Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Tras el primer chispazo que representó el debut de Xpobit 2017 para el mundo del videojuego en Almería, volvemos este año a su segunda edición para disfrutar de todas las maravillas del sector gaming que rebosan en sus instalaciones. Concebido bajo el seno de la primavera, XpoBit 2018 nos ha regalado otro recuerdo para la colección, esta vez durante los transcurridos días 11, 12 y 13 de mayo. Un evento que, sin duda, nos aportó muchas experiencias y nos permitió compartir nuestro mayor hobby con el resto de la comunidad.

 

De vuelta al salón de XpoBit, conciliando la nostalgia

 

 

Aunque acogedor, el salón principal de esta feria videojueguil no dejó al margen a ningún colectivo gamer interesado en el sector. Todas las plataformas contaron con una notoria presencia desde la entrada, no sólo pudiendo encontrar todas las consolas actuales a libre disposición a lo largo del día, sino también una diversidad de máquinas recreativas y consolas retro suficientes para darle paz a los jugadores más nostálgicos. Además de esto, volvimos a encontrar rincones dedicados a la Realidad Virtual, torneos y nuevos proyectos de desarrolladores independientes, abiertos en todo momento al público.

 

 

En en sus actividades programadas también pudimos disfrutar de charlas realizadas por disintos organismos, e incluso babear un poco los pasillos al ver muchos de los periféricos y ediciones coleccionista que se encontraban expuestos en las vitrinas de la sección retro. Paralelamente a todas estas actividades y secciones, también encontramos una extensa zona de merchandising donde encontrábamos desde producos de la línea Funko Pop!, hasta creaciones artesanales de las sagas más reconocidas del mundo del videojuego.

 

 

 

Una de actividades con espectáculo

Pero XpoBit no sólo tuvo cabida para quienes quisieron pasarse a echar unas partidas o hacerse con una nueva pieza para su colección. Aprovechando el espacio del escenario, también celebró su propio concurso de cosplays con un jurado de categoria. Un concurso que además estuvo abierto para los disfraces de la talla más pequeña, contando con una sección dedicada a la categoría infantil y que invitaba a las familias a formar parte del espectáculo.

 

Así de increíble lucía el jurado del concurso de cosplayers, formado por… ¡Oh Dios mío! ¡El autocorrector ha matado a Kenny!

 

Y hasta aquí prolongamos nuestras memorias sobre XpoBit, la que una vez consiguió despertar el fervor por los eventos de videojuegos de la provincia almeriense, y la que sigue al pie del cañón para mentener viva esa llama. Un templo que, esperamos, siga abriendo sus puertas durante mucho tiempo para aseguir acogiendo a todas las familias que quieran disfrutar de un fin de semana de frikísmo y videojuegos de todas las épocas. No dejamos de preguntarnos con qué nos sorprenderán la próxima vez que nos inviten.

Hacer Comentario