Smoke and Sacrifice

Análisis – Smoke and Sacrifice (Nintendo Switch). Sumergiendo la esperanza en una espesa niebla

Cada vez son más los pequeños estudios que quieren sumarse y contribuir al mundo de los videojuegos, siendo este también el caso de Solar Sail Games, quienes debutan con Smoke and Sacrifice haciendo que los usuarios de Nintendo Switch (junto con los de Steam) tengamos la suerte de poder probar antes que en el resto de plataformas el día 31 de Mayo.

 

 

 

Un trabajo artesanal con asperezas por limar

En esta aventura encarnamos el papel de Sachi, una simple agricultora que se ve obligada a ofrecer a su hijo, Lio, como sacrificio en unos extraños rituales que se llevan a cabo en su poblado en pos de mantener la bendición del llamado «Árbol Solar». Tras descubrir que su primogénito podría seguir vivo en un extraño mundo, nuestra protagonista decide entonces armarse de valor (y con todo lo que pueda encontrar o fabricar por el camino) para así emprender un duro viaje arrasando con todo aquello que ose interponerse entre ella y su pequeño. Al igual que el título consta de dos elementos en su nombre, «Smoke and Sacrifice», podríamos decir que el juego como tal también cuenta con otros dos, pero estos son «una de cal y otra de arena». Y es que aunque el juego presente bondades en todos sus aspectos, también éstos poseen ciertas asperezas que pueden no ser del agrado de todos los jugadores.

 

Si la pieza clave en las vidas de los habitantes del mundo de Sachi es el «Árbol Solar», la evidente pieza central en un juego de exploración y supervivencia como Smoke and Sacrifice es la búsqueda de materiales para el crafteo. Durante nuestro camino debemos ir recolectando el mayor número de bienes posible, ya que éstos nos sirven para fabricar objetos y equipamiento con los que poder recolectar más fácilmente materiales y crear armas para defendernos de los enemigos que pueblan ese mundo. Este sistema posee además una mecánica de «caducidad» por la cual las armas, corazas y algunos objetos que conseguimos se van desgastando por su uso o paso del tiempo, lo cual crea una sensación de urgencia por consumirlos o repararlos y preocuparnos por su cuidado, sirviendo además como una forma de no colapsar nuestro inventario con un exceso de objetos.

 

 

Os preguntaréis qué hacemos con los objetos que no podamos guardar, ¿verdad? . El inventario que el juego nos ofrece no se nos queda corto en cuanto avanzamos un poco en la historia, por lo que debemos hacer uso de los cofres que encontremos y abramos durante la aventura para guardar el excedente. Esto implica que debemos recordar bien en cuáles de los muchos cofres repartidos por todo el mapeado hemos guardado nuestros objetos, ya que una dudosa decisión por parte del equipo ha sido hacer que éstos no tengan un inventario compartido, es decir, lo que guardes en un cofre solo estará en él, lo que puede ser incómodo a la hora de recordar exactamente cuáles o tener que volver atrás para recoger lo que necesites.

 

Ya mencionadas las armas, toca repasar brevemente el sistema de combate. Éste transcurre en tiempo real y resulta bastante sencillo, el juego posee una decente variedad de armamento –la mayoría versiones mejores del mismo tipo de arma o que añaden efectos como congelar, envenenar o quemar al enemigo– que no alteran realmente la forma de luchar más allá de las pequeñas variaciones de los combos según su clase.

 

 

 

Un mundo con vida propia

Por supuesto, el mundo en un videojuego de exploración representa la máxima atracción, y es por ello que ahora toca hablar sobre el mapa en el que transcurre el viaje de Sachi. Éste es suficientemente grande para ampliar las horas de exploración que la historia nos puede ofrecer, pudiendo abarcar de unas 10-15h a unas 20 para completarlo en su totalidad, ya depende de lo bien que se te dé explorar. Además, un punto positivo de Smoke and Sacrifice es cómo el equipo ha querido ofrecernos un mundo cohesivo, por lo que no es raro que seamos testigos de cómo algunos elementos de él interactúan entre sí, siendo estos algunos ejemplos ilustrativos: enemigos que se atacan entre ellos si se golpean accidentalmente, cómo además estos ataques pueden afectar a elementos del entorno como los arboles haciendo caer sus frutos o cómo algunos enemigos pueden incluso (u obligarles tú, por raro que suene) procrear entre ellos si se encuentran un macho o una hembra de la misma especie, produciendo una cría que mezcle características de ambos como resultado.

 

Volviendo a la composición del mapa, nos encontramos ante 4 tipos de biomas que se alternan entre ellos constantemente en pequeñas zonas: bosque, hielo, fuego y eléctrico; cada uno requiriendo de cierto equipo especial para resistir sus condiciones y proponiendo a su vez una amenaza constante para el jugador por el desgaste de éste. Si bien el mapa es de tamaño considerable y hay cierta variedad de zonas, en él nos topamos con lo que ya avanzábamos anteriormente: más allá de alguna receta nueva para fabricar objetos, el juego no ofrece mayor recompensa por explorar sus entornos, ya que éstos resultan demasiado similares entre sí visualmente y por los elementos que los componen, por lo que no da la sensación de estar visitando algo que no hayas visto ya con anterioridad.

 

 

Añadir también que mientras lo recorremos en nuestra aventura, la banda sonora da un paso atrás y se ausenta durante buena parte de ella. Durante nuestro viaje no disfrutaremos de una gran colección musical más allá de las melodías que acompañan un poco al ambiente de los poblados o zonas interactivas. Quizás esto es así para hacer más fácil la apreciación de los sonidos de la fauna que encontremos por los bosques o páramos de este mundo, pero acaba dándo la sensación de un vacío que en realidad no tiene en cuestiones de jugabilidad.

 

Hay que destacar que la gente de Solar Sail Games ha trabajado para ofrecer un juego con unos bonitos diseños dibujados a mano que le dan personalidad propia al título y lo hacen agradable a la vista. Se nota que el estudio ha puesto gran parte del esfuerzo en la representación y creación de estos diseños –complementándolos además con unos buenos efectos ambientales–, sin embargo, esto a su vez provoca que deban reutilizarse muchos modelos a la hora de disponerse en los escenarios o conformar poblados, pudiendo incluso dificultar levemente una tarea sencilla como, por ejemplo, localizar una casa concreta dentro de un pueblo en el que todas las cabañas son iguales. Sí bien ésta es una queja menor, no lo son tanto las bajadas de fps que se nos pueden presentar durante la aventura cuando varios enemigos y/o efectos confluyen en pantalla. No son algo preocupante en la mayoría de ocasiones, pero a veces pueden resultar un obstáculo si aparecen en mitad de una pelea en un título el cual se caracteriza también por lo mucho que castiga cualquier fallo del jugador en este sentido (¡prepárate a morir constantemente!).

 

Smoke and Sacrifice – Virtudes evaporadas junto al humo

En definitiva, Smoke and Sacrifice es un buen título que tristemente trae empañados gran parte de sus aspectos por pequeños problemas que se repiten con notoriedad, pero que a pesar de ellos nos ofrece unas buenas horas de exploración y desafío para el jugador que esté dispuesto a descubrir qué ocultan el mundo de Sachi y los extraños rituales que se llevan a cabo en él.

 

Smoke and Sacrifice

 

Hemos analizado Smoke and Sacrifice para Nintendo Switch gracias a una código de descarga proporcionado por Solar Sail Games

Smoke and Sacrifice es uno de esos juegos que ponen al límite tanto tu instinto de supervivencia como tu nivel de paciencia. Podrás disfrutar de una aventura extrema si te sumerges en la niebla de su oscuro mundo repleto de impurezas.
Nota de lectores1 Vota
61
PROS
Apartado gráfico bastante bonito y que le da personalidad
El sistema de crafteo es bueno, funcional y no demasiado exigente
Si buscas un juego que no te perdone fallos y sea duro contigo es un buen ejemplo, ¡acuérdate de guardar a menudo!
CONTRAS
Puede pecar de repetitivo, tanto por la estructura de misiones como por la construcción de escenarios
Ausencia en gran parte del título de una banda sonora que nos acompañe
Bajones de fps en un juego exigente y duro con el jugador
65