Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

10 de diciembre del año 1993, la legendaria Squaresoft campaba por aquel entonces a sus anchas y la magia de los JRPG brillaba por todo lo alto. Dicha compañía gozaba de muy buena reputación y no era para menos, después de llevar a sus espaldas joyas como Chrono Trigger o Secret of Mana, raro sería que no hubiera sido así. Pues bien, en el día de hoy analizamos una de sus creaciones, la cual atravesó el territorio de los smartphones en 2016 y hace poco llegó a las consolas de última generación con nuevo contenido que ofrecer respecto al lanzamiento original, el juego es… Romancing SaGa 2.

 

A pesar de su antigüedad, es probable que este título no le suene a muchos. Gran parte de la culpa, la tiene que antaño no llegara a salir de Japón y que, por ende, lo tuviera muy difícil para poder labrarse un nombre en Europa o en América como lo hizo Final Fantasy. Esto no significa que sus ventas fueran malas, ni mucho menos. Logró vender más de un millón de unidades en la Super Famicom y con comentaros que su franquicia es una de las principales inspiraciones del futuro Octopath Traveler, lo decimos todo. ¿Interesa más ahora? Si es así, os informamos que está disponible en la eShop por un precio de 24,99 euros. Y si no tenéis del todo claro si vale la pena, aquí tenéis nuestra review para salir de dudas:

 

Romancing SaGa 2 – Announcement Trailer (Nintendo Switch)

 

¿Qué sucede en el Imperio de Varennes?

 

Tiempo atrás, existió un grupo de siete poderosos héroes que salvaron al mundo de la amenaza de una innumerable cantidad de monstruos y que, sin despedirse si quiera, desapareció de la faz de la Tierra. La gente estaba agradecida por sus actos de heroísmo y en los años venideros contaron su leyenda y profetizaron que los héroes regresarían para salvar al mundo de nuevo. Y regresar, regresaron, pero no de la forma que se esperaba…

 

El pasar de los años es abono para las semillas del olvido y que llegara una época de paz y prosperidad no fue de ayuda para evitar que esas “malas hierbas” crecieran en el “campo” llamado: memoria. El sacrificio de Kzinssie, Wagnas, Dantarg, Bokhohn, Subier, Rocbouquet y Noel acabó siendo tratado como poco más que un cuento de hadas, lo que desembocó en la furia los 7. Ellos volvieron, pero en lugar de salvar al mundo como decía la profecía, se transformaron en demonios y llegaron en busca de venganza con el apoyo de ejércitos de lo que una vez fueron sus propios enemigos. La familia real del reino de Avalon y su particular sucesión imperial son la única esperanza para enfrentar esta tragedia, ¿conseguirán hacerle frente o caerán en las garras de la muerte?

 

Square Enix llamó al sistema narrativo de esta aventura: “Freeform scenario”; lo que se traduce en que, exceptuando el comienzo, disfrutamos de un JRPG con una buena dosis de sandbox. En este videojuego, gracias a la magia hereditaria en la que profundizaremos dentro de poco, tomamos el timón de un elenco muy grande de protagonistas y nuestras acciones repercuten de manera directa en el desarrollo de la nación. Para que tengáis una idea de la libertad que ofrece Romancing SaGa 2: si así lo decidimos, el emperador es capaz de sacrificar un territorio para obtener algún tesoro que beneficie al imperio e incluso puede llegar a abdicar del trono por el bien de un romance.

 

La historia se centra en un círculo vicioso de venganza y en términos generales nos pareció decente, lo “malo”, es que llega en perfecto en inglés (lo que dificulta la comprensión de la travesía a algunas personas). Por suerte no pide un nivel exigente del lenguaje de Shakespeare, por lo que cualquiera está calificado para entender lo que sucede teniendo un buen diccionario a mano.

 

La esperanza de todos: la magia hereditaria

 

Romancing SaGa 2 es un JRPG por turnos muy desafiante, en donde la muerte permanente está muy presente y los enemigos evolucionan a nuestra par. Por medio de esto, los desarrolladores evitaron que un rato de entrenamiento le de confort en la batalla a los jugadores y bueno, empecemos a bucear en la que probablemente es la faceta más destacable de su aspecto jugable: la magia hereditaria. Cuando el emperador muere, ya sea por el avance del tiempo o en combate (si se queda sin LP), tanto sus atributos como sus habilidades son traspasadas hasta el nuevo heredero que nosotros escojamos, permitiendo así que sigamos cultivando poder para encarar adversarios cada vez más complicados. En resumen, comparte similitudes con el famoso “One for All” de Boku no Hero Academia.

 

Lo negativo de esta peculiar mecánica de sucesión, es que es un arma de doble filo. Si bien es cierto que es interesante, corta un poco el ritmo, pues provoca que muy a menudo nos tengamos que detener a farmear y buildear para poner a punto a nuestro nuevo batallón. Ni que decir tiene, que no recomendamos encariñarse de ningún guerrero, más que nada porque los veréis morir para dar paso a sus sucesores.

 

Si después de terminar la trama, queréis volver a explorarlo todo o realizar otras acciones que cambien el transcurso de la historia, tenéis el New Game + como vuestra principal arma. Gracias a este, es viable dar una segunda vuelta más liviana heredando cosas de la partida anterior. ¿Es posible retrasar la muerte de un personaje? , existe un objeto llamado Anima Draught que restaura 1 LP a aquel que lo reciba y cuando estás recorriendo un escenario, ves a los monstruos en todo momento; puedes intentar esquivarlos si lo ves oportuno. Advertimos de que el tiempo no perdona y evitar más combates de la cuenta deja al equipo en una mala posición para pelear contra los contrincantes más fuertes de Romancing SaGa 2.

 

 

Algo que no nos gustó, fue la amplia cantidad de información que no se ve con exactitud. Romancing SaGa 2 tiene 8 tipos de daño con sus respectivas defensas: Slash, Blunt, Thrust, Missile, Heat, Cold, Electric y Other, hasta ahí todo correcto. El problema está en la pantalla donde ves las estadísticas: solo te dicen la defensa de “Slash” que llevas encima. Los otros 7 tipos se reflejan con iconos sin exponer números concretos, es decir, que con X armadura el juego enseña que te da defensa contra “Cold”, pero no sabes si es mucha o poca, lo que te fuerza a buscar algún tipo de guía de armaduras para vestirte en condiciones. Por ejemplo, el “Fire Circlet” es un sombrero que otorga solo 4 puntos defensivos de “Slash”, pero te ocultan que tiene una resistencia contra “Heat” de 128 puntos (lo que lo vuelve buenísimo para afrontar determinados jefes).

 

Siguiendo el hilo de la preparación de los miembros del batallón, toca hablar de un factor importante a considerar, las formaciones. Estas pueden afectar a los stats del equipo, al orden de movimiento, a las probabilidades de que un individuo reciba un ataque, etcétera. Luego de eso están los “Glimmers“, que es básicamente la mecánica de aprendizaje de habilidades que tiene Romancing SaGa 2. Cuando alguien va a aprender una habilidad aparece una pequeña bombilla sobre su cabeza y dicha mecánica funciona de tal forma que mezcla un poco la suerte con el uso reiterado de armas y artes marciales (también hay casos en los que en lugar de una habilidad, aprenden a esquivar ciertos ataques). Por otra parte, avisamos que los diferentes roles influyen a la hora de aprender técnicas, no esperéis que verbigracia, un “Fisher” que es experto en hachas, sea la mejor opción para aprender skills de espada o arco.

 

Las habilidades consumen SP y la magia MP, debemos mencionar que la magia se ve exenta de los temas del azar y que para aprender estas hay que hacer utilizar un centro de investigación cuyo coste de construcción es de 1 millón de crowns. Tenemos 6 tipos de magia en total: fuego, agua, viento, tierra, luz y oscuridad. De estas seis, la de oscuridad no viene de serie con el centro de investigación y se tiene que desbloquear aparte. La complejidad de esta no se queda aquí: no es factible conocer magias que sean contrarias. La luz y la oscuridad, el fuego y el agua y la tierra y el viento, no son compatibles entre sí.

 

Para que un luchador consiga la capacidad de aprender un nuevo hechizo, se le debe subir el nivel del elemento del que queramos un conjuro y luego ir al centro de investigación para que se lo enseñen (tanto las armas, como las artes marciales y las magias tienen un nivel propio que asciende hasta el 50 a base del uso continuo). Si consigues un hechizo de alta categoría, también se desbloquea para los compañeros que tengan un nivel bajo de su elemento. Además existe la magia de fusión, la cual combina diferentes clases para crear mezclas con resultados muy útiles.

 

¿Logra Romancing SaGa 2 dar la talla con sus facetas artísticas o le pesan los años?

 

Tras las más de 50 horas que nos duró la aventura principal, Romancing SaGa 2 nos dejó ver tanto sus virtudes como sus carencias artísticas. Es innegable que tuvo un lavado de cara acertado que respetaba la estela que dejó el original, dando chance a que en más de una ocasión nos paráramos a observar un escenario, lo que quieras que no, animaba a realizar esa exploración que tanto fomenta el título. El problema es que, bajo nuestro punto vista, hay componentes de la renovación que no terminaron de cuajar. Las animaciones que le introdujeron a algunos enemigos le dan más dinamismo a las batallas, pero falta homogeneidad… ¿Cuál es el motivo por el que hay bosses que carecen de animación y criaturas comunes que sí tienen una? ¿Por qué dejaron a los protagonistas sin dichas animaciones? Todo esto nos dio la sensación de que el asunto de las sprites animadas se quedó a medio cocer.

 

Por otro lado está la interfaz, que todo sea dicho, bebió bastante de la versión de móviles. Ocupa demasiado espacio en pantalla para el escueto número de datos que muestra. Para ver algo tan básico como la salud restante de los personajes hay que estar pulsando un botón para salir de los menús de combate cada dos por tres. No es que sea algo como para llevarse las manos a la cabeza, pero opinamos que es un error de diseño.

 

En otro orden de cosas, hablemos de la banda sonora. La misma está compuesta por más de treinta temas musicales que soplan con ímpetu ese aire de nostalgia que tanto gusta. No es que tenga la mejor OST del mundo, pero goza de piezas que lo tienen difícil para dejar indiferente a un amante del género. “Seven Heroes Battle”, “Successive Emperors” o “Wipe Your Tears Away” son ejemplos de lo que Romancing SaGa 2 ofrece en términos sonoros.

 

No hacen falta grandes colores, para levantar grandes pasiones

 

Estamos ante un JRPG por turnos muy desafiante, que nos mantuvo enganchados de principio a fin y aun con su aspecto modesto, despertó toda nuestra curiosidad por descubrir nuevos parajes y eventos escondidos a simple vista. No nos vamos a mentir, Romancing SaGa 2 no es precisamente el título más accesible para el público menos asiduo a esta clase de videojuegos, pero si sois capaces de ver más allá de las carencias que expusimos a lo largo del análisis, encontraréis una pequeña gema para Nintendo Switch.

 

 

Hemos podido realizar este análisis gracias a una copia digital de Romancing SaGa 2 proporcionada por Koch Media.

Análisis – Romancing SaGa 2 (Nintendo Switch). ¡La magia de Squaresoft vuelve a la carga!
Romancing SaGa 2 salió originalmente a la venta en el año 1993, es un JRPG de corte clásico y dificultad elevada que fue creado por Squaresoft y adaptado a las consolas de última generación gracias a Square Enix. A pesar de sus fallas, presume de tener bondades que le vuelven una opción a tener en cuenta aun a día de hoy. Si te gusta el género, quieres un desafío y no tienes problemas con el inglés, te recomendamos que le des una oportunidad.
Pros
  • Su rejugabilidad y su de por sí larga duración, dan muchas horas de juego
  • La banda sonora es buena e inspira nostalgia por los 4 costados
  • Otorga una libertad para explorar inusual incluso a día de hoy
Contras
  • Sin novedades destacables frente a la versión de smartphones
  • La gran cantidad de información importante que oculta tras bambalinas
  • Su interfaz deja bastante que desear
73%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
74%

Hacer Comentario