Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Light Fall, es un proyecto de Kickstarter desarrollado por Bishop Games, estudio independiente afincado en Canadá. Se trata de su primer lanzamiento y la culminación de cuatro largos años de trabajo cuya espera, podemos adelantar en este análisis, ha merecido la pena. El mundo de Numbra es un lugar extraño. Una tierra donde nunca sale el sol; una tierra de oscuridad y letargo entre sombras de la que, de alguna forma, formamos parte. Un lugar implacable donde solo sobreviven los más fuertes. Eh, no te despistes porque se refiere a nosotros. Light Fall nos necesita y para apreciar la luz tenemos que empezar a conocer la oscuridad.

 

 

Light Fall – Launch Trailer (Switch)

 

 

Nintendo Switch, un territorio indie donde Light Fall se siente como en casa

A lo largo y ancho de 2017 ha quedado clara la buena salud de la que gozan los indies en Nintendo Switch. Durante dicho periodo, casi la mitad de los títulos más descargados en la eShop europea de la híbrida eran videojuegos independientes. Ya sea por su portabilidad, o la naturaleza innovadora de la propuesta de los de Kioto, 2018 no ha hecho otra cosa más que confirmarlo, dejando claro que la nueva etapa dorada indie se juega en Nintendo Switch. Es aquí donde Light Fall destaca del resto con una versión única, cuidada, hermosa y con unos valores de producción bastante elevados.

 

No es fácil diferenciarse en un mercado tan competitivo como es el indie. No obstante, la pantalla de presentación de Light Fall, de una belleza y estilo artístico más que notable, ya anuncia lo que se nos viene encima al compás de una de las melodías más hermosas que he escuchado en mucho tiempo. Nos encontramos ante un título muy disfrutable, he aquí su rasgo diferenciador con respecto al resto de plataformas, en formato portátil. La mayoría de mis incursiones aventureras han sido nocturnas y he de decir que resulta una gozada poder disfrutarlo con los auriculares puestos cuando cae la noche. ¡Si es que el título ya nos lo deja claro!

 

 

 

Nunca la oscuridad dio tanta luz

Que dé comienzo la función. Un jovencito de silueta negra y ojos de luz, curiosa combinación para este mundo, ¿verdad? No recordamos nada de nuestro pasado o de porqué estamos ahí y solo contamos con la ayuda de Stryx, un búho con un pasado la mar de interesante. La historia de Light Fall no es demasiado compleja pero su peso narrativo sí. Como si de un relato de Poe se tratase, logra hacernos ver luz frente a tanta oscuridad, erigiéndose como nuestra particular guía. Una historia en la que nada es lo que parece o todo parece que no es nada. Por momentos, entre plataforma y plataforma, nos sentimos inmersos en una suerte de edulcorado relato de los hermanos Grimm.

 

Los reinos de Kamloops y Eternium firman una tregua de paz, sellando sus propias rivalidades, en busca de un lugar tranquilo y en mejor estado que sus actuales territorios donde poder migrar. Un grupo de colonos formado por personas de ambos reinos descubren Numbra ¿Su nuevo hogar? Quién sabe, el tiempo lo dirá…

 

 

Light Fall es un plataformas 2D de scroll lateral inspirado en títulos como Limbo, Bastión, Super Meat Boy e incluso Trine. Un título que toma prestado de aquí y allá, pero que lo hace a su manera y con un toque muy personal, logrando combinar nuevas y viejas mecánicas bajo una sublime y bella silueta artística y una historia de intriga aventurera que logra crear una experiencia ciertamente destacable que ha sido todo un placer analizar.

 

El título juega en todo momento a cuestionar términos como luz y oscuridad y logra generar en el jugador una sensación contradictoria, hecho este último que se consigue gracias a una perfecta simbiosis entre los apartados artísticos y narrativos ¿Cómo es posible que una tierra tan hermosa y otrora tranquila se haya convertido en semejante pesadilla?

 

 

 

Difícil pero no frustrante y tremendamente adictivo

No es fácil crear un juego de plataformas que logre el equilibrio perfecto entre desafío y frustración, y no son muchos los títulos que lo consiguen. En el caso de Light Fall nos encontramos con una curva de dificultad que cumple pero que en ocasiones puntuales no parece estar bien medida. No se trata de un juego ni mucho menos frustrarte pero cuenta con varios puntos concretos, tanto al principio como sobre todo al final de la aventura, donde la desesperación puede llegar a hacer acto de presencia. No obstante, son los menos, ya que por norma general abunda mucho más la sensación de desafío y el afán de superación que esta singular aventura despierta en nosotros.

 

Adentrándonos en terreno jugable, he de decir que controlar a Nox y sus habilidades es algo que resulta sencillo, fluido e intuitivo. Correr, escalar paredes y un cubo, conocido como Núcleo Oscuro, que aparece bajo nuestros pies cuando más lo necesitamos. Este artefacto antiguo se erige como el aspecto más interesante del juego, permitiéndonos surfear, a través de Numbra, creando plataformas bajo nuestros pies. Dominar el Núcleo Oscuro requiere paciencia, pero pronto comprendemos que su aprendizaje resulta fundamental si queremos superar todos los obstáculos que este oscuro mundo deja a nuestro paso. Sabemos donde estamos y dónde queremos llegar, disponemos de las herramientas y adquirimos rápido los conocimientos para hacerlo. Otra cosa bien distinta es llegar a dominar unos controles, que si bien se presentan como accesibles e ideales para poder apreciar la belleza de los paisajes a nuestro paso por Numbra, tienen su miga si queremos llegar a dominarlos.

 

 

 

La velocidad juega un papel fundamental en el transcurso de la aventura, ya que en función de nuestro ritmo de partida y de la celeridad con la que avanzamos, tenemos que medir de una forma u otra nuestros pasos. En nuestra mano está saber utilizar, en función de cada momento, un ritmo más pausado o apresurado. Quizás en grandes espacios es recomendable sacar nuestro lado correcaminos. Por el contrario, nos vamos a encontrar zonas donde la precisión milimétrica requerida nos hace plantearnos la estrategia a seguir. Por otro lado, contamos con la posibilidad de colgarnos de la pared por un corto período de tiempo y rebotar hacia el otro extremo, ayudando de esta forma durante la escalada y convirtiendo a nuestro entorno en una herramienta muy a tener en cuenta.

 

 

Disfrutando a la velocidad de la luz

Light Fall no es un título largo, pudiendo ser completado en unas 3 horas. Si bien es cierto que, el tramo final de nuestras andanzas puede hacer que esta cifra aumente de forma considerable, no por la propia extensión del mapeado sino por su dificultad y la excesiva distancia entre puntos de guardado. Por contrapartida, estamos ante un juego rejugable. Durante el trascurso de la aventura existen algunos coleccionables, como las piezas del diario de una de los exploradores Kamloops. Además, tras completar cada nivel podemos volver a jugarlo, ya sea por placer, por recolectar los coleccionables que nos faltan o por saborear el nivel de dificultad difícil. Por último, contamos con el modo speedrun en el que otros jugadores pueden intentar superar nuestros tiempos en cada nivel.

 

El sonido es parte fundamental de Light Fall. Una pieza más que hace que todo encaje en su sitio de forma milimétrica y que logra que la inmersión sea casi total. Es cierto que no todas las melodías están al mismo nivel, pero esto queda compensado con creces con la solemnidad y belleza del resto. Toques clásicos, solemnes, árabes e incluso folk completan un apartado sonoro que, si bien no resulta muy variado en cuanto a número de piezas, queda rematado de forma magistral por las narraciones de nuestro compañero y especie de búho cascarrabias Stryx, interpretado por el actor Tim Simmons, cuya voz atesora a sus espaldas juegos como Torchlight, Neverwinter y Heroes of Newerth.

 

 

 

Un título imprescINDIEble para los amantes del género

Alguien dijo una vez que necesitamos luz para desentrañar la oscuridad, también la propia y estaba en lo cierto. No hay oscuridad sin luz y esta pequeña joya indie lo tiene claro. Light Fall es un título de plataformas que va a hacer las delicias de los amantes del género. Un juego que si bien se antoja algo corto y cuenta con tramos de aventura con una curva de dificultad poco ajustada compensa con un apartado artístico, sonoro y jugable digno de ser disfrutado ¡Apaga la luz y adéntrate en la noche eterna de esta extraña pero a la vez bella tierra!

 

 

Análisis realizado gracias a un código de descarga facilitado por Bishop Games

 

Análisis – Light Fall (Nintendo Switch). Un plataformas que brilla con oscuridad propia
Bishop Games ha creado con Light Fall un hermoso mundo de criaturas míticas, enemigos peculiares, saltos imposibles y dioses indomables en donde la luz parece brillar por su ausencia. 
PROS
  • Un acabado artístico que destaca en lo audiovisual
  • Mecánicas atractivas
  • Desafiante y adictivo
CONTRAS
  • Escasa duración
  • Curva de dificultad que se dispara en momentos puntuales
  • Potencial desaprovechado
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Una Respuesta

Hacer Comentario