Regístrate

Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Hoy analizamos West of Loathing, un curioso y divertido título que hizo su primera aparición durante el pasado Spring Nindie Showcase de hace unos meses, y que no dejará indiferente a nadie. Desarrollado por Asymmetric Publications este juego nos mete en la ¿piel? o mejor dicho en el trazo de un joven cuyo sueño es el de hacerse famoso en el lejano Oeste.

West of Loathing Announcement Trailer – Nintendo Switch

 

El bueno, el feo y el monigote

Como ya había indicado, su historia no es demasiado profunda, ya que encarnamos a un personaje cuyo principal deseo es hacerse famoso en la tierra de los vaqueros, los sheriffs y los bandoleros. Hasta ahí todo puede parecer sencillo, pero si añadimos al cóctel esqueletos, goblins, vacas poseídas y tecnología futurista conseguimos y juego realmente divertido y totalmente sorprendente. Este RPG por turnos nos ofrece la posibilidad de escoger entre tres modos de juego diferentes, siendo un luchador, un mago o un envenenador (este último no llegué a entenderlo bien). Según el tipo de personaje que eliges tus habilidades y armas son completamente diferentes y durante nuestra aventura podrás resolver los problemas con mayor o menor dificultad.

 

 

Su apartado gráfico es el más simple y minimalista que podemos encontrar, personajes que parecen dibujados mediante trazos por un niño pequeño o escenarios en 2’5D que parecen pintados a lápiz, si aparente simpleza esconde una grandiosa complejidad. Cada arma, cada accesorio y cada escenario está cuidado al más mínimo detalle, todos están muy bien diferenciados a pesar de esa gran simplicidad gráfica, quizás el pequeño tirón de orejas que se le puede dar a los diseñadores de este divertido juego es que todos los personajes tienen unos patrones muy definidos y sólo se llegan a diferenciar gracias a los accesorios que llevan, por lo que todos los humanos son iguales entre si, al igual que todos los esqueletos, las vacas diabólicas, los goblins o los fantasmas (que son como los humanos pero un poco más transparentes).

 

 

En el aspecto sonoro si que podemos poner casi un sobresaliente, el sonido de los disparos, cuando recargan las escopetas, las estampidas, el galope de tu caballo e incluso su banda sonora es sencillamente sublime. Como si el mismo Enio Morricone hubiese llegado a colaborar en este juego, cada canción que acompaña a este título da la sensación de haber sido sacada perfectamente de una película del oeste.

 

 

Por un puñado de trazos

Su jugabilidad es una de las más sencillas que se pueden encontrar en el mundo de los RPG’s, el título combina perfectamente fases de exploración e investigación con grandes y estrambóticos combates. Cada acción que ejecutamos, ya sea tirar de la cadena en un váter o luchar contra una vaca, nos da puntos de experiencia. Esta experiencia nos permite subir de nivel y aprender nuevas habilidades de interacción con el escenario o habilidades de lucha si las hemos podido aprender con anterioridad, estas habilidades de combate se aprenden leyendo libros, por lo que siempre que un libro cae en nuestras manos es muy aconsejable leerlo. Durante todo nuestro periplo contaremos con la inestimable ayuda de un compañero que nos va a facilitar mucho nuestro viaje, ya que durante nuestra aventura nos vamos a encontrar con una ingente cantidad de combates, algo que no es malo ya que son peleas rápidas y bastante entretenidas.

 

 

Bajo mi punto de vista este título posee dos grandes puntos negativos que se puede observar en West of Loathing, uno es su dificultad, o mejor dicho su escasa dificultad, ya que tras cada combate nuestro protagonista y su ayudante recobran todos sus puntos de salud, por lo que no hay ningún problema a la hora de explorar el extenso mapa que tenemos por delante. Un mapa que por cierto vamos desbloqueando según aceptamos misiones o vamos de un punto a otro. El otro punto negativo es su idioma, ya que sólo está en inglés por lo que desgraciadamente muchos de los chistes y los juegos de palabras pueden perderse para aquellos que no poseen el nivel necesario.

 

 

West of Loathing – La muerte tenía un trazo

En conclusión, este es un juego a tener en cuenta sin lugar a dudas. Con un gran sentido del humor y una sencillez que roza lo absurdo es una de esos títulos a los que hay que dar una oportunidad en la vida. La posibilidad de completar esta aventura al 100% es un verdadero reto, ya que cada opción que nos plantean pueden ser resueltas de diferentes formas haciendo que cada acción nos planteé nuevos retos y nuevas aventuras, además según los problemas que logremos resolver al finalizar este juego nos va a ofrecer diferentes resultados por lo que es muy divertido ver cómo cada pequeño problema puede llegar a desencadenar un futuro diferente, cada cual más alocado.

 

Mi recomendación es que os hagáis con este título sin dudarlo, estoy totalmente convencido que no os arrepentiréis y que disfrutaréis de cada segundo que paséis jugando a West of Loathing. ¡Desenfunda vaquero!

 

Título cedido por cortesía de Asymmetric Publications

West of Loathing es un divertido juego que nos tendrá enganchados desde el principio al fin, con un sentido de humor magistral este juego de monigotes es de lo mejor que vas a poder jugar.
Nota de lectores0 Votos0
Pros
Una historia muy divertida
Un juego diferente
Querrás realizar todas las misiones
Contras
A veces es un poco fácil
Está en inglés
Se puede hacer corto
89

Hacer Comentario