. Y con cada nueva zona que se abre, los monstruos son más duros de roer (a no ser que vayas bien preparado con bombas, “la vieja confiable”). Además, los tutoriales sirven para entender el concepto básico de las funciones, pero después cuesta avanzar. ¿Cómo logras tener un equipo mejor? ¿Cómo aprovechas al máximo el sistema de combate por parejas? Es algo que has de descubrir por ti mismo y no resulta sencillo. Por último, una de las principales novedades debía ser las “pinturas misteriosas” sobre las que gira la historia, pero al final, no son más que nuevas zonas a las que tenemos acceso. En ellas transcurren la historia, sí, pero una vez superada, son iguales que el resto.

 

Son todas esas cosas las que hacen que la serie sea popular entre sus seguidores: el encanto “kawaii” (mono en japonés), la alquimia y sus múltiples opciones, el sistema RPG algo complejo… Y, por desgracia, son esas mismas cosas las que o te encantan o te echan para atrás. Una persona que apenas ha jugado a un RPG se puede ver impactado ante la repentina curva de dificultad del juego, mientras que un experto de los RPG por turnos le puede no interesar los aspectos de la historia y los personajes… Todo ello no quiere decir que el juego sea malo, más bien al contrario: es una buena entrada dentro de la serie Atelier, pero no es un título pensando para un público amplio.

 

 

Atelier Lydie and Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings – La alquimia no está al alcance de todos

Si algo nos queda claro con Atelier Lydie and Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings es que es un gran título… para aquellos que saben lo que van a encontrar. La creación de objetos ofrece muchas opciones, y como RPG supone un buen desafío. Pero esas cosas son las que justamente pueden echar para atrás a alguien que no conozca la serie o no esté dispuesto a darle una oportunidad.

 

Atelier Lydie & Suelle Alchemists of the Mysterious Painting Nintendo Switch Boxart

Este análisis ha sido posible gracias a una copia física cedida por Koch Media

Si algo nos queda claro con Atelier Lydie and Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings es que es un gran título… para aquellos que saben lo que van a encontrar. La creación de objetos ofrece muchas opciones, y como RPG supone un buen desafío. Pero esas cosas son las que justamente pueden echar para atrás a alguien que no conozca la serie o no esté dispuesto a darle una oportunidad.
PROS
El sistema de alquimia es llamativo
Es un RPG desafiante...
Los personajes y entornos son adorables
CONTRAS
Completamente en inglés
...quizá demasiado desafiante
Demasiadas escenas innecesarias
70
Más artículos
Comparativa Switch vs Switch Lite
Nintendo Switch se actualiza a la versión 9.0.1. ¡La consola más estable del universo!